Follando con la becaria en la oficina



Linda entró a la entrevista de trabajo nerviosa. Era para un puesto de becaria, su primer trabajo después de acabar la carrera y estaba muy nerviosa. Llevaba un precioso traje de tirantes amarillo, con un escote generoso que dejaban a la vista sus pequeñas tetas. Quería dar buena impresión a su jefe y estaba tan nerviosa que no paraba de hablar. El jefe era un hombre de mediana edad guapísimo y al verlo se puso aun más nerviosa y excitada.

De repente a mitad conversación, el jefe le ordenó si podía quitarse el traje que quería asegurarse que su nueva contratación era una preciosa joven. Dudó un poco pero estaba ansiosa por conseguir el trabajo y tan cachonda que dejó caer su vestidito al suelo y se sentó en el sofá sólo con un precioso tanga blanco. Tenía sus pezones duros por la excitación y su sexo mojado. Comenzó a acariciarse sus pechos y a masturbarse mientras su jefe la observaba muy excitado.

Se acercó y sentado a su lado le abrió bien su sexo y comenzó a lamerlo sin parar, la joven gemía y jadeaba a cada lenguetazo que recibía en su clítoris que estaba a punto de estallar. El hombre tenía una brutal erección, se sacó su polla del pantalón mientras Linda se afanaba por acariciársela y llevársela a su boca. Una enorme polla dura, tenía la puntita llena de semen. Se la tragó toda entera y le hizo una buena mamada a su nuevo jefe. La entrevista iba de maravilla y los dos estaban disfrutando. Estaban muy cachondos y excitados. Linda intentaba tragarse una enorme polla, pero era imposible meterse semejante falo entero en su boca.

Subió una pierna sobre la mesa y dejo todo su sexo bien abierto, tenía ganas de sentir esa enorme polla dentro de su coñito, la cogió fuerte de las caderas y se la metió entera y de golpe. Comenzó a darle duro sin parar, un coñito joven y prieto y sobre todo muy mojado que era una maravilla follar. Sentir como entraba toda la polla entera mientras la joven gritaba de placer y pedía que le diera más fuerte y que no parara.

Linda no tardó en correrse, su coñito se contraía aun más y su jefe no paraba y seguía follando sin piedad su sexo hinchado, de repente sacó su polla de su coñito prieto y se la metió en su boca para que la chupara bien. Sin avisar descargó toda su corrida en la garganta de la joven que comenzó a tragar semen sin parar. La corrida era tan abundante que no pudo evitar derramar mucho semen por sus tetas mientras sonreía excitada.

Tags: , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016