Follandola por todos sus agujeros con dos pollas negras



Llegué a casa del cine y encontré a mi chica en el sofá masturbándose. Llevaba un consolador metido en su culito mientras se acariciaba su coñito y gemía sin parar. Así nos la encontramos mi hermano y yo al abrir la puerta. No era la primera vez que habíamos compartido la novia. Pero Lisa era especial, estaba muy enamorado y no me apetecía compartirla. Pero fue su insistencia la que me hizo ceder. Estaba muy cachonda y quería dos buenas pollas negras follandola por todos sus orificios.

No tardó en ponerse manos a la obra. Ella arrodillada en medio nos bajó los pantalones y nos sacó las pollas que aun estaban morcillonas. Sus ojos brillaban de puro vicio imaginándose como iba a disfrutar con esa dos enormes pollas follándola. Comenzó a chuparlas, a dos manos lamía sin parar. Primero sólo la puntita para ir tragando más y más hasta el fondo.

Se tumbó bien espatarrada con el consolador aún metido le chupé su coñito húmedo. Estaba empapado y a rebosar de flujo. Se la metí en su coño mientras le chupaba la polla a mi hermano. Lisa me estaba poniendo muy cachondo. Era capaz de follarse dos pollas grandes a la vez y si hubieran habido más también.

Le saqué su consolador y la follé por el culo sin avisar, sus gemidos eran acallados por la polla de mi hermano que llenaba toda su boca. Estaba follandola por todos sus orificios y disfrutaba como una loca.

Pero Lisa quería más, quería tener nuestras dos pollas a la vez. Una follándole el coñito y la otra en su culo. Mientras la sujetaba de las caderas montada en mi polla por el culo, mi hermano la penetró por su coño. Dos pollas negras follandola sin parar hicieron que comenzara a gemir y gritar de placer. Sus gemidos y gritos eran una maravilla, gemía pidiendo más, quería que la folláramos duro hasta correrse.

Y no tardó en correrse, sus gritos mientras se corría hicieron que mi hermano se corriera también dejándome todo su culo y coño para mi sólo. Cogiéndola de las caderas la penetraba con fuerza, metiéndole toda mi polla en su coño y culito. Al final me corrí dentro de su culo, se lo dejé bien lleno de semen caliente mientras ella se acariciaba su culito con los dedos para llevarse toda mi corrida a su boca.

Disfrutamos de lo lindo mi hermano y yo follandola hasta correrse. Desde aquel día Lisa siempre necesita dos buenas pollas para follar.

Tags: , , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016