Mi amiga me come el coño hasta que me corro



Mireia es una de mis mejores amigas desde la infancia. Es una preciosa rubia de pequeñas tetas naturales y pezones duros. Con quince años me confesó que era lesbiana. Ello más que alejarnos hizo que nos unieramos más. Yo soy bisexual pero siempre pensé que acabaría casada y con hijos. Pese a sentirnos muy atríadas la una por la otra no nos acostamos juntas nunca.

Hasta una tarde que quedamos para ir de compras, nos liamos luego cenando y de copas y acabamos en su casa besándonos y sobándonos sin parar. Mi amiga me comió mi coño hasta que me corrí. No necesitamos ningún consolador. Sólo con nuestras manos y labios nos dimos un buen revolcón. Nunca me había acostado con una mujer hasta esa tarde.

Fue maravilloso sentir como Mireia lamía mi sexo con su lengua caiente y húmeda mientras me metía dos dedos en mi coño y me masturbaba suavemente. No tardé en correrme, mi sexo explotó en un brutal orgasmo, mientras se contraía Mireía seguia lamiendo mi clítoris sin parar. Sabía que me estaba corriendo y aprovechó para seguir masturbándome sin parar mientras yo le pedía que no parara. No tardé en devolverle el orgasmo, estaba muy cachonda, se tumbó y abrió bien su coño para que pudiera chupárselo bien. Se corrió al instante, estaba tan excitada que al sentir mi lengua sobre su clítoris se corrió, se dejo llevar mientras gemía sin parar.

Tenía a Mireía rendida ante mí, con sus manos apretaba mi cabeza para que no dejara de lamer su sexo mientras se corría.

Tags: , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016