Enculada en una habitación hotel con un expatriado



Había venido a Budapest en busca de trabajo. La maldita crisis había provocado que miles de personas pusieran en practica lo que algunos políticos tienen la desfachatez de llamar movilidad exterior. Llevaba una semana dando vueltas a la ciudad por el día, y encerrado en el hotel por la noche. Me sentía solo y desamparado. Si quería algo de compañía me las tenia que ingeniar y encontrar a alguna chicha que quisiera ser enculada en una habitación de hotel por un expatriado.

Con ayuda del recepcionista del hotel, encontré una madurita que no estaba nada mal. Cuando entró en la habitación y mientras la invitaba a tomar asiento, se fue directa a preparar dos copazos de whisky. No se porque, no era la primera vez que hacia alguna visitas de estas en este hotel.

Un joven expatriado encuentra consuelo con una chica de compañía que es enculada en una habitación de hotel de la ciudad a la que ha emigrado.

Una vez bebimos, ella empezó a quitarse la ropa y cuando estuvo prácticamente desnuda, se sentó sobre la mesita del salón y se puso a masturbarse. La imagen de una rubia, vestida únicamente con unos tacones de aguja y unas medias, masturbándose solo para mis ojos, hizo que no necesitase nada más para que se me pusiera la polla como una piedra. Quité sus manos de su coñito y me puse a lamer como si de un helado se tratase. Luego fue ella la que devoró mi polla antes de dejarme ponerla a cuatro patas y probar a metérsela por su culito.

Cuando se acostumbro a tener mi polla alojada en su esfínter, se atrevió a cabalgarme tímidamente, pero a aquellas alturas yo estaba cerca del orgasmo. Y masturbándome con sus tetas no tardé en correrme y llenarle toda la boca con mi lefa.

Tags: , , , , , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016