Posts Tagged ‘incesto’

Me follé a mi hermana

12-12-2014
Me lo monté con mi hermana

Follando con mi hermanita

Me esta preparando el desayuno cuando mi hermano se levantó con cara de pocos amigos. Intentó hacerme rabiar jugando con la botella de leche, pero cuando nuestras miradas se cruzaron después de un leve tira y afloja, los dos sabíamos cómo iba a terminar todo. Cómo siempre que nuestros papis están fuera, íbamos a profanar la cama en la que ambos fuimos concebidos, follando como si no hubiese un mañana.

Mientras corría por las escaleras con en braguitas y top intentando huir de las zarpas de mi hermano, pude ver como su polla se iba tensando y el bamboleo propio de la flacidez se transformaba en un abultado mástil. Tras derrapar en la ultima curva pude notar la humedad en mis braguitas, y cuando caí de espaldas sobre la cama la polla bien dura de mi hermano hizo presión contra mi coñito instantes antes de que nos arrancásemos la ropa mientras nuestras bocas intentaban devorarnos mutuamente.

Su polla salto como un resorte ante mis labios que no tardaron en hacerla desaparecer en una frenética mamada. Mi hermano se dejaba hacer mientras se retorcía de placer, sabia que si seguía a sí no tardaría en correrse. Y como soy una chica mala, paré en seco. Pude ver como con su mirada inyectada en sangre me pedía explicaciones.

Me senté a horcajadas sobre él, pero entonces decidido a tomar la iniciativa empezó a follarme hasta hacerme gritar como un perra. Yo era una muñeca en sus manos a la que nunca parecía cansarse de follar. Entonces, logre zafarme de el, y extenuado como estaba alojé su enorme falo entre mis tetitas redondas masturbándolo con ellas y haciendo derramar su néctar sobre ellas.

Como en el fondo somos hermanos y nos queremos, pese a acabar de correrse hundió su cara entre mis piernas, y me hizo una comida de coño como solo el sabe hacerla. Teníamos que recogerlo todo rápido, o nuestros padres nos pillarían jugando a los médicos como tantas otras veces.

(más…)

Hermanas lesbianas follando una tarde en casa

16-09-2013
Hermanas lesbianas follando una tarde en casa

Hermanas lesbianas follando una tarde en casa

De cara al exterior fingen total normalidad, lo que nadie sabe es que cuando estas hermanas están solas en casa aprovechan para follar.

Son dos hermanas ejemplares, estudian, ayudan en casa, colaboran en la parroquia del barrio y salen los fines de semana con los amigos. Pero, tienen un secreto, cuando están a solas son amantes y adictas al sexo. Estas hermanas están deseando quedarse a solas en casa. Aprovechan las ausencias de sus padres en casa para disfrutar del placer de sexo que solo dos lesbianas saben proporcionarse.

Siempre han estado muy unidas, la mayor, Samanta, desde pequeña era muy protectora de su hermana menor, Sofía. En el colegio se pegó con más de un compañero y compañera por defenderle. Samanta siempre ha estado enamorada de su hermana menor y Sofía siempre ha hecho lo que la mayor le decía.

De jovencitas descubrieron que no necesitaban a nadie para disfrutar del sexo, A Sofía le encantaba que Samanta le propusiera algún juego, sabía que se ponía muy burra por ganar, pero luego era generosa y terminaba recompensándola con esas caricias en el los pezones que tanto le gustaban o lamiéndole el coño. A Samanta le encantaba ver feliz y disfrutando a su hermana menor. Sofía se sentía muy querida por su hermana y se lo demostraba complaciendo sus deseos en las fantasías más calientes de su hermana mayor.

A estas hermanas les encantaba quedarse a solas, era entonces cuando Samanta organizaba todo para terminar en el sofá con su hermana Sofía. Se quedaban viendo la tele, pero Samanta pasaba de la programación, ella se centraba en acaricias a Sofía, poco a poco la iba poniendo más caliente y empezaba a meterle mano, Sofía se ponía cada vez más caliente, tenía los pezones durísimos y estaba empezando a chorrear por el coño. Sólo era viernes noche, tenían hasta el domingo para disfrutar del placer que sabían darse antes de volver a la rutina de sus vidas en familia y en sociedad.

(más…)

Madura follando con su joven y atlético cuñado

10-09-2013
Madura follando con su joven y atlético cuñado

Madura follando con su joven y atlético cuñado

Mi marido me tenía descuidada y mi joven cuñado me está proporcionando el sexo que necesitaba. A una señora como yo, le encanta follarse a un joven.

Miguel es el hermano de mi marido, es joven y atlético, como mi marido hace diez años. Está pasando unos días en nuestra casa para buscar trabajo en la ciudad. Mi marido se ha convertido en un viejo que sólo piensa en su trabajo y yo en una aburrida mujer, todo el día en casa muy caliente, a la que su marido no le da los cuidados que necesita.

Miguel ha llegado como un ángel caído del cielo. Me encanta verlo por casa luciendo sus músculos.  Me tiene como una perra en celo y no puedo más. En más de una ocasión me he tocado pensando en su espalda, en sus pectorales, realizándole una felación a su brutal polla y tragándome todo su semen, a lo perrito, dándome por detrás.  No me lo quito de la cabeza, pero, luego bajo de las nubes y la realidad es que un joven como él, no perdería el tiempo conmigo.

Era por la mañana, mi marido acaba de irse a trabajar, Miguel terminó de desayunar y me dijo que iba a ducharse para salir a una entrevista de trabajo, yo caí en que no había toallas y fui a darle una, pero ya se había subido al baño. Recogí unas cuantas y partí tras él. Entré en el cuarto de baño y vi que se estaba duchando, la imagen era un sueño, a través de la cristalera se veía su torso desnudo. Al verlo no aguanté más y tuve que masturbarme, tenía el coño hecho Pepsi-Cola. De repente empecé a escuchar mi nombre, Sandra… Sandra… Sí, Sandra!!! Repetía mi cuñado Miguel. Pensé que lo estaba soñando!!! Pero no, era real!!! Me asomé a ver que pasaba y se estaba masturbando pensando en mi!!! Se dio cuenta y se tapó como pudo, yo disimulé, que vergüenza me entró. Disimulé diciendo que le traía una toalla y él me dijo que gracias… que ya había terminado de ducharse. Cogió la toalla, se tapó la brutal erección y salió encorvado.

Me dijo que me estaba llamando para pedirme una toalla, pero yo sabía que era una excusa. Sabía que al jovenzuelo le gustaba hacerse pajas pensado en su cuñada y eso me gustaba mucho y me ponía muy caliente.

Al escucharle hablar no aguanté más y me abalance sobre sus labios para besarle, el me correspondió y se lo agradecí bajándome a comerle la polla. Me la tragué con ganas, llevaba mucho tiempo sin meterme una polla tan rica. El me lo agradeció realizándome una comida de coño espectacular. A lo que siguió un buen rato de sexo del bueno. Me encantó follar con mi joven cuñado. Tal como están las cosas se que se va a quedar mucho tiempo hasta que encuentre trabajo, cosa que esta madura necesita.

(más…)

Relato porno: Me follé a mi suegra

30-08-2013
Me follé a mi suegra

Me follé a mi suegra

Mi suegra es una mujer de casi 60 años, para su edad tenía un físico envidiable.  Siempre ha vivido a la sombra de su marido, un militar de profesión retirado que amargó la vida de su mujer e hijas con una tiranía desmesurada. Todo cambió cuando él falleció, su muerte fue como una liberación para la familia. Mi suegra nunca aprobó mi relación con su hija y trató de separarnos en muchas ocasiones hasta tal punto que consiguió que mi matrimonio fracasara. Mi mujer nunca estaba en casa, siempre absorbida por su trabajo y poco a poco nos distanciamos.

La muerte de mi suegro hizo que mi suegra viniera a vivir a mi casa. Desde ese día todo cambió, mi suegra era una mujer feliz y radiante. Era una mujer irreconocible. Poco a poco fui conociéndola y poco a poco me enamoré de mi suegra. Mi matrimonio era un fracaso y sólo lo mantenía con la intención de seguir teniendo la posibilidad de conocer y disfrutar con la compañía de mi suegra.

Una noche después de cenar, estabámos tomando café y mi suegra tenía ganas de hablarme todo lo que llevaba dentro, me pidió disculpas por su comportamiento y por haberme hecho la vida imposible, todo había sido obra de mi suegro que era realmente quien quería destrozar mi matrimonio. Llorando me dijo que si podía hacer algo por arreglarlo con mi hija lo intentaría.

Yo estaba muy excitado y mi suegra estaba muy sexy y sometida a mi voluntad. Comencé a acariciar su cuello y masajearle la espalda suavemente, me centré en sus cervicales que tanto problemas le habían dado. Poco a poco se fue relajando y excitando y yo me fui creciendo. A los pocos minutos mi suegra estaba tumbada, se había quitado el sujetador y podía verles sus hermosas y grandes tetas.

Le dí la vuelta y apartando sus braguitas comencé a lamerle su sexo apenas se resistió, en cambio abrió bien sus piernas para que pudiera chupar bien su coño. No paraba de gemir y jadear de placer me confesó que hacía años que no practicaba sexo y que estaba desesperada por sentir como una buena polla la follaba bien duro.

Le comí su coño sin parar, su cítoris estaba mojado y durito mientras lo lamía sin parar le metí tres dedos en su coño y comencé a masturbarla.

Cogí mi polla y se la acerqué a su boca, comenzó a comerme la polla desesperada, se la tragaba toda entera y no paraba de chuparla mientras mi polla iba empalmándose en su boca.

Estaba ansiosa por sentir mi verga bien dura dentro de su coño, así que no la hice esperar, le quité sus braguitas y empecé a follarla bien duro, ella no dejaba de acariciarse y sobarse sus tetas mientras gemía. Se espatarró bien para que pudiera meterle toda mi polla hasta bien adentro.

Estaba muy cachondo mientras embestía sin piedad a mi suegra, una mezcla de rabia y placer me invadían mientras la follaba. De repente subió sus piernas a mis hombros, quería sentirla aún más adentro y a los pocos segundos se corrió, saqué mi polla y me corrí en sus tetas.

Sus gritos de placer eran una liberación para ella, hacía mucho tiempo que no se sentía mujer y estaba feliz. Comenzó a llorar emocionada y desconsolada.

Esa noche  volvió a sentirse mujer gracias a mí y consiguió dejar atrás un triste matrimonio y volver a ser feliz. Esa fue la primera y única noche que me follé a la madre de mi mujer.

(más…)

Follándome a mi hija en las vacaciones de verano

20-08-2013
Follándome a mi hija en las vacaciones de verano

Follándome a mi hija en las vacaciones de verano

Mi mujer y yo habíamos acordado que nuestra hija se quedaría todo el verano en la ciudad conmigo, mientras ella se marchaba a la costa con su familia. Pues, yo tenia que trabajar, y ella había suspendido todas las asignaturas. Nuestra hija no ha sacado la inteligencia de su madre, pero si que ha heredado toda su belleza, y puede que incluso la supere.

Lo que ocurrió la otra tarde no me hace sentirme orgulloso, pero fue inevitable. Mi hija estaba en su habitación estudiando para los exámenes de septiembre. Cuando pasé por la puerta la escucha maldecir, y en un tono paternal decidí animarla un poco. Pero en el momento que mi mano se posó sobre su espalda algo debió nublar la vista. Con la escusa de facilitarle la compresión de la lección, le pedí que cerrara los ojos que le iba a enseñar algo que le facilitaría el trabajo.

Entonces, me desabroche los pantalones. Saqué mi polla de los cayumbos y puse mis testículos delante de su cara. Cuando le permitió abrir los ojos, una risita nerviosa me hizo notar su incomodidad. Pero en ningún momento se mostró a disgusto. Es más por iniciativa propia, se metió uno de mis testículos en la boca, y después de estar un rato lamiéndolos, se decidió a probar a hacerme una mamada.

Lo siguiente que recuerdo es, tenerla abierta de piernas sobre el sofá mientras mi lengua y mis deditos profanaban el coñito de mi hija. Cuando los gemidos se hicieron una constante, me atreví a introducirle mi polla, que estaba a reventar. Ella en ningún momento dio muestras de debilidad o arrepentimiento, pues se mostraba habilidosa a la hora de cabalgar a su padre o, lo que más me sorprendió, meterse polla a punto de reventar por el culo sin apenas dilatación.

(más…)

Follando con mi novia y mi cuñada

11-08-2013
Follando con mi novia y su hermana

Follando con mi novia y su hermana

Este relato es acerca de como conseguí pasar toda una tarde follando con mi novia y mi cuñada. Era mi cumpleaños y mi novia llevaba días preparando un regalo muy especial. Mi novia y su hermana se estaban encargando de la sorpresa de cumpleaños. Yo no tenía ni idea de que se trataba. Me recogió mi cuñada y nos fuímos a un piso que habían alquilado para la ocasión. Al entrar me pusieron una venda en los ojos para que no viera nada. Mi cuñada estaba muy cariñosa, me sentó en una silla y mientras me acariciaba mi pecho me quitó la venda. Pude observar a mi chica en ropa interior y sonriente junto a una barra de streeptease.

Me puse cachondo al instante, imaginándome follando con mi novia y con su hermana. Mientras mi novia me regalaba un precioso streeptease mi cuñada no paraba de acariciarme y restregarme sus tetas en mi espalda. Sólo llevaba unas braguitas y sujetador negro y estaba preciosa. Se acercó mi novia y se sacó sus pezones del sujetador, me rodeó con sus piernas mientras le chupaba y mordía sus pezones. Estaban duros y calientes.

Pero aún quedaban más sorpresas mi novia y mi cuñada empezaron a jugar entre ellas. Un juego lésbico increible. Besos, caricias entre ellas. Mi chica con el culo en pompa estaba lamiendo el coñito de mi cuñada que no paraba de gemir y jadear. Me acomodé y me dispuse a disfrutar del espectáculo. Un espectáculo que estaba seguro que terminaría follando con mi novia y su hermana el día de mi cumpleaños.

Mi cuñada no paraba de meter un consolador y masturbar el coño de mi novia mientras yo observaba con la polla en la mano pajeándome suavemente. Se masturbaron con sus consoladores hasta estar muy cachonda y con ganas de polla. Mientras mi mujer seguía con su juguetito me perrmití el lujo de comenzar por mi cuñada. Estaba loco por meterle mi polla y follarla sin parar. Sus enormes tetas no paraban de moverse mientras la embestía, con su pierna subida en mi hombro dejaba todo su coño bien abierto para mi sólo.

Mi novia seguía a lo suyo un poco recelosa por haber empezado por su hermana. Así que la cogí, puse su hermoso culo redondo en pompa y le dí bien duro. Seguimos follando un buen rato. Estaba disfrutando follando con dos hembras calientes hasta que ya no pude aguantar más y me corrí en las tetas de mis amantes.

(más…)

Me corrí en las tetas de mi tía

07-08-2013
Me corri en los pechos de mi tía

Me corri en los pechos de mi tía

Mi tía es una cuarentona solterona. Nunca le he conocido un novio ni pareja y eso me ha hecho fantasear en muchas ocasiones satisfaciendo el deseo sexual de mi tía. Nos llevamos unos 12 años pero eso no impide que tengamos una relación casi más de amistad que familiar. Mi tía es una mujerona, tiene unas tetas naturales enormes y está un poco rellenita. Pero es una maravilla de mujer. Desde adolescente andaba loco por ella hasta que una mañana de verano nos liamos.

Que si me puedes hacer un masaje que me duele la espalda y al final me corrí en los pechos de mi tía. Una cosa nos llevó a otra. Estábamos sólos en mi casa, mis padres habían salido. Mi tía se levantó de dormir con dolor en el cuello y me pidió si podía hacerle un masaje. Sólo llevaba unas braguitas y un camisón sin sujetador que marcaban sus grandes tetas y pezones.

Se quitó su camisón y se puso de espaldas a mí. Me dió una botella de aceite corporal. No se como pasó pero del cuello pasé a llenarle de aceite sus grandes tetas mientras se las sobaba sin parar. Tenía una erección brutal y estaba muy cachondo. Mi tía también tenía ganas de polla. Mientras le acariciaba sus tetas le saqué sus braguitas y comencé a meterle un dedo suavemente en su coño. Estaba muy mojado y caliente.

No tardé en tener a mi tía espatarrada en el sofá, le comía su coñito sin parar mientras ella se acariciaba sus tetas que estaban llenas de aceite. En mi cabeza sólo tenía una idea, quería correrme en sus tetazas y no paré hasta conseguirlo.

Me corrí en los pechos de mi tía, pero antes me hizó una buena mamada, se sentó poniendo todo su coño en mi cara para que se lo chupara bien mientras ella se tragaba toda mi polla sin parar. Estaba a punto de correrse y yo también así que no pude evitar penetrarla antes. Me la follé con ganas hasta que se corrió. No paraba de acariciarse y sobarse sus tetas mientras se corría y a mí me vino justo para sacar mi polla de su coñito y descargar toda mi corrida en sus tetas.

Así fue como una mañana de verano me corrí en las tetas de mi tía. Desde aquel día siempre que me llama acudo para satisfacer los deseos sexuales de mi tía.
(más…)

Follando con mi prima

05-08-2013
Follando con mi primita Ruth

Follando con mi primita Ruth

Llegó a casa una visita inesperada. Unos parientes lejanos que estaban en la ciudad de paso vinieron a saludarnos. Llegaron de buena mañana y se quedaron todo el día hasta bien entrada la tarde. Yo ni si quiera los conocía. Eran un matrimonio de la edad de mis padres con dos hijas. Una niña de 10 años y otra de 18 años. Fue está última la que me llamó la atención. Se llamaba Ruth una preciosa prima desconocida rubia con coletas. Delgadita con un culo precioso y unas tetas redondas no muy grandes. Me abrazó y me besó como si nos conocieramos toda la vida. Al abrazarme me apretaba tanto que pude sentir sus tetas sobre mi pechos. No puede evitar imaginarme follando con mi primita desconocida de 18 añitos que estaba cañón.

Soy muy buen anfitrión y quería gustar a mi primita así que me escapé unos minutos y fui a comprarle un pequeño detalle. Un regalo con el que agasajar a mi invitada. Lo guardé esperando el momento adecuado para dárselo. Mis padres y mis tíos junto con su hija pequeña decidieron salir a pasar el día al centro comercial. Pero Ruth y yo decidimos que le enseñaría la ciudad. Fuimos de compras y a algunos garitos que conocía. Lo pasamos fenomenal, al llegar a casa mis padres no habían llegado. Estábamos solos y habíamos intimado bastante. Hablando salió la conversación acerca de las novias y los novios. Ella me dijo que estaba libre y yo le comenté que acababa de romper con mi novia hacía unas semanas y que estaba muy triste. Era mentira pero sirvió para que Ruth cayera en mis brazos. Saqué su regalo y se lo entregué, a los pocos minutos aunque le costó un poco decidirse ya que estaba con el rollo de que éramos familia… tenía a Ruth toda desnuda comiéndome mi polla.

Teníamos poco tiempo hasta que llegaran mis padres pero disfrute follando con mi primita Ruth. Me hizo una mamada que nunca olvidaré. No olvidaré como se tragaba toda mi polla. Su boca y labios calientes y suaves mientras rozaba mi puntita. Se tragaba toda mi polla desde la punta hasta el fondo.

Me confesó que no era virgen pero que hacía meses que no follaba y que estaba muy salida mientras se montaba encima de mi polla y empezaba a cabalgar sobre ella. Tenía a una preciosa jovencita montada en mi polla moviéndose sin parar. Estaba a punto de correrme, no podía creer que mi prima follara tan bien. La puse sobre el sofá con su culito todo para mí. Y empecé a follarla duro, mi prima gemía sin parar pidiéndome más. La tumbé y follándola de ladito aprovechaba para acariciar sus pequeñas tetas y su clítoris. Tenía los pezones muy duros y de repente comenzó a gemir y a gritar. Me pedía que no parara que se estaba corriendo y quería sentir toda mi polla en su coñito.

Mi prima se acababa de correr y ahora era mi turno, se arrodilló y se metió mi polla en su boca mientras me masturbaba, no tardé en correrme dejando todo mi semen en su boca mientras sonreía.

Desde ese día siempre que están en la ciudad, mi prima busca un ratito para hacerme una visita. Y yo también aprovecho para pasar la tarde follando con mi prima Ruth.
(más…)

Follando con mi tía en la ducha de mis padres

02-08-2013
Follando con mi tía en la ducha de mis padres

Follando con mi tía en la ducha de mis padres

A mi tía fue a la primer mujer que vi desnuda cuando apenas era un adolescente. Desde entonces, y hasta ahora que soy adulto, ha protagonizado casi todas mis fantasías sexuales. Por eso, y aprovechando de que ha venido a pasar las vacaciones en casa de mis padres, cumplo mi fantasía follando con mi tía en la ducha.

Cuando abrí la puerta de la ducha ni siquiera se sobresalto. El agua corría por todo su cuerpo mientras me miraba divertida. Sus ojos fueron recorriendo toda mi anatomía hasta fijarse en mi polla que ya estaba bien dura. Entonces, su mirada se lleno de lujuria y deseo, y cogiéndome de la polla, tiró de mi hasta meterme en la ducha y cerrar el cristal detrás de mi.

Follando con mi tía en la ducha de mis padres y cumplo mi fantasía sexual de mi época de adolescente.

Estuvimos un buen rato manoseándonos mientras nuestras lenguas intentaban devorar al otro. La dureza de mi polla se apretaba contra su vientre a la vez que una de mis manos la masturbaba. Entonces, cerró el grifo y arrodillándose le hizo una mamada a su sobrino del alma. Mi polla desaparecía dentro de su boca haciéndome tambalear de placer, y teniendo que buscar apoyo contra la pared de la ducha. Cuando conseguí reponerme de la sensación de un orgasmo inminente y prematuro, la puse de espaldas a mi, y levantándole una pierna, poco a poco le fui introduciendo mi polla.

Ahora era ella la que gemía con cada embestida. Mis manos masajeaban sus pechos y sus pezones respondían al tacto poniéndose duro. No podía creer lo que estaba sucediendo, después de tantos años masturbándome pensando que cumplía mi fantasía. Pero era solo el principio, buscamos la comodidad y la amplitud en el suelo del cuarto de baño. Donde, estuvimos jugando un buen rato hasta que su cuerpo quedó cubierto con la leche de su sobrinito.

(más…)

Follando con papa el día de mi dieciocho cumpleaños

14-06-2013
Follando con papa el día de mi dieciocho cumpleaños

Follando con papi el día de mi dieciocho cumpleaños

Estaba ansiosa de que llegara el día de mi dieciocho cumpleaños. Ya era mayor de edad y mi padre me prometió el regalo que yo quisiera. Me dijo que no escatimaría y que fuera lo que fuera lo cumpliría. El se pensaba en algo material y no esperaba que yo eligiera como  regalo pasar todo el día follando con mi papa.

Mi padre y yo siempre hemos tenido una relación muy abierta. Mucha confianza y yo siempre le he llamado por su nombre. Nunca le llamo papa.  Desde adolescente hemos hablado de sexo sin tapujos y mi fantasía se fue convirtiendo en una obsesión. Me mantenía virgen y contando los días en que mi padre me desvirgara.

Me había imaginado muchas veces follando con papi el día de mi dieciocho cumpleaños. Estaba en casa en sujetador y braguitas cuando llegó mi padre. Estaba cachonda y excitada, un poco antes había estado acariciándome mi sexo y lo tenía muy mojado y caliente. No dudé y le conté a mi padre mi fantasía. Le dije que ese iba a ser mi regalo de cumpleaños. Que quería que fuera él el primero en penetrar mi coño virgen. La cara de mi padre era un poema, se quedó en shock un rato.

Pero reaccionó como yo deseaba, se acercó y me besó suavemente en la boca. Comenzó a acariciarme y chupar mis tetas.  Mientras me besaba mi boca y cuello. Con mi culito en pompa, sólo llevaba un tanguita con un lacito de regalo.

Mi padre empezó a darme azotes, me decía que era una niña muy mala. Mientras me lamía mi culito y coñito. Yo estaba ansiosa por que me penetrara, por sentir su gran polla dentro de mí. Esa polla que ya había visto tantas veces mientras lo espiaba en la ducha, o follando con sus amiguitas. Estaba ansiosa por disfrutar follando con mi padre, pero antes se sacó su polla y me la acercó a la boca. Quería que se la chupara bien antes de follarme.

Cogí su gran polla aún un poco blanda y comencé a chuparla. Lamía su puntita mientras le pajeaba. Enseguida noté como se iba poniendo bien dura mientras mi padre gemía de placer. No lo dudé, lo tumbé en el sofa y me monté encima de él. Con cuidado fuí metiéndome su gran polla dentro de mi coño. Poco a poco y con cuidado me penetró. Yo estaba nerviosa y contenta había conseguido lo que quería, disfrutar follando con papi en mi primera vez.

Notaba como su polla me llenaba toda entera, su roce era muy intenso y mi coñito aprietaba bien su polla. Al principio noté un poco de dolor, pero cuando ya estaba toda dentro me volví loca. No paraba de moverme y saltar encima de él.

De repente se puso de pie, me cogí fuerte a su cuello para no caerme. Me estaba follando bien duro de pie, yo estaba completamente abierta de piernas sintiendo toda su polla que me taladraba. No podía aguantar más estaba a punto de correrme pero quería alargarlo lo máximo. Me tumbó en el sofá y me penetró mi coñito por detrás mientras me apretaba de las caderas y acariciaba mis tetas. Así follando con papa en esa postura fue cuando me vino un orgasmo brutal.

Nada parecido a tantas veces que me había corrido masturbándome, fue mucho más intenso, mi coño se contraía y mi clítoris duro estalló de placer. Yo no paraba de gritar y gemir pidiéndole que no parara de follarme.  Al final se corrió dentro de un vasito que tenía preparado para la ocasión.

Recogí toda la corrida de su polla, toda la corrida que había conseguido follando con papa y me la tragué saboreando el dulzor de su semen caliente.

Fue la primera y última vez que disfruté follando con papa. El cumplió su promesa y yo mi fantasía.

(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016