Follando duro con mi chica una tarde de verano



Me encanta pasar las calurosas tardes de verano follando salvajemente con mi novia. Desde que nos conocimos follamos a diario, es una morena viciosa. Tiene unas tetas pequeñas con pezones duros y un gran culo redondo. Lo que más me gusta de ella es su fogosidad, no le gusta que la follen suave. Le va el sexo duro y le encanta que se la meta toda entera y fuerte.

Le encanta gritar y gemir mientras recibe mis embestidas. Bien cogida de las caderas mientras le follo su culo grita y gime sin parar. A mi me encanta sus gritos y me gusta imaginarme a nuestra vecina cotilla, una madurita cincuentona, con su oreja pegada a la pared mientras follamos. Me la imagino masturbándose mientras nos espía, metiéndose los deditos en su coño y acariciandose sus enormes tetas.

Esta tarde pasada fue increíble, mi chica quería que le follara su culo. No me lo pensé y después de metérsela un rato en su coñito pase a taladrale su culito. Sus gritos eran aún mayores, quería sentir toda mi polla dura dentro de su culito.

Estaba disfrutando follando fuertemente su culito cuando sacó su consolador y se lo metió en su coñito mojado. Quería sentir todos sus agujeritos bien tapados.

Sus gritos y gemidos se escuchaban en toda la finca, hasta que se corrió. Su culito apretaba mi polla mientras se corría. Me costaba penetrarla por sus contracciones, pero no paré, seguía follando duro su culo. Ella ya no gritaba, sólo jadeaba agotada por el esfuerzo y la calor.

Nunca había probado el culito de mi chica y resultó ser una maravilla. Al final me pidió que parara, que no siguiera follando duro su culo. Quería que me corriera ya, me pidió que me corriera en su boca. Quería chuparme bien mi polla mientras descargaba toda mi corrida en su boca.

Tags: , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016