Desvirgando a mi novia en la primera cita



Toda las relaciones que he tenido con mujeres, que son varias a pesar de mi corta edad, se han caracterizado por se la primera vez de ellas. Y es que una vez me he divertido desvirgando a mi novia en la primera cita, suelo perder el interés y ponerme en busca de una nueva victima.

Saray ha sido la última afortunada. Una jovencita morena y delgadita. N tiene las tetas muy grandes, pero no tiene importancia. Esta tarde habíamos quedado para salir a tomar algo, sin embargo, no me ha costado mucho convencerla para que viniese a mi casa. No es la primera vez que termino desvirgando a mi novia en la primera cita. Es una situación que voy provocando, cambiando frecuente de novia. El único requisito es que mi polla sea la primera que conozca.

Una vez allí e he lanzado a besarla, y, como he visto que no ponía ningún reparo, mi mano se ha perdido por el escote de su blusa hasta conseguir arrancársela. Sus pezones se han puesto duros como escarpias cuando he chupado sus pequeñas tetitas, y cuando ha empezado a gemir he terminado de desnudarla. Al alcance de mi mano ha quedado un coñito de tacto suave que no he dudado en masturbar, mientras su aparentemente frágil cuerpo se convulsionaba de placer.

Cuando le he enseñado al polla que la iba a desvirgar, ella le ha dado su aprobación metiéndosela hasta el fondo de la garganta, haciéndome una intensa mamada que he tenido que interrumpir para no correrme antes de tiempo.

Abriéndola bien de piernas sobre el filo del sofá-cama de mi sala de estar, se la he ido metiendo despacito y cuando ya estaba toda dentro he empezado a culear, hasta que el orgasmo ha sido inminente. Entonces, sacándole la polla de su interior, me he masturbado hasta terminar corriéndome sobre ella. Una muesca más en mi fusil.

Tags: , , , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016