Sexo con una veinteañera caliente



Me encanta salir a la calle y ligar con chicas jóvenes y guapas. No soy muy guapo, soy resultón y además tengo mucha labia. Para ligar hay que ser un poco descarado, atrevido y sobre todo muy divertido.

Este sábado pasado conocí a una preciosa rubia de dieciocho añitos, muy simpática y guapa. No lo dudé, la invité a merendar y a pasar la tarde por la ciudad. Lo pasamos genial y poco a poco fuimos cogiendo confianza. Se llamaba Andrea, estudiaba primero de periodismo y le encantan los animales.

Pasamos toda la tarde y casi al anochecer la invité a mi casa. Estaba casi seguro que iba a aceptar e íbamos a acabar follando en mi casa. No fallé, Andrea estaba muy excitada y había sido un flechazo desde el principio. Lo que no esperaba era que fuera tan caliente, disfruté teniendo sexo con una jovencita de pequeñas tetas y pezoncitos duros. Comenzó a chupar mi polla desesperada y luego se montó encima de mí. Me cogió mi polla dura y se la metió en en su coño mojadito.

No paraba de moverse encima de mi polla hasta que se agarró a mi cuello y me la follé de pie. Era una delicia notar como toda mi polla entraba en su coñito estrecho mientras ella se agarraba fuerte a mis hombros y gemía sin parar.

Pegué un buen polvo con una veinteañera cachonda, al final me hizo una mamada brutal hasta que me corrí en su boca.

Salimos un par de meses y follábamos a diario, pero al final lo dejamos. Aún me acuerdo de los polvos de Andrea.

Tags: , , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016