Follando con mi vecina en la hamaca de la piscina



Vivo en un pequeño adosado con piscina compartida. Mi vecina es una morena de unos treinta años. Es delgada con unas buenas tetas naturales y muy viciosa. Cada mañana la observo desde mi ventana mientras se masturba en la hamaca. Toda desnuda comienza a acariciarse sus tetas y pezones. Luego se tumba y no para de meterse sus deditos en su coño mojado hasta correrse. Desde mi ventana escucho sus gemidos de placer y me imagino follando con mi vecina en la hamaca.

Esa mañana mientras se masturbaba escuchó un ruido. Pensándose que llegaba alguien se vistió y se tumbó en la hamaca para tomar el sol. Al poco decidí bajar para ir a la sauna. Sólo llevaba una toalla. Al pasar junto a su lado seguía disimulando, la saludé. Le dije que iba aun rato a la sauna. Pero ella estaba muy cachonda, no había podido acabar su paja y entre sonrisas tiró de mi toalla. Sabía que iba desnudo, al ver mi polla con una sonrisa me dijo que estaba muy cachonda y quería que la follara allí mismo.

Cogió mi polla y empezó a chuparla, mientras la sujetaba suavemente de la cabeza chupaba mi puntita. Sin dejar de pajearme se la metía toda en la boca y con su lengua y labios lamía sin parar. Me hizo una buena mamada hasta que la tumbé en la hamaca. Le quité su top liberando sus preciosas tetas, tenía los pezones duros y me entretuve mordiendo y chupándoselos.

Estaba ansioso por disfrutar con mi vecina, le quité sus braguitas y comencé a chupar su coño. Estaba muy mojado y caliente. Con sus piernas bien abiertas le hice una comida de coño brutal. Ella quería polla así que mientras le chupaba su coño ella se entretenía chupando mi polla.

Entre gemidos me pidió que me la follara. Quería que se la metiera bien duro y no parara hasta que se corriera. Sobre la hamaca disfrute follándola sin parar. Una follada dura y salvaje que acabó con una buena enculada. Mi vecina resultó ser una cachonda a la que le encantaba el sexo anal. Así que no me lo pensé y le dí una buena enculada a su culito prieto hasta que se corrió.

Al final terminé corriéndome en su boca mientras ella aún gemía de placer ya que seguía masturbándose después de correrse. Desde esa mañana como si fuera un ritual ella baja antes a la piscina, se acaricia y masturba un rato para luego, cuando ya está cachonda follarme sin piedad hasta correrse.

Tags: , , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016