Preciosa rubia follando sensualmente



Cuando conocí a Mya nunca pensé que una preciosa rubia como ella se fijara en mí. Con su juventud y belleza podría tener a su lado a cualquier hombre. Su cara angelical y su inocencia me hacían imaginarme como sería en la cama.

Todo dulzura y sensualidad. Una dulce rubia follando como un ángel.

Aún recuerdo el primer día que nos acostamos. Fuimos a pasar un fin de semana a un hotel de montaña. En la habitación comenzó a posar. Enfrente de la ventana con una preciosa luz natural, con unas braguitas blancas transparente y un camisón a juego, sonreía y se acariciaba con picardía. Un precioso streptease con el que se fue poniendo cachonda. Cada vez tenía menos ropa, acariciándose sus pequeñas tetas naturales y su sexo por encima de las braguitas.

Mientras le hacía fotos no pude evitar una tremenda erección que no podía disimular. Ella al verme se puso aún más caliente. Seguía acariciándose sus braguitas ya empapadas por sus flujos. De repente se las quitó y dejo su sexo húmedo libre, mientras se acariciaba su clítoris y gemía de placer dejé la cámara y me acerqué a ella. Comencé a chupar su coñito mojado, su clítoris estaba duro y mojado y no podía evitar imaginar estar dentro de ella.

Arrodillada con su sexo abierto de par en par chupaba mi polla sin parar. Lamía con sus labios y lengua caliente toda mi polla y se la tragaba toda entera mientras la cogía de la cabeza. No quería que dejara de chuparla pero ella quería follar. Una preciosa rubia disfrutando con mi polla dura. Se la metí suavemente mientras ella se acariciaba su sexo sin parar.Sus gemidos y jadeos eran un placer. Notar como jadeaba según mi ritmo. Conforme mis embestidas eran más duras sus gemidos eran mayores.

No paramos de follar hasta que encima de ella con sus piernas en mis hombros la penetraba hasta el fondo. Mi polla entraba toda entera en su coño. Así acariciándose su sexo se corrió. Sus jadeos y gemidos pidiéndome que le diera más fuerte. La puse a cuatro patas y no paré de follarla bien duro hasta que me corrí. Todo mi semen caliente se derramaba por su barriga mientras los dos jadeábamos sin parar. Había disfrutado con una maravillosa rubia follando en la habitación de un bonito hotel de montaña
Tags: , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016