Follando con mi prima



Llegó a casa una visita inesperada. Unos parientes lejanos que estaban en la ciudad de paso vinieron a saludarnos. Llegaron de buena mañana y se quedaron todo el día hasta bien entrada la tarde. Yo ni si quiera los conocía. Eran un matrimonio de la edad de mis padres con dos hijas. Una niña de 10 años y otra de 18 años. Fue está última la que me llamó la atención. Se llamaba Ruth una preciosa prima desconocida rubia con coletas. Delgadita con un culo precioso y unas tetas redondas no muy grandes. Me abrazó y me besó como si nos conocieramos toda la vida. Al abrazarme me apretaba tanto que pude sentir sus tetas sobre mi pechos. No puede evitar imaginarme follando con mi primita desconocida de 18 añitos que estaba cañón.

Soy muy buen anfitrión y quería gustar a mi primita así que me escapé unos minutos y fui a comprarle un pequeño detalle. Un regalo con el que agasajar a mi invitada. Lo guardé esperando el momento adecuado para dárselo. Mis padres y mis tíos junto con su hija pequeña decidieron salir a pasar el día al centro comercial. Pero Ruth y yo decidimos que le enseñaría la ciudad. Fuimos de compras y a algunos garitos que conocía. Lo pasamos fenomenal, al llegar a casa mis padres no habían llegado. Estábamos solos y habíamos intimado bastante. Hablando salió la conversación acerca de las novias y los novios. Ella me dijo que estaba libre y yo le comenté que acababa de romper con mi novia hacía unas semanas y que estaba muy triste. Era mentira pero sirvió para que Ruth cayera en mis brazos. Saqué su regalo y se lo entregué, a los pocos minutos aunque le costó un poco decidirse ya que estaba con el rollo de que éramos familia... tenía a Ruth toda desnuda comiéndome mi polla.

Teníamos poco tiempo hasta que llegaran mis padres pero disfrute follando con mi primita Ruth. Me hizo una mamada que nunca olvidaré. No olvidaré como se tragaba toda mi polla. Su boca y labios calientes y suaves mientras rozaba mi puntita. Se tragaba toda mi polla desde la punta hasta el fondo.

Me confesó que no era virgen pero que hacía meses que no follaba y que estaba muy salida mientras se montaba encima de mi polla y empezaba a cabalgar sobre ella. Tenía a una preciosa jovencita montada en mi polla moviéndose sin parar. Estaba a punto de correrme, no podía creer que mi prima follara tan bien. La puse sobre el sofá con su culito todo para mí. Y empecé a follarla duro, mi prima gemía sin parar pidiéndome más. La tumbé y follándola de ladito aprovechaba para acariciar sus pequeñas tetas y su clítoris. Tenía los pezones muy duros y de repente comenzó a gemir y a gritar. Me pedía que no parara que se estaba corriendo y quería sentir toda mi polla en su coñito.

Mi prima se acababa de correr y ahora era mi turno, se arrodilló y se metió mi polla en su boca mientras me masturbaba, no tardé en correrme dejando todo mi semen en su boca mientras sonreía.

Desde ese día siempre que están en la ciudad, mi prima busca un ratito para hacerme una visita. Y yo también aprovecho para pasar la tarde follando con mi prima Ruth.
Tags: , , , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016