Follándose al joven hijo de su amiga



La amiga de mi madre me pillo haciéndome una paja. Se puso muy caliente al verme la polla y no paró hasta que me la follé. Casi nos pillan.

Aprovechando que estaba solo en casa decidí probar la técnica sexual de la que me había hablado Matías. Lo que no sabía era que Lourdes, amiga de la infancia de mi madre, estaba en la biblioteca arreglando las cortinas. Debió escucharme en la cocina y al asomarse me pilló con el pene en la mano. Cuando la descubrí no sabia donde meterme ni que hacer para disimular. Ella, que todavía me veía como un hijo, se estaba riendo por la situación, se acerco a mi y me pregunto si era muy aficionado a hacer estas cosas, añadió que ya era mayorcito y que ese pollón ya necesitaba follar. Me preguntó si tenía novia y le contesté que no. Ella me agarró la polla y me dijo que estaba muy bien, que era muy gorda, y se le hacía la boca agua por metérsela. Me dijo, mirándome a la cara, que no perdiera el tiempo con estrechas jovenzuelas.

Me bajó la bragueta, saco mi polla morcillona, se la metió en la boca y no paró de mamar hasta que me la puso como el cerrojo de un penal de dura. Entonces me indicó que quería que le jodiera el coño. Lo pasé genial dándole golpes de riñón, metiéndosela en el caliente coño que tenía. Me pregunto si me gustaba y le contesté desesperado que sí, que me volvía loco. Ella apostillo que follar con señoras mayores era como conducir un coche usado, siempre es más cómodo y placentero.

Yo no podía dejar de chupar sus blanditas tetas, me imaginaba a sus hijos mamándoselas de pequeños y me ponía más burro, las mayores que yo siempre me han puesto muy caliente. En una de las veces en las que se me salió el pene quise engañarla y metérsela por el estrecho ano, pero gritó y me dijo que parase, que no estaba preparada. Y volví a su caliente y húmeda vagina. Le dije que estaba a punto de correrme y me susurró que lo quería en la boca. La saqué y ella me dio los últimos retoques antes de descargar toda la corrida en su garganta. Me dijo que mi semen estaba muy rico.

Me limpió la polla y me dijo que ahora cuando me repusiera probaríamos por detrás pero, en ese momento escuchamos la puerta, debía ser mi madre, yo me vestí lo más rápido que pude y Lourdes recogió la ropa y se metió en la biblioteca.
Tags: , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2014