Posts Tagged ‘desvirgar’

Desvirgado por la chacha

07-02-2014
Desvirgado por la chacha

Mi primera vez con la chacha

María tiene 52 años, la conozco desde que nací ya que es la chacha que trabaja en mi casa desde hace treinta años. Para mí es como mi madre ya que mi verdadera madre falleció cuando yo era pequeñito. Por tanto ella siempre ha sido mi figura materna.

Aún recuerdo mis primeras pajas con sólo trece años mientras la espiaba. Mi habitación era contigua a la suya y muchas noches la escuchaba gemir mientras se masturbaba, entonces aprovechaba para acercarme a la puerta entreabierta y me masturbaba mientras la veía toda espatarrada con su consolador dentro de su coño. Lo que nunca pensé es que con sólo 18 años iba a ser esa mujer madura la que me desvirgaría.

Recuerdo esa maravillosa noche con mucho cariño, llegué a casa sobre las doce de la discoteca y me la encontré en el sofá bebiéndose una de las botellas de vino más caras de mi padre. Llevaba un precioso traje negro y tenía cara de enfadada.

-Qué haces aquí tan pronto? Me pregunto al verme.
-Mañana tengo que madrugar para estudiar.

Le respondí mintiendo, no quería confesarle que acababa de romper con mi novia. Pero ella lo adivinó, sonriendo me pregunto por ella, una pregunta malévola y mi silencio me delataba.

María estaba un poco bebida, nunca la había visto contentilla y estaba muy sexy y graciosa. Sin esperarme su indirecta me preguntó:

-Por lo menos te la habrás follado antes de que te dejara.

Me ruborice y le respondí que no. Soltó una carcajada mientras me decía.

-No te preocupes a mí también me han dejado plantada esta noche, había preparado toda la cena, el traje, las velas y me llama para decirme que no venía, y aquí estoy bebiendo sola y en celo.

No reconocía a María, estaba nervioso y muy excitado. Ella controlaba la situación, me sirvió una copa mientras me acariciaba mi entrepierna.

– Aún eres virgen?

No podía creer sus preguntas, no le respondí, la cogí suavemente del cuello y la bese en la boca. Un beso casi materno, le susurré que sí que era virgen pero que esa noche iba a dejar de serlo. Mientras la besaba me quitaba la camisa. La desnudé sin parar de besarla, llevaba unas medias de encaje con tanguita y sujetador a juego.

Para tener 52 años María estaba muy bien. Culo redondo y respingón bien duro y tetas grandes y redondas con pezones duros y pequeños. Comencé a comerle su coño, estaba empapado de flujos, su clítoris ya estaba a punto de estallar y gemía como una perra en celo mientras le lamía todo su sexo. Paré y me pidió que me quitara los pantalones, se lanzó directa a mi polla que estaba tiesa como un palo, se la tragó entera, no paraba de chuparla y yo le pellizcaba sus pezones. La cogía desde la base mientras me pajeaba suavemente sin sacarla de su boca.

Le pedí por favor que parara si no quería tragarse una buena corrida, sonriendo paró, la tumbe y volví a chuparle su coño, me sujetaba de la cabeza fuerte contra su sexo, gritaba y gemía sin parar. Gritaba sin parar que quería que la follara ya, que quería sentir toda mi polla dentro de su coño mojado.

Así que la espatarré bien, le subí las piernas mientras la penetraba. Mi primera vez con mi chacha fue una maravillosa experiencia, se agarraba al cabezal de la cama mientras la follaba bien duro. Era una delicia notar como la penetraba, como toda mi polla entraba en su interior y como María disfrutaba dejándose follar. Estaba siendo desvirgado por mi chacha, una cincuentona cachonda que no tardó en correrse.

Estábamos tan excitados que no tardamos mucho en corrernos, comenzó a gritar de placer mientras se corría,su coñito se contraía y a mí cada vez me costaba más penetrarla, un roce increíble que hizo que no tardara en descargar toda mi corrida en su coño mientras le besaba y mordía su boca.

Así fue como perdí mi virginidad con mi chacha María, una cincuentona caliente y cachonda.

(más…)

Desvirgando el culito de una joven que gemía sin parar

20-08-2013
Desvirgando el culito de una joven

Desvirgando el culito de una joven

Katrina es una preciosa joven morena. Alta, delgada y con unas preciosas tetas naturales. Desde que nos conocimos fue un flechazo, pura pasión. Se vino a mi casa a vivir y follamos a todas horas. Es una jovencita caliente y viciosa. Esa mañana me levante con una erección brutal, estaba ansioso por follarme a Katrina. Estaba desnuda sentada en el sofá y no le apetecía mucho que la follara. Pero no tardó en cambiar de opinión cuando le abrí bien sus piernas y comencé a comerle su coño. No tardó en mojarse, su sexo iba mojándose conforme no paraba de lamérselo. Pero esa mañana tenía preparada una sorpresa para Katrina, iba a follarle su culito y estaba cachondo pensando como iba a gozar desvirgando el culito de una joven viciosa como ella, sabía que le iba a gustar.

Después de comerle bien su coño, me monté encima de ella, con sus piernas en mis hombros y bien espatarrada se la metí toda entera. La follaba duro y sin parar. Ella gemía de placer y mis embestidas cada vez eran más duras. Mi gran polla entraba toda en su coño estrecho y era una maravilla sentir el roce de su sexo con mi polla.

Se montó encima de mí para seguir follando, estaba muy cachonda y tenía ganas de follar. Cabalgaba encima de mí desesperada. Cuando pude observar a mi hermana escondida masturbándose mientras nos espiaba.

La puse a cuatro patas para lamerle su culito preparándolo para recibir una buena follada, ella lo sabía y me pedía que le follara su culito, así que comencé penetrándola suavemente. Disfruté follando por primera vez el culito de una joven que gritaba y gemía de placer. Primero le metí sólo la puntita, parábamos y ella me chupaba mi polla para conseguir que estuviera aún más dura, quería sentirla toda bien dura dentro de su culito.

Estábamos muy cachondos, así que la puse de rodillas en el suelo para follarle bien su culo, ahora se la metía toda entera, ella no paraba de gritar de placer pidiéndome que le diera más fuerte. De repente sus gritos eran aún más fuertes, mientras se corría se tumbó en el suelo para relajarse pero yo no podía parar, estaba disfrutando con su culito virgen, desflorando el culito de una joven que gemía desesperada.

Saqué mi polla de su culito, su ano estaba dilatado y enrojecido de la follada que acababa de recibir. Me corrí en su boca mientras Katrina lamía y chupaba toda mi polla.

(más…)

Gran polla desvirgando su culito estrecho

21-06-2013
Gran polla desvirgando su culito estrecho

Gran polla desvirgando su culito estrecho

Amelie desde adolescente sintió siempre una gran obsesión por las pollas grandes. Sus primeras fantasías sexuales y sueños eróticos siempre eran follando con pollas grandes y gordas. Sus primeros consoladores fueron de talla XXL y disfrutaba masturbándose con ellos mientras se imaginaba como disfrutaría con una enorme polla desflorando su culito estrecho.

Pasaron los años sin que Amelie pudiera quitarse esa obsesión de la cabeza. Hasta que consiguió cumplir sus fantasías. Su novio Thomas se gasta una buena polla. Una polla que la vuelve loca. En su primera vez Amelie disfrutó como una loca. Estaba muy relajada, había preparado su desfloración con todo lujo de detalles. Cena romántica, un buen vino y bien relajada disfrutó follando con una gran polla.

Pero ella necesitaba más, a los pocos meses le propuso a su chico que quería probar el sexo anal. Estaba ansiosa por experimentar como sería una enorme polla follando por primera vez su culito.

Con una blusita rosa sin sujetador, dejando sus pequeñas tetas al aire comenzó a chuparle la polla a Thomas, quería hacer una buena mamada para que se pusiera bien empalmada. No tardó en conseguirlo, Thomas le penetró primero su coñito para ponerla bien cachonda, la cogió de la cintura y siguió follándosela de pie bien duro mientras ella se agarraba a su cuello y gemía sin parar. A punto de correrse le pidió a su chico que le follara su culito.

Le desvirgó su culito suavemente, primero sólo la puntita, le costó entrar en su culito estrecho, pero una vez dentro mientras Amelie gemía sin parar fue entrando poco a poco toda su polla en su estrecho culo. Amelie estaba disfrutando. Por primera vez estaba una enorme polla desflorando su culito y no le defraudó. A cuatro patas mientras su chico le follaba su culito bien fuerte Amelie sintió un orgasmo como nunca lo había sentido. Su clítoris estalló mientras se acariciaba en un brutal orgasmo.

Su novio no tardó en decargar toda su corrida dentro de su culito dejándoselo todo bien lleno de leche caliente mientras los dos gemían de placer. Desde aquella primera vez en que Amelie disfrutó con una polla grande follando su culito por primera vez, el sexo anal se ha convertido en su pasión.

(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016