Lesbianas

Lesbianas follando duro

04-04-2014
Lesbianas follando

Lesbianas follando salvajemente

Dos preciosas mujeres se besan y acarician, están muy calientes y excitadas. Tienen ganas de sexo y disfrutan con el sexo duro. Se soban, muerden y besan sin parar. Sus pezones se van endureciendo y sus coñitos están empapados de flujo. Ahora toca disfrutar follando duro con un buen cinturón consolador. Por turnos se penetran, unas embestidas brutales mientras gimen y gritan de placer. Bien espatarradas se meten el consolador en sus coñitos y no paran de moverse hasta correrse. Este es mi sueño erótico preferido, las observo mientras dos lesbianas follan bien duro. Una rubia de pequeñas tetas naturales y una morena tetona viciosa disfrutan follando con sus dildos.

(más…)

Lesbianas cachondas follando con cinturón fálico

24-02-2014
Lesbianas disfrutan con un arnés

Lesbianas follando con cinturón

Estas dos preciosas lesbianas disfrutan follando con un cinturón fálico. La clase de baile se pone muy caliente, la profesora una morena voluptuosa de grandes tetas se come con los ojos a su nueva alumna. No tardan en comenzar los roces y caricias y pronto están las dos jóvenes desnudas morreándose y sobándose.

Están muy calientes y solas en la academia así que se lo pasan en grande follando con un cinturón con forma de polla. Por turnos se penetran y disfrutan follándose hasta correrse.

(más…)

Primera vez de dos jovencitas lesbianas

29-01-2014
Jóvencitas lesbianas follando

Dos jóvenes lesbianas se inician

Luna y Mary son dos jóvenes preciosas. Luna es castaña, voluptuosa, de generosas tetas naturales y piel blanca. Mary es pelirroja de pelo corto, tetas redonditas y delgadita. Son amigas íntimas desde el instituto y siempre se han sentido atraídas pero nunca se han acostado juntas. Hoy han quedado después de semanas sin verse y están muy excitadas.

Sentadas en la cama conversan mientras sonríen y se acarician. Caricias cómplices y roces que van humedeciendo sus coñitos y erizando sus pezones. Sólo con la mirada saben que tienen ganas de sexo hasta que un pequeño beso desata la pasión. Luna se tumba y abre su sexo húmedo, Mary introduce dos deditos en él y comienza a masturbarla suavemente mientras chupa y lame su clítoris hinchado y mojado. Luna gime y jadea de placer, cierra los ojos y aprieta con sus manos las sábanas. Por turnos disfrutan del sexo oral hasta que a punto de correrse se montan un precioso 69, las dos jóvenes lesbianas disfrutan de su primera vez, se lamen y masturban sus coños sin parar hasta conseguir un buen orgasmo.

(más…)

Dos amigas lesbianas disfrutan juntas en el baño

23-12-2013
Sexo entre mujeres en el lavabo

Amigas lesbianas van juntas al baño

Hay una eterna pregunta que nos hacemos los hombres. Y es ¿por qué las mujeres van siempre juntas al baño?. Este es un eterno misterio todavía no resuelto. Hay muchas teorías y respuestas a la cuestión de porqué van las amigas juntas al baño. Entre muchas respuestas destacan; Para poder hablar de algunos temas que no pueden hacer cuando están en público. Les hace falta retocarse y no tienen maquillaje. Se sienten protegidas entre ellas, no es lo mismo si una tía está en una discoteca vaya al baño sola que acompañada…. Estos son muchas suposiciones y posibles respuestas al misterio.

En este vídeo la respuesta queda bien clara. Dos impresionantes mujeres van juntas al baño, una rubia y una castaña, para acicalarse. Empiezan a enseñarse su ropita interior. Una le dice a la otra: “Mira mi nuevo tanguita”, la otra le enseña su nuevo sujetador y se ponen tan cachondas que acaban follando en el baño. Ahí está la cuestión de porque encima tardan tanto y es que están pegando un buen polvo.

Dos preciosas amigas lesbianas van juntas al baño y se ponen muy calientes. Comienzas con besos, roces y caricias y terminan desnudas. Sus preciosas tetas naturales y sus pezones rosados y duritos son un verdadero manjar. Comienzan a acariciarse y a lamerse sus coñitos rasurados y húmedos para acabar masturbándose con un gran consolador hasta correrse. Luego hay que vestirse y salir sonrientes y sonrojadas después de una buena corrida.

(más…)

Mi amiga me come el coño hasta que me corro

08-11-2013
Sexo oral en coños mojados

Lesbianas disfrutan del sexo oral

Mireia es una de mis mejores amigas desde la infancia. Es una preciosa rubia de pequeñas tetas naturales y pezones duros. Con quince años me confesó que era lesbiana. Ello más que alejarnos hizo que nos unieramos más. Yo soy bisexual pero siempre pensé que acabaría casada y con hijos. Pese a sentirnos muy atríadas la una por la otra no nos acostamos juntas nunca.

Hasta una tarde que quedamos para ir de compras, nos liamos luego cenando y de copas y acabamos en su casa besándonos y sobándonos sin parar. Mi amiga me comió mi coño hasta que me corrí. No necesitamos ningún consolador. Sólo con nuestras manos y labios nos dimos un buen revolcón. Nunca me había acostado con una mujer hasta esa tarde.

Fue maravilloso sentir como Mireia lamía mi sexo con su lengua caiente y húmeda mientras me metía dos dedos en mi coño y me masturbaba suavemente. No tardé en correrme, mi sexo explotó en un brutal orgasmo, mientras se contraía Mireía seguia lamiendo mi clítoris sin parar. Sabía que me estaba corriendo y aprovechó para seguir masturbándome sin parar mientras yo le pedía que no parara. No tardé en devolverle el orgasmo, estaba muy cachonda, se tumbó y abrió bien su coño para que pudiera chupárselo bien. Se corrió al instante, estaba tan excitada que al sentir mi lengua sobre su clítoris se corrió, se dejo llevar mientras gemía sin parar.

Tenía a Mireía rendida ante mí, con sus manos apretaba mi cabeza para que no dejara de lamer su sexo mientras se corría.

(más…)

Mi amiga descubre el sexo anal

14-10-2013
Mi amiga descubre el sexo anal

Mi amiga descubre el sexo anal

Con las escusa de enseñarle a mi amiga los placeres una buena enculada, la masturbo y le propongo llegar un poco más lejos en nuestra relación de amistad. Cuando mi amiga me dijo que nunca había probado a meterse un dedo en el culo mientras se masturbaba le contesté que se estaba perdiendo uno de los mayores placeres de la vida. ella avergonzada, me replicó que le daba miedo probar y me pidió que le ayudara.

Quedamos en que le próximo día que nos viésemos traerá su juguete preferido para estimularse mientras yo le descubría un mundo maravilloso lleno de gozo y placer, y así fue. El día acordado llego a mi casa con voz temblorosa y un poco retraída. Cuando le pedí que se quitara la ropa me dejo ver un precioso coñito rasurado y tuve que controlarme para no lanzarme a comérselo. Mi amiga no sabe que soy lesbiana y si era paciente ella sola me pediría que se lo comiera.

Empecé acariciarle el clítoris untando bien mis dedos en sus flujos. La tía estaría asustada pero chorreaba de lo lindo. Cuando empezó a gemir le pedí que levantara bien las piernas y mientras ponía en marcha el vibrado, con la otra mano fui tanteando el terreno y comprobé que tenia el culito muy cerrado. Le pedí de nuevo que se relajara y que respirara hondo mientras le metía el primer dedo. Los gemidos ahogaban los suspiros de tensión y escondían algún que otro quejido.

Estuvimos un buen rato hasta que le dije que había llegado la hora de que fuese ella la que se metiera un dedo en el culo. miedosa lo hizo sin que hiciera falta que la forzara, y ella solita se metió el segundo cuando considero que estaba preparada. Así estuvimos toda la tarde, en la que tuvo tres orgasmos. Al final, mientras se recuperaba, me confeso que ahora lo que necesitaba era sentir lo que es tener una buena polla en el culo. a lo que yo le contesté: ‘¿quien necesita una polla cuando tiene a una amiga dispuesta a cumplir todas sus fantasías sexuales?

(más…)

La juez y una presa follando en la cárcel

07-10-2013
La presa seduce a su juez

La juez follando con una presa

La nueva juez de la prisión tenía fama de dura. Había sido trasladada de la prisión de hombres debido a las numerosas quejas y vejaciones que habían recibido muchos presos. Pero desde el primer día en la prisión de mujeres había sufrido un cambio radical en su comportamiento. Las presas hablaban maravillas de la juez.

Esa mañana tenía la revisión de mi condena y no tuve muchos problemas para preparar mi defensa. Me puse sexy, escotadita y con una minifalda muy cortita. Al sentarme enfrente de la juez sus ojos brillaban de vicio y no dejaba de mirar mis piernas y escote. Yo estaba muy cachonda, la juez era una mujer morena preciosa. Pelo rizado, labios carnosos y unas enormes tetas que se salían de su camisa ajustada. Estaba tan nerviosa que no dejaba de hablar. De repente expulsó a todos de la sala, abogados, policia… excusándose en mis nervios, así podria estar más tranquila para exponer mi defensa.

Nada más cerrar la puerta se me sentó enfrente sonriendo, llevaba una minifalda negra y le podía ver todas sus braguitas. Me levanté sin dudar y comencé a seducirla. Ella se dejaba querer, mientras la besaba en la boca iba quitándole su ropa, liberé sus enormes tetas, eran muy grandes y tenía unos pezones negros grandes y duros. Mientras se los chupaba y mordía ella comenzó a gemir de placer.

No tardamos en estar las dos desnudas sobre la mesa lamiendo y penetrándonos nuestros sexos. Sacó un consolador de su mesita con el que disfrutamos. Nos masturbábamos por turnos y no paramos hasta corrernos. Ella se corrió mientras estaba a cuatro patas y la penetraba sin parar con el consolador mientras le lamía su culito.

Al terminar conseguí el tercer grado, sólo tenía que acudir por las noches a prisión y únicamente los días que ella tenía guardia nocturna. Terminé mi condena disfrutando de muchas noches de pasión con la juez.

(más…)

Follando en la entrevista de trabajo

30-09-2013
Sexo en el trabajo

Follando con la entrevistadora

Acudí muy nerviosa a una entrevista para un trabajo. La entrevistadora era una morena de unos treinta y pocos años. Era muy guapa y con una cara de viciosa increíble. La entrevista fue fenomenal, el puesto era mío. Y encima estaba muy cachonda. Intimamos bastante, ella se llamaba Lucía y por sus miradas y sonrisas supe enseguida que era lesbiana.

EL caso es que nos calentamos tanto que la entrevista terminó enseguida. Me dijo entre sonrisas que antes de firmar el contrato debía de pasar una revisión médica, le pregunté a que clínica debía ir. Me respondió que la hacía allí mismo y ella era la encargada. Me pidió sonriendo que me desvistiera la parte de arriba. Dejé mis preciosas tetas naturales al aire. Tenía los pezones en punta de la excitación. Luego me quité los pantalones y las braguitas y me quedé desnuda en el sofá. Tenía mi sexo empapado en flujos y estaba ansiosa de que Lucía me comiera todo el coño.

No tardó en tumbarse a mi lado, abrirme bien mis piernas y comenzar a lamer mi sexo mientras yo me sobaba mis tetas sin parar. Me encantaba notar su lengua caliente en mi sexo. Sus lametones me erizaban la piel y tenía el clítoris durito como una piedra mientras ella no paraba de chupar. Sacó un pequeño consolador y comenzó a masturbarme hasta que me corrí.

Luego iba a ser su turno, le comí su coño hasta que también se corrió, sus gemidos y gritos de placer me pusieron tan cachonda que volví a correrme. Me sujetaba la cabeza para que no parara de chupar su coño. No tardó en correrse con el consolador metido en su coño mientras ella se masturbaba su clítoris. Disfruté de una increíble entrevista de trabajo con sexo incluido. Ni que decir que el puesto de trabajo era mío.

La entrevistadora resultó ser una lesbiana viciosa que encima iba a ser mi jefa. Una jefa que cada día debía de pasarle mi parte de trabajo. Me esperaba siempre al finalizar mi jornada para que se lo entregara y para que pudiera follármela tranquilamente cuando ya no quedaba nadie en la oficina.
(más…)

Probando el nuevo consolador

28-09-2013
Probando el nuevo vibrador

Probando el nuevo juguetito

Es el cumpleaños de Vanessa. Cumple 22 añitos y Paula le ha preparado una sorpresa especial. Ya en casa, Paula la sorprende con un regalo especial. Un pequeño consolador rosa dentro de una cajita negra super moderna. Al abrir la sorpresa Vanessa empieza sonreir pícaramente y le dice a Paula que quiere probarlo ya.

Tumbadas en una preciosa alfombra comienzan a besarse y acariciarse.
Paula le pide a Vanessa que se tumbe y que disfrute, que hoy es su día especial y quiere hacerla gozar, mientras empieza a lamerle su coñito y a masturbarla. Vanessa cierra y los ojos y se deja querer, sus gemidos van en aumento conforme Paula chupa, lame y acaricia el coñito de Vanessa.
Vanessa también quiere probar el coñito de Paula así que empieza a besarla y acariciarla hasta conseguir llegar al sexo de Paula, su coñito está muy húmedo y sus deditos entran con facilidad en su interior.

Al final es Paula quien saca su arma secreta en forma de pequeño vibrador, lo introduce en el coñito de Vanessa y no deja de masturbarlo y lamerlo hasta conseguir que Vanessa alcanze un gran orgasmo.

Es hora de descansar y las jovencitas se tumban en la cama regalándose caricias y besos.

(más…)

Hermanas lesbianas follando una tarde en casa

16-09-2013
Hermanas lesbianas follando una tarde en casa

Hermanas lesbianas follando una tarde en casa

De cara al exterior fingen total normalidad, lo que nadie sabe es que cuando estas hermanas están solas en casa aprovechan para follar.

Son dos hermanas ejemplares, estudian, ayudan en casa, colaboran en la parroquia del barrio y salen los fines de semana con los amigos. Pero, tienen un secreto, cuando están a solas son amantes y adictas al sexo. Estas hermanas están deseando quedarse a solas en casa. Aprovechan las ausencias de sus padres en casa para disfrutar del placer de sexo que solo dos lesbianas saben proporcionarse.

Siempre han estado muy unidas, la mayor, Samanta, desde pequeña era muy protectora de su hermana menor, Sofía. En el colegio se pegó con más de un compañero y compañera por defenderle. Samanta siempre ha estado enamorada de su hermana menor y Sofía siempre ha hecho lo que la mayor le decía.

De jovencitas descubrieron que no necesitaban a nadie para disfrutar del sexo, A Sofía le encantaba que Samanta le propusiera algún juego, sabía que se ponía muy burra por ganar, pero luego era generosa y terminaba recompensándola con esas caricias en el los pezones que tanto le gustaban o lamiéndole el coño. A Samanta le encantaba ver feliz y disfrutando a su hermana menor. Sofía se sentía muy querida por su hermana y se lo demostraba complaciendo sus deseos en las fantasías más calientes de su hermana mayor.

A estas hermanas les encantaba quedarse a solas, era entonces cuando Samanta organizaba todo para terminar en el sofá con su hermana Sofía. Se quedaban viendo la tele, pero Samanta pasaba de la programación, ella se centraba en acaricias a Sofía, poco a poco la iba poniendo más caliente y empezaba a meterle mano, Sofía se ponía cada vez más caliente, tenía los pezones durísimos y estaba empezando a chorrear por el coño. Sólo era viernes noche, tenían hasta el domingo para disfrutar del placer que sabían darse antes de volver a la rutina de sus vidas en familia y en sociedad.

(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016