Desvirgando el culito de una joven que gemía sin parar



Katrina es una preciosa joven morena. Alta, delgada y con unas preciosas tetas naturales. Desde que nos conocimos fue un flechazo, pura pasión. Se vino a mi casa a vivir y follamos a todas horas. Es una jovencita caliente y viciosa. Esa mañana me levante con una erección brutal, estaba ansioso por follarme a Katrina. Estaba desnuda sentada en el sofá y no le apetecía mucho que la follara. Pero no tardó en cambiar de opinión cuando le abrí bien sus piernas y comencé a comerle su coño. No tardó en mojarse, su sexo iba mojándose conforme no paraba de lamérselo. Pero esa mañana tenía preparada una sorpresa para Katrina, iba a follarle su culito y estaba cachondo pensando como iba a gozar desvirgando el culito de una joven viciosa como ella, sabía que le iba a gustar.

Después de comerle bien su coño, me monté encima de ella, con sus piernas en mis hombros y bien espatarrada se la metí toda entera. La follaba duro y sin parar. Ella gemía de placer y mis embestidas cada vez eran más duras. Mi gran polla entraba toda en su coño estrecho y era una maravilla sentir el roce de su sexo con mi polla.

Se montó encima de mí para seguir follando, estaba muy cachonda y tenía ganas de follar. Cabalgaba encima de mí desesperada. Cuando pude observar a mi hermana escondida masturbándose mientras nos espiaba.

La puse a cuatro patas para lamerle su culito preparándolo para recibir una buena follada, ella lo sabía y me pedía que le follara su culito, así que comencé penetrándola suavemente. Disfruté follando por primera vez el culito de una joven que gritaba y gemía de placer. Primero le metí sólo la puntita, parábamos y ella me chupaba mi polla para conseguir que estuviera aún más dura, quería sentirla toda bien dura dentro de su culito.

Estábamos muy cachondos, así que la puse de rodillas en el suelo para follarle bien su culo, ahora se la metía toda entera, ella no paraba de gritar de placer pidiéndome que le diera más fuerte. De repente sus gritos eran aún más fuertes, mientras se corría se tumbó en el suelo para relajarse pero yo no podía parar, estaba disfrutando con su culito virgen, desflorando el culito de una joven que gemía desesperada.

Saqué mi polla de su culito, su ano estaba dilatado y enrojecido de la follada que acababa de recibir. Me corrí en su boca mientras Katrina lamía y chupaba toda mi polla.

Tags: , , , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016