Seducido por una madura con ganas de follar



Nina es una mujer madura de 45 años, está buenísima. Rubia, alta de culito respingón y con unas buenas tetas operadas. La conocí porque ella fue la causa del divorcio de mis padres. Y realmente ahora entiendo lo listo que era mi padre. Estuvo liado con ella unos meses hasta que lo dejaron, mi madre se enteró y le sacó a mi padre hasta el último centavo en su divorcio.

Nina me llamó esa mañana con la excusa de que le arreglara el ordenador ya que no podía conectarse a internet, lo que no esperaba es que sus intenciones eran follarse también al hijo de su amante. Llevaba un increíble traje negro ceñido que marcaban todas sus curvas y sus enormes tetas. Estaba cachonda y muy cariñosa conmigo, me puse con su ordenador y ella se sentó en el sofá, se subió el traje, no llevaba bragas y comenzó a masturbarse. Tenía a una cuarentona buenísima espatarrada en el sofá metiéndose dos dedos en su coño haciéndose un dedo mientras se sobaba sus tetas. Me levanté como un resorte, mi polla se había puesto tiesa al momento y comencé a comerle su coño. Nina aparte de estar buenísima era una viciosa del sexo, nunca había follado con una mujer tan cañón como ella. Tenía un cuerpo increíble, estilizado, un culo precioso y unas tetas y pezones bien duras. Me sacó mi polla se la tragó entera y después de un buen rato comiéndose toda mi polla se montó encima de mí y comenzó a follarme sin piedad.

Le gustaba el sexo duro, que la follasen bien fuerte mientras no dejaba de gemir. Encima de mí la rodeé fuerte de las caderas para meterle toda mi polla bien mientras ella no paraba de moverse. Tenía todas sus tetas en mi cara y disfrutaba chupándoselas y mordiéndole suavemente sus pezones que estaban grandes y duros. Se puso a cuatro patas y mientras la embestía ella movía su culito para recibir bien mis pollazos. Disfrutamos follando bien duro y ya a punto de correrse se tumbó boca arriba, abrió sus piernas largas y se espatarró bien para que siguiera penetrándola con fuerza. era una maravilla notar como entraba toda mi polla en su coño mojado y ella gritaba de placer mientras se corría. En ese momento empecé a embestirla con fuerza y sin parar, su coñito estaba contrayéndose y apretaba cada vez más mi polla. Un roce maravilloso que hizo que no tardará en sacar mi polla y descargar toda mi corrida en su cara mientras ella jadeaba y chupaba todo mi pene para tragarse todo el semen.

Acabamos agotados en el sofá, había pegado un polvo increíble con Nina, una preciosa y viciosa madurita a la que le gustaba el sexo duro. Desde esa mañana entiendo un poco más a mi padre y reconozco que Nina debería ser una causa justificada de divorcio ante un juez y un peligro para los hombres casados.

Tags: , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016