Me masturbo espiando a mi vecina mientras folla



Son las nueve de la mañana y ya estoy preparado en la terraza de mi ático. Cafe con leche, zumo y tostadas. Disfruto de un buen desayuno mientras limpio las lentes de mis binoculares. Todos los días la misma rutina. Una rutina maravillosa espiar a la vecina del edificio de enfrente. Es una delicia observarla mientras se despierta. Comienza a juguetear con su amante, besos y caricas que la van poniendo cachonda.

No sé como se llama pero conozco cada centímetro de su piel, sus pecas, sus tatuajes los tengo grabados en mi memoria. Sólo lleva un diminuto tanga blanco, retoza en la cama y se desperaza mientras su amante le chupa y lame sus preciosas tetas naturales.

No tarda en abrir sus piernas invitando a su amante a disfrutar chupando su sexo, un sexo húmedo y caliente, mientras ella se sujeta y acaricia sus pechos.

Me imagino sus gemidos y jadeos, no los escucho pero sólo imaginármelos hacen que tenga una erección brutal. Comienzo a masturbarme suavemente mientras observo a mi vecina disfrutar.

Ahora es ella la que disfruta con una buena polla. La chupa y pajea suavemente, se la mete entre sus pechos y sigue masturbándola sin parar. Esta ansiosa por sentir esa buena polla dura dentro de su coño. Se monta encima de ella y la coje con su mano para metérsela en su sexo. Cabalga suavemente, sus tetas se bambolean mientras ella no para de moverse encima de su amante.

Esta cada vez más cachonda, ahora se monta dando el culo a su amante. Es preciosa, se recoje el pelo sin parar de cabalgar, disfruta moviéndose como una loca encima de la polla dura de su amante.

Me quedo embobado viendo su maravilloso cuerpo, está a punto de correrse y yo también. Dejo de masturbarme un poco para alargar mi placer y sigo espiándolos.

Ahora está a cuatro patas, mientras su amante la sujeta de las caderas y la penetra con dureza. Se la mete toda entera sin parar mientras ella no deja de jadear.

Cuando ella se corre el acelera aún más, ella se tumba y deja su culo en pompa mientras recibe las embestidas de su amante, su coñito se contrae en un brutal orgasmo que eriza su piel.

Yo ya me he corrido, una corrida caliente resbala por mi mano mientras me pajeo sin parar. Ella aún esta recibiendo fuertes embestidas cuando de repente su amante saca la polla y la acerca a su culito, ella la coje suavemente para acariciarla mientras una buena corrida caliente se derrama en su culito.

Me limpio y acabo mi desayuno. He disfrutado espiando a mi vecina mientras folla. Ya estoy ansioso por cruzarme con ella en el supermercado o en la panadería y poder saludarla con mi mejor sonrisa matutina.

Mañana volveré a mi rutina favorita, ansioso por seguir gozando con una maravillosa mujer que disfruta del sexo con pasión.

Tags: , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016