Follando con papa el día de mi dieciocho cumpleaños



Estaba ansiosa de que llegara el día de mi dieciocho cumpleaños. Ya era mayor de edad y mi padre me prometió el regalo que yo quisiera. Me dijo que no escatimaría y que fuera lo que fuera lo cumpliría. El se pensaba en algo material y no esperaba que yo eligiera como  regalo pasar todo el día follando con mi papa.

Mi padre y yo siempre hemos tenido una relación muy abierta. Mucha confianza y yo siempre le he llamado por su nombre. Nunca le llamo papa.  Desde adolescente hemos hablado de sexo sin tapujos y mi fantasía se fue convirtiendo en una obsesión. Me mantenía virgen y contando los días en que mi padre me desvirgara.

Me había imaginado muchas veces follando con papi el día de mi dieciocho cumpleaños. Estaba en casa en sujetador y braguitas cuando llegó mi padre. Estaba cachonda y excitada, un poco antes había estado acariciándome mi sexo y lo tenía muy mojado y caliente. No dudé y le conté a mi padre mi fantasía. Le dije que ese iba a ser mi regalo de cumpleaños. Que quería que fuera él el primero en penetrar mi coño virgen. La cara de mi padre era un poema, se quedó en shock un rato.

Pero reaccionó como yo deseaba, se acercó y me besó suavemente en la boca. Comenzó a acariciarme y chupar mis tetas.  Mientras me besaba mi boca y cuello. Con mi culito en pompa, sólo llevaba un tanguita con un lacito de regalo.

Mi padre empezó a darme azotes, me decía que era una niña muy mala. Mientras me lamía mi culito y coñito. Yo estaba ansiosa por que me penetrara, por sentir su gran polla dentro de mí. Esa polla que ya había visto tantas veces mientras lo espiaba en la ducha, o follando con sus amiguitas. Estaba ansiosa por disfrutar follando con mi padre, pero antes se sacó su polla y me la acercó a la boca. Quería que se la chupara bien antes de follarme.

Cogí su gran polla aún un poco blanda y comencé a chuparla. Lamía su puntita mientras le pajeaba. Enseguida noté como se iba poniendo bien dura mientras mi padre gemía de placer. No lo dudé, lo tumbé en el sofa y me monté encima de él. Con cuidado fuí metiéndome su gran polla dentro de mi coño. Poco a poco y con cuidado me penetró. Yo estaba nerviosa y contenta había conseguido lo que quería, disfrutar follando con papi en mi primera vez.

Notaba como su polla me llenaba toda entera, su roce era muy intenso y mi coñito aprietaba bien su polla. Al principio noté un poco de dolor, pero cuando ya estaba toda dentro me volví loca. No paraba de moverme y saltar encima de él.

De repente se puso de pie, me cogí fuerte a su cuello para no caerme. Me estaba follando bien duro de pie, yo estaba completamente abierta de piernas sintiendo toda su polla que me taladraba. No podía aguantar más estaba a punto de correrme pero quería alargarlo lo máximo. Me tumbó en el sofá y me penetró mi coñito por detrás mientras me apretaba de las caderas y acariciaba mis tetas. Así follando con papa en esa postura fue cuando me vino un orgasmo brutal.

Nada parecido a tantas veces que me había corrido masturbándome, fue mucho más intenso, mi coño se contraía y mi clítoris duro estalló de placer. Yo no paraba de gritar y gemir pidiéndole que no parara de follarme.  Al final se corrió dentro de un vasito que tenía preparado para la ocasión.

Recogí toda la corrida de su polla, toda la corrida que había conseguido follando con papa y me la tragué saboreando el dulzor de su semen caliente.

Fue la primera y última vez que disfruté follando con papa. El cumplió su promesa y yo mi fantasía.

Tags: , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016