Posts Tagged ‘corrida’

Paula Shy follando suavemente

31-01-2014
Paula Shy follando suavemente

Sexo anal con Paula Shy

Paula es una guapísima joven morena de veinte años, morena de tetas naturales duras y labios carnosos. Cuerpo de infarto con muchas curvas y sobre todo mucho vicio. De caderas generosas que desembocan en un culo redondo y respingón. Es de la República Checa y lleva poco tiempo en el mundo del porno. Se llama Paula Shy y en este vídeo disfruta de una buena follada anal.

Comienza con una mamada suave, sus labios carnosos hacen las delicias de su amante mientras ella disfruta haciendo una comida de polla suave y excitante. De rodillas pajea suavemente una polla dura mientras se la lleva a la boca. Esta muy excitada y con ganas de sentir esa polla dura dentro de sexo húmedo y de su culito. Para ello se pone en la cama a cuatro patas y cierra los ojos mientras se deja follar. Goza con una polla gorda que la folla suavemente, sus gemidos y jadeos de placer son una maravilla. Pero tiene muchas ganas de sentirla dentro de su culito. Con suavidad toda la polla va entrando en su culo mientras su respiración se acelera y gime de placer. Con sus manos se abre bien sus cachetes para dejar todo su culito preparado. Siente como poco a poco la polla penetra su ano y se deja llevar. Una follada anal suave y placentera hasta que se corre. No tarda su amante en dejarse llevar y descargar toda su corrida caliente en su culito y su coño. Sin duda Paula Shy tiene potencial para triunfar en el mundo del porno.

(más…)

Sexo con una jovencita viciosa

16-11-2013
Una joven que necesitaba una buena polla

Sexo con jovencita cachonda

Conozco a Susane desde que era niña. Era mi vecina, era una niña gordita y fea. Yo soy cinco años mayor y cuando empezó el cole siempre me encargaba de llevarla y recogerla. Fueron pasando los años y Susane sufrió una increíble transformación. Cuando tenía catorce años adelgazó, y esa niña se fue convirtiendo en una adolescente preciosa. Siempre fuimos buenos amigos pero le perdí la pista cuando sus padres se trasladaron y ella fue a otro instituto.

Con 18 años y ya en la facultad Susane regresó al barrio, era una preciosa joven castaña de pelo rizado, pequeñas tetas, culito redondo y unos labios y sonrisa maravillosa. Ahí fue cuando me enamoré de ella y cuando comencé a acostarme con Susane. Nunca pensé que esa niña, se convirtiera en una preciosa mujer, joven y que disfrutaba del sexo. Una mañana me despertaron unos gemidos, venían del baño, al acercarme la vi desnuda dándose un baño mientras se masturbaba. Estaba completamente abierta de piernas sobre un espejo mientras se acariciaba su sexo. Sonriendo me dijo que no tenía agua caliente en casa y que había entrado sin despertarme para bañarse. Yo no podía quitar la vista de su precioso cuerpo. Sus piernas largas, su sexo húmedo e hinchado y su sonrisa.

Me senté en el salón esperando a que terminara, estaba muy excitado Susane era una joven cachonda y preciosa y sólo pensaba en tener sexo con ella. Susane se acababa de correr porque escuchaba sus gritos de placer desde el salón. Al salir del baño ella seguía como si nada y yo estaba conmocionado. Se me acercó semidesnuda, se tumbó en el sofá, abrió sus piernas y seguía acariciándose, tenía su clítoris hinchado y sus enormes labios vaginales estaban mojados. Comencé a comerle su coñito, ella seguía gimiendo. Susane resultó ser una joven cachonda, después de lamerle un poco su sexo, sacó mi polla y me la chupó hasta ponerla tiesa, la cogió la acercó a su sexo y me invitó a penetrarla. Era una maravilla follarla suavemente por detrás mientras la besaba y acariciaba sus pequeñas tetas de pezones duros. Su coñito estrecho apretaba mi polla y cada embestida era para morirse de placer. Sacó mi polla de su coñito, se sentó encima de ella y me masturbo rozándome con su sexo, su sexo empapado resbalaba sobre mi polla mientras me masturbaba y ella gemía de placer.

La tumbé, la abrí de pierna y comencé a follarla bien fuerte. Enseguida se corrió, mientras se corría se montó encima de mi polla y comenzó a moverse sin parar, un movimiento delicioso que hizo que me corriera en su coño dejándoselo todo lleno de semen. Fue una experiencia maravillosa tener sexo con Susane, una joven preciosa, cachonda y adicta al sexo.

(más…)

Follando en la casa de la montaña

13-09-2013
Follando en la casa de la montaña

Sexo en la casa del campo

A Jaqueline no hay nada que le guste más que pasar los fines de semana relajada en su casa campo con su chico Mark. Le encanta relajarse y sobre todo pasarse todo el finde follando sin parar.

Jaqueline es una preciosa latina, morena de pequeñas tetas, muchas curvas y sobre todo puro vicio. Le gusta calentar a su chico con un estreptease, sabe que le pone muy caliente y no tarda en darle un buen polvo.

Le encanta su enorme polla bien dura, le encanta tragársela toda y chuparla sin parar mientras observa la cara de placer de su chico. Aun así le es imposible tragarse toda su enorme aunque ella se esfuerza.

Tiene una preciosa casa en la montaña, no tienen vecinos cerca y eso es una ventaja ya que ella se deja llevar y puede gritar y gemir sin parar mientras joden bien agusto. Sobre la hamaca con el culito en pompa Mark empieza a castigarla a base de pollazos. Mientras la sujeta bien de sus caderas para que pueda notar como le mete toda su enorme polla.

Jaqueline está tan cachonda que su coñito está empapado en flujos. Es una delicia notar como Mark apenas se esfuerza para penetrarla, su coñito está tan lubricado que su polla entra con facilidad.

Pero a ella también le gusta mandar, así que se monta encima de Mark para disfrutar cabalgando sobre su polla. Se mueve sin parar arriba y abajo mientras Mark le dá palmaditas en su culo. Ella se deja caer sobre su pecho, así puede conseguir una penetración más profunda, mientras no parar de moverse siente como toda la polla de Mark le llena su coñito.

A punto de correrse Mark se monta otra vez encima, la espatarra bien para abrir su coñito y no para de darle duro hasta que ella se corre. Un buen orgasmo que la hace gritar aún más.

Mark ya no puede más saca su polla a punto de correrse y descarga todo su semen caliente sobre su barriga. Ella se afana por llevársela a la boca y chupar las últimas gotas de semen que salen de su polla.

Están agotados y acaban relajados en la piscina. Eso sí recuperan fuerzas para seguir disfrutando del fin de semana follando sin parar.

(más…)

Follando con la azafata del avión

02-09-2013
Follando con la auxiliar de vuelo

Follando con la auxiliar de vuelo

Viajo muy a menudo por cuestiones de trabajo, siempre lo hago en clase turista. Me encanta volar y sobre todo conocer a las preciosas azafatas de los aviones. Siempre vuelo con la misma compañía y poco a poco vas conociendo a esa maravilla de mujeres que tantas fantasías sexuales despiertan.

Me gustan todas las azafatas de las jovencitas a las maduritas pero sobre todo había una rubia increíble. Era preciosa, simpática y con unas grandes tetas operadas brutales. Coincíamos en muchos vuelos y sus miradas y sonrisas me ponían muy caliente. Sabía que se llamaba Cristina pero nada más

Hasta que en un vuelo por problemas de pasaje me tuvieron que reubicar en clase superior y encima sin pagar de más. Justamente la azafata que me tocó era mi azafata preferida. Sólo ibamos ella yo y otra pasajera en la zona vip. Acabé follándome a la azafata mientras la otra viajera observaba y se masturbaba sin parar.

Tenía una brutal erección cuando ella se subió las braguitas y comenzó a masturbarse con un consolador delante de mí. Sus braguitas estaban empapadas de lo cachonda que estaba. Me saqué mi polla empalmada y comenzó a chupármela sin parar. Se tragaba toda mi polla mientras jadeaba y se esforzaba por no atragantarse mientras le sujetaba la cabeza para que no parara.

Apoyada sobre una mesa subió una pierna en ella dejando todo su sexo y culito en pompa se lo chupe un poco y comencé a penetrarla sin parar. Le daba bien duro mientras gemía de placer. La sujetaba de las caderas para meterle bien toda mi polla, entraba en su coñito de maravilla.

Se sentó encima de mí y comenzó a cabalgar sobre mi polla mientras sus tetas grandes se movían. Cuando estaba a punto de correse se sentó en el sillón y bien espatarrada comencé a follarla duro sin parar. No tardó en correrse, comenzó a gemir y gritar de placer mientras se la metía sin parar. Su coñito se contraía y apretaba más, me costaba penetrarla y su roce era una delicia.

Saqué mi polla justo antes de correrme y descargué toda mi corrida en sus preciosas tetas mientras los dos jadeábamos de placer.

Estuve viajando y follando en clase vip durante casi tres meses, hasta que una preciosa auxiliar de vuelo de 18 años empezó a trabajar en la compañía, no tardé en tirarle la caña. Era una preciosa y jovencita aeromoza con ganas de aprender y sobre todo de follar.

(más…)

Enculando a mi novia por primera vez en su vida

28-08-2013
Enculando a mi novia por primera vez en su vida

Enculando a mi novia por primera vez en su vida

Cuando llegué a casa de mi novia, me tenia preparada una sorpresa con motivo de nuestro aniversario. Una cena romántica que empezaría entregándome su culito para que me lo follara.

Se había disfrazado de chacha, con un uniforme que me la puso dura solo de verlo. Mis manos tenían vida propia acariciando esos pechitos y ese culito sobre la ropa. Estaba deseoso por arrancarme y follármela allí mismo en la cocina, pero decidimos ir al dormitorio. No si antes probar el sabor de su coñito sobre el aparador del salón.

Debajo del uniforma no llevaba bragas, lo que me facilitó el acceso. Solo bastaron unos minutos masturbándola para que fuese ella la que se lanzara a comerse mi pollón. Como buena tragona, se la metió hasta el fondo de la garganta, sin provocarle ni una sola arcada. Fue entonces, cuando ya estaba bien lubricada con su saliva, cuando se la fui metiendo despacito por el culazo que tiene. Entre los gemidos se le escapó algún gritito de dolor, pero enseguida no hizo falta que me esforzara mucho para que mi polla entrase y saliese con facilidad por su esfínter.

Aquella noche, su culito por fin era mío. Pero no me resignaba a rechazar el resto de su cuerpo. Mis manos amasaron sus tetas mientras ella aguantaba la respiración con cada embestida. Hasta que al final la liberé de lo que sabia que se estaba convirtiendo en un suplicio para ella a cambio de que me hiciese una buena mamada hasta correrme en su boquita. este fue el primer polvo de nuestro aniversario, en el que la cena se enfrió en la mesa mientras la pasión ardía sobre la cama de mi novia. Su culito por fin había dejado de ser virgen. Y lo más importante es que se lo había estrenado yo.

(más…)

Follando con la hija del granjero

27-08-2013
La hija del ganadero

La hija del ganadero

La preciosa hija del granjero nos invitó esa mañana a desayunar. Siempre desayunábamos en el establo, antes de comenzar la dura jornada de trabajo. Así que aceptamos la invitación sin dudarlo. Habíamos escuchado hablar de ella. Un jovencita de 20 años rubia y con ganas de follar. Todos las granjeros de los alrededores hablaban de ella. Aprovechaba la menor ocasión que tenía para follar con sus apuestos y rudos empleados. Eso sí siempre que su padre no estuviera en la granja.

Esa mañana su padre había salido temprano a comprar maquinaria y Lulú que así se llama no quiso desaprovechar la ocasión. Entramos en su lujosa casa. Una casa pequeña sólo para ella ya que vive emancipada de sus padres. Teníamos un suculento desayuno en la mesa cuando Lulu comenzó a contornearse y acariciarse sus preciosas tetas redondas. Comenzamos a besarla y acariciarla sin parar mientras ella se dejaba querer. No tardó en tenernos sentados sobre la mesa con nuestras pollas tiesas en la boca. Chupaba y pajeaba nuestras pollas sin parar, desesperada. Tenía ganas de polla y iba a tener ración doble.

Mientras se tragaba toda la polla de mi compañero, la espatarré bien, le saqué sus braguitas y comencé a acariciar su coño. Lo tenía empapado así que no tardé en meterle toda mi polla mientras no dejaba de chupar y gemir. Luego cambiamos, la hija del granjero tenía una buena garganta, chupaba de maravilla y se tragaba toda mi polla grande y dura sin rechistar. Pero ella quería más, quería tener todos sus agujeros bien tapaditos y disfrutar con dos pollas a la vez, así que se montó encima de mi polla, se la metió toda en su culo. Gemía y gritaba de placer pero quería más.

Comenzó a cabalgar sobre mi polla, toda entera se la metía en su culito y su roce y notar como apretaba era una delicia. Ella mientras chupaba la polla de mi amigo. No nos defreaudó la jovencita, era cierto que era una verdadera cachonda salida a la que le encantaba follarse las pollas de sus empleados a pares.

Con una polla en su coñito y otra en su culo no dejaba de jadear y gritar pidiéndonos que le diéramos bien fuerte, que no paráramos de follarla. Así que la follamos sin parar, sus tetas golpeaban mi cara y ella no paraba de moverse. De repente comenzó a gritar, se estaba corriendo y casi no podía metérsela en su culito de lo que apretaba. Su culito estaba bien prieto mientras se corría, sus contracciones eran una delicia.

Exhausta aún le dió tiempo a disfrutar con nuestras pollas mientras nos corríamos en las tetas de la hija del ganadero, las pajeaba y chupaba suavemente mientras nos sacaba hasta la última gota de semen.

Disfrutamos de un agradable desayuno con la viciosa y salida hija de nuestro jefe. Se notaba que llevaba meses sin probar una buena polla y pudo disfrutar además con dos pollas que la saciaron por completo.

(más…)

Me follo a la amiga de mi madre en vacaciones

26-08-2013
Me follo a la amiga de mi madre en vacaciones

Me follo a la amiga de mi madre en vacaciones

Mi madre había invitado a Yamilei, su compañera en las clases de salsa a pasar las vacaciones con nosotros. La primera tarde que nos deja solos me follo a la amiga de mi madre.

Llevábamos días deseándolo, solo tuvimos que deshacernos de mi hermanito para que nos dejara la habitación para nosotros. La desnudé primero a ella, y enseguida empezó a masturbarse mientras yo me libraba de la poca ropa que llevaba en verano.

Me arrodille junto a la cama y saboreé su coñito latino y su culito. Ella hizo lo propio con mi polla, y esta termino de ponerse dura dentro de sus boca. Después la puse a cuatro patas para follármela. Justo cuando le metí la polla por primera vez empezó a gritar. Aquello a mi no hizo mas que ponérmela más dura y que me la follase más fuerte. Los gritos se deberían de estar escuchando en todo el vecindario, pero a nosotros nos daba igual.

Mis manos masajeaban su culazo y sus tetitas. Solo conseguí callarla comiéndole la boca. Aquella tía tenia mucho vicio, mientras me la estaba follando no podía evitar estar acariciándose el clítoris y suplicarme que le diera más duro.

Cuando se subió encima mío, sus nalgas chocaban con mis pelotas con cada embestida. Si seguía follándomela así no tardaría en correrme. Dicho y hecho. Ella me estaba sacando la lengua, indicándome donde quería recibir toda mi lefa, así que saqué la polla de su coñito y en cuestión de segundos estaba descargando mi corrida en su boca. salí de la habitación para ir un momento al baño, y cunado volví encontré la puerta cerrada y junto a los gritos de Yamilei se escuchaban los gemidos de mi hermano. Allí mismo, desnudo en mitad del pasillo, no tuve más remedio que hacerme una paja.

(más…)

Me masturbo espiando a mi vecina mientras folla

22-08-2013
Me masturbo espiando a mi vecina mientras folla

Me masturbo espiando a mi vecina mientras folla

Son las nueve de la mañana y ya estoy preparado en la terraza de mi ático. Cafe con leche, zumo y tostadas. Disfruto de un buen desayuno mientras limpio las lentes de mis binoculares. Todos los días la misma rutina. Una rutina maravillosa espiar a la vecina del edificio de enfrente. Es una delicia observarla mientras se despierta. Comienza a juguetear con su amante, besos y caricas que la van poniendo cachonda.

No sé como se llama pero conozco cada centímetro de su piel, sus pecas, sus tatuajes los tengo grabados en mi memoria. Sólo lleva un diminuto tanga blanco, retoza en la cama y se desperaza mientras su amante le chupa y lame sus preciosas tetas naturales.

No tarda en abrir sus piernas invitando a su amante a disfrutar chupando su sexo, un sexo húmedo y caliente, mientras ella se sujeta y acaricia sus pechos.

Me imagino sus gemidos y jadeos, no los escucho pero sólo imaginármelos hacen que tenga una erección brutal. Comienzo a masturbarme suavemente mientras observo a mi vecina disfrutar.

Ahora es ella la que disfruta con una buena polla. La chupa y pajea suavemente, se la mete entre sus pechos y sigue masturbándola sin parar. Esta ansiosa por sentir esa buena polla dura dentro de su coño. Se monta encima de ella y la coje con su mano para metérsela en su sexo. Cabalga suavemente, sus tetas se bambolean mientras ella no para de moverse encima de su amante.

Esta cada vez más cachonda, ahora se monta dando el culo a su amante. Es preciosa, se recoje el pelo sin parar de cabalgar, disfruta moviéndose como una loca encima de la polla dura de su amante.

Me quedo embobado viendo su maravilloso cuerpo, está a punto de correrse y yo también. Dejo de masturbarme un poco para alargar mi placer y sigo espiándolos.

Ahora está a cuatro patas, mientras su amante la sujeta de las caderas y la penetra con dureza. Se la mete toda entera sin parar mientras ella no deja de jadear.

Cuando ella se corre el acelera aún más, ella se tumba y deja su culo en pompa mientras recibe las embestidas de su amante, su coñito se contrae en un brutal orgasmo que eriza su piel.

Yo ya me he corrido, una corrida caliente resbala por mi mano mientras me pajeo sin parar. Ella aún esta recibiendo fuertes embestidas cuando de repente su amante saca la polla y la acerca a su culito, ella la coje suavemente para acariciarla mientras una buena corrida caliente se derrama en su culito.

Me limpio y acabo mi desayuno. He disfrutado espiando a mi vecina mientras folla. Ya estoy ansioso por cruzarme con ella en el supermercado o en la panadería y poder saludarla con mi mejor sonrisa matutina.

Mañana volveré a mi rutina favorita, ansioso por seguir gozando con una maravillosa mujer que disfruta del sexo con pasión.

(más…)

El relato porno de como desvirgué a mi prima una tarde de verano

21-08-2013
El relato porno de como desvirgué a mi prima

El relato porno de como desvirgué a mi prima

Este relato porno es real. Corría el verano del 96 yo tenía 19 años y todos los veranos iba a veranear al apartamento de la playa de mis tíos. Todos los veranos desde que tenía doce años hasta ese verano que fue el último. Mi prima Lorena tenía 18 años y habíamos veraneado juntos desde pequeños, nunca me había fijado en ella, sobre todo porque a esas edades sólo piensas en coches, fútbol y amigos. Pero desde los 15 años comencé a masturbarme pensando sólo en ella. Lorena era mi amor platónico. Me sabía de memoria su precioso cuerpo, había pasado tardes enteras espiándola. A todas horas, en la ducha, en su habitación. Hasta alguna vez conseguí verla como se masturbaba.

Yo era súper tímido, en cambio ella era más sueltecita, enseguida tenía amigos y muchos ligues. Le encantaba tontear y salir con sus amigas de ligue. Había tenido muchos novios pero yo sabía que perro mordedor poco ladrador. Sabía uno de sus mejores secretos, su mejor amiga Cintya me confesó una noche que iba bastante bebida que mi prima era virgen y que estaba loca por probar una buena polla, pero que ella quería que fuera algo especial. No con el primero que se cruzara.

Esa confesión me volvió loco, pasaba todos los días fantaseando con mi prima. Imaginándome lo maravilloso que sería desflorar su precioso coñito estrecho y húmedo.  Lorena es una preciosa castaña de pelo largo y rizado. Tiene un cuerpo lleno de curvas, caderas anchas con un precioso culo respingón y unos pechos redondos naturales con unos pezones pequeños.

Pasaban los días de verano. Monótonos, de la piscina a la playa, por la tarde arreglarse un poco y salir de cena y de disco. Todos los días igual hasta que una noche mi prima apareció en casa a las nueve de la mañana y borracha como una cuba. La bronca y los gritos de mis tíos se escucharon en toda la urbanización. El resultado fue que mi prima pasaría el resto de verano castigada. A partir de las 7 de la tarde no podía salir de casa. Esa fue la excusa perfecta para estrechar lazos con mi prima.

Asumí su castigo como si fuera mío y cada tarde la pasaba en casa con mi prima. Películas de vídeo, videoconsola, revistas de moda todo lo necesario para hacer más llevadero su castigo. Mi prima estaba encantada conmigo. Esa misma noche mis tíos salieron, estábamos sólos y mi prima llevaba un buen rato en su habitación encerrada. Entre sin avisar, una manía que a ella le desesperaba, y la encontré tumbada en la cama con unas braguitas rosas y la falda por la cintura. La pillé acariciándose su sexo. Me quedé parado unos segundos estaba preciosa. Me armé de valor y me senté junto a ella. Sabía que estaba cachonda y no iba a desaprovechar la ocasión.

Ella sonrió, se me acercó y me besó en la boca. Un beso corto pero intenso. Tenía un tirante caído así que aproveché para acariciarle su cuello y poco a poco bajárselo dejando su pecho al aire. Era muy suave, redondo y de tamaño perfecto para chuparlo y morderlo. Se lo chupé y lamí un poco mientras lo acariciaba. Le devolví su beso en la boca. Un beso más largo y húmedo mientras Lorena se tumbaba. Tenía sus braguitas mojadas, se las aparté y comencé a chupar y lamer su coño. Estaba mojado y caliente Lorena gemía y jadeaba sin parar mientras mi lengua jugaba con su clítoris. Le metí un dedo en su coño para seguir masturbándola mientras ella cerraba los ojos y no paraba de gemir.

Tenía una brutal erección, mi polla a punto de estallar en los calzoncillos y Lorena se dio cuenta. Mientras me besaba acariciaba mi paquete, no tardó en sacármela y llevársela a su boca. Mi prima era virgen, su coñito todavía no había sido penetrado pero ella no era la primera vez que chupaba una polla. Me hizo una mamada increíble. Le pedí que parara que si seguía así me iba a correr, sonriendo se montó encima de mí y se llevó mi polla a su coño. Me confesó que era virgen y me pidió que fuera despacio que le dejara a ella llevar el ritmo. Asentí y me tumbé para gozar, sentir como mi polla entraba en su coño virgen y estrecho era una delicia. Su roce era intenso y le costó un poco meterse mi polla.

Una vez dentro no paraba de cabalgar encima de mí, jadeaba sin parar. No se había quitado ni el tanguita, sólo se lo había apartado lo justo para follarme. Nos fuimos animando poco a poco. Se puso a cuatro patas y cogiéndola de las caderas la penetraba sin parar. No tardó en correrse, mientras la follaba con sus piernas en mis hombros bien espatarrada comenzó a gemir y gritar. Me pedía que siguiera que se estaba corriendo, que no parara que quería sentir toda mi polla en su coñito estrecho mientras se contraía.

La saqué y me corrí en su barriga, con mi polla borboteando aún semen se la llevo a su boca para chupar y tragar todo mi semen caliente.  En ese momento escuchamos la puertas. Eran mis tíos nos vestimos corriendo y nos pusimos a ver la tele.

Fue una maravillosa tarde de verano en la que mi prima probó una polla por primera vez. Pasamos el resto del castigo follando sin parar.

(más…)

Follándome a mi hija en las vacaciones de verano

20-08-2013
Follándome a mi hija en las vacaciones de verano

Follándome a mi hija en las vacaciones de verano

Mi mujer y yo habíamos acordado que nuestra hija se quedaría todo el verano en la ciudad conmigo, mientras ella se marchaba a la costa con su familia. Pues, yo tenia que trabajar, y ella había suspendido todas las asignaturas. Nuestra hija no ha sacado la inteligencia de su madre, pero si que ha heredado toda su belleza, y puede que incluso la supere.

Lo que ocurrió la otra tarde no me hace sentirme orgulloso, pero fue inevitable. Mi hija estaba en su habitación estudiando para los exámenes de septiembre. Cuando pasé por la puerta la escucha maldecir, y en un tono paternal decidí animarla un poco. Pero en el momento que mi mano se posó sobre su espalda algo debió nublar la vista. Con la escusa de facilitarle la compresión de la lección, le pedí que cerrara los ojos que le iba a enseñar algo que le facilitaría el trabajo.

Entonces, me desabroche los pantalones. Saqué mi polla de los cayumbos y puse mis testículos delante de su cara. Cuando le permitió abrir los ojos, una risita nerviosa me hizo notar su incomodidad. Pero en ningún momento se mostró a disgusto. Es más por iniciativa propia, se metió uno de mis testículos en la boca, y después de estar un rato lamiéndolos, se decidió a probar a hacerme una mamada.

Lo siguiente que recuerdo es, tenerla abierta de piernas sobre el sofá mientras mi lengua y mis deditos profanaban el coñito de mi hija. Cuando los gemidos se hicieron una constante, me atreví a introducirle mi polla, que estaba a reventar. Ella en ningún momento dio muestras de debilidad o arrepentimiento, pues se mostraba habilidosa a la hora de cabalgar a su padre o, lo que más me sorprendió, meterse polla a punto de reventar por el culo sin apenas dilatación.

(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016