Posts Tagged ‘primera vez’

Desvirgando a la amiga de mi hermana

29-03-2014
Desvirgando a una joven

La amiga de mi hermana

Mi hermana Lorena tiene 18 añitos y acaba de empezar la facultad. Un cambio importante en su vida, nueva ciudad, vive sola y nuevas amistades. Eso es lo mejor de todo, sus nuevas amigas todas ellas jovencitas universitarias. Entre ellas destaca Anita, rubia, es rusa y está de erasmus. La conocí en una cena de mi hermana con sus amigas y fue un flechazo. Comenzamos a salir juntos, Anita es una maravilla, dulce y sobre todo todo muy caliente. Es delgadita y tiene una pequeñas tetas naturales deliciosas.

Lo que no me esperaba es que fuera virgen, me lo confesó la misma noche que la desvirgué, me dijo que estaba un poco nerviosa y que estaba ansiosa por sentir mi polla dentro de su coñito. Fue una maravillosa experiencia desvirgarla. La tumbé suavemente y comencé a lamerle su coñito. Estaba muy caliente y mojado. Ella gemía de placer y estaba muy relajada, mientras le comía su coño le acariciaba sus pequeñas tetas, tenía los pezones duros y en punta. Me pidió que la penetrara ya, así que la abrí bien de piernas y la penetré suavemente, su coñito estrecho era una maravilla, ella no paraba de gemir mientras mi polla entraba y salía de sexo. Un roce maravilloso, sentir como su coñito estrechito apretaba mi polla era maravilloso. La puse a cuatro patas y seguí follándola con cuidado hasta que a punto de correrse fue ella la que se montó encima para llevar el ritmo.

No tardó en correrse, mientras gritaba de placer yo notaba como su coño y clítoris estallaban en un orgasmo, su sexo se contraía y apretaba mi polla que cada vez costaba más de entrar en su sexo. Se quedó tumbada encima de mí mientras se relajaba y disfrutaba de su nueva experiencia.

(más…)

Desvirgado por la chacha

07-02-2014
Desvirgado por la chacha

Mi primera vez con la chacha

María tiene 52 años, la conozco desde que nací ya que es la chacha que trabaja en mi casa desde hace treinta años. Para mí es como mi madre ya que mi verdadera madre falleció cuando yo era pequeñito. Por tanto ella siempre ha sido mi figura materna.

Aún recuerdo mis primeras pajas con sólo trece años mientras la espiaba. Mi habitación era contigua a la suya y muchas noches la escuchaba gemir mientras se masturbaba, entonces aprovechaba para acercarme a la puerta entreabierta y me masturbaba mientras la veía toda espatarrada con su consolador dentro de su coño. Lo que nunca pensé es que con sólo 18 años iba a ser esa mujer madura la que me desvirgaría.

Recuerdo esa maravillosa noche con mucho cariño, llegué a casa sobre las doce de la discoteca y me la encontré en el sofá bebiéndose una de las botellas de vino más caras de mi padre. Llevaba un precioso traje negro y tenía cara de enfadada.

-Qué haces aquí tan pronto? Me pregunto al verme.
-Mañana tengo que madrugar para estudiar.

Le respondí mintiendo, no quería confesarle que acababa de romper con mi novia. Pero ella lo adivinó, sonriendo me pregunto por ella, una pregunta malévola y mi silencio me delataba.

María estaba un poco bebida, nunca la había visto contentilla y estaba muy sexy y graciosa. Sin esperarme su indirecta me preguntó:

-Por lo menos te la habrás follado antes de que te dejara.

Me ruborice y le respondí que no. Soltó una carcajada mientras me decía.

-No te preocupes a mí también me han dejado plantada esta noche, había preparado toda la cena, el traje, las velas y me llama para decirme que no venía, y aquí estoy bebiendo sola y en celo.

No reconocía a María, estaba nervioso y muy excitado. Ella controlaba la situación, me sirvió una copa mientras me acariciaba mi entrepierna.

– Aún eres virgen?

No podía creer sus preguntas, no le respondí, la cogí suavemente del cuello y la bese en la boca. Un beso casi materno, le susurré que sí que era virgen pero que esa noche iba a dejar de serlo. Mientras la besaba me quitaba la camisa. La desnudé sin parar de besarla, llevaba unas medias de encaje con tanguita y sujetador a juego.

Para tener 52 años María estaba muy bien. Culo redondo y respingón bien duro y tetas grandes y redondas con pezones duros y pequeños. Comencé a comerle su coño, estaba empapado de flujos, su clítoris ya estaba a punto de estallar y gemía como una perra en celo mientras le lamía todo su sexo. Paré y me pidió que me quitara los pantalones, se lanzó directa a mi polla que estaba tiesa como un palo, se la tragó entera, no paraba de chuparla y yo le pellizcaba sus pezones. La cogía desde la base mientras me pajeaba suavemente sin sacarla de su boca.

Le pedí por favor que parara si no quería tragarse una buena corrida, sonriendo paró, la tumbe y volví a chuparle su coño, me sujetaba de la cabeza fuerte contra su sexo, gritaba y gemía sin parar. Gritaba sin parar que quería que la follara ya, que quería sentir toda mi polla dentro de su coño mojado.

Así que la espatarré bien, le subí las piernas mientras la penetraba. Mi primera vez con mi chacha fue una maravillosa experiencia, se agarraba al cabezal de la cama mientras la follaba bien duro. Era una delicia notar como la penetraba, como toda mi polla entraba en su interior y como María disfrutaba dejándose follar. Estaba siendo desvirgado por mi chacha, una cincuentona cachonda que no tardó en correrse.

Estábamos tan excitados que no tardamos mucho en corrernos, comenzó a gritar de placer mientras se corría,su coñito se contraía y a mí cada vez me costaba más penetrarla, un roce increíble que hizo que no tardara en descargar toda mi corrida en su coño mientras le besaba y mordía su boca.

Así fue como perdí mi virginidad con mi chacha María, una cincuentona caliente y cachonda.

(más…)

Joven pierde su virginidad con su tutor

27-12-2013
Joven pierde su virginidad

Jovencita desvirgada por su profesor

Naomi tenía 22 años cuando perdió su virginidad. Era una preciosa jovencita rubia de pequeñas tetas naturales. Fue en su último año del grado con su tutor del trabajo fin de carrera. Naomi se enamoró de él con tan sólo 18 años, en su primer año en la facultad. Desde el primer día que conoció a Joseph, supo que él sería el hombre que la convertiría en mujer. Durante esos cuatro años Naomi salió con otros chicos pero ninguno consiguió enamorarla lo suficiente como para entregarse a él. Había pasado muchas noches masturbándose mientras fantaseaba que su profesor le penetraba su coñito virgen, hasta incluso besando a otros chicos cerraba los ojos y se imaginaba como sería un beso de Joseph.

En el último año de carrera tenía que elegir a un profesor como tutor que dirigiera su trabajo fin de curso. Ningún año anterior estaba Joseph en la lista, así que Naomi se dispusó a rellenarla cuando sus ojos comenzaron a brillar. No podía creer que él aparecía en la lista. No se lo pensó y muy nerviosa rellenó la instancia con su nombre. Sabía por alumnas de otros cursos que el trabajo de carrera requería una inversión de tiempo extra fuera de la facultad y era un excusa perfecta para poder conocer más intímamente a su querido profesor. Y al final la paciencia de Naomi obtuvo su recomensa.

Una tarde Joseph acudió a su casa para trabajar en la tésis, ambos habían entablado una buena relación de amistad más allá de la formal relación alumna profesor. Y Joseph le confesó que hacía una semana que había firmado los trámites de su separación. Estaba nervioso y tenso. Naomi no pudo aguantar más y le confesó que estaba enamorada de él desde hacía cuatro años y que era virgen. Joseph sacó su mejor sentido del humor preguntándose que hacían sentados en la cama un profesor fracasado y divorciado con una joven de 22 años aún virgen.

Naomi sonrió y le besó en la boca, un beso rápido y húmedo que sorprendió a Joseph. Hacía tiempo que no sentía un beso tan intenso, acostumbrado a su escasa y monótona vida sexual con su exmujer.  Naomi sacó su polla tiesa y sus ojos brillaron al ver semejante pollón. No pensaba que su amado profesor se gastara semejante polla, comenzó a chuparla suavemente pero era imposible metérsela toda en la boca. Joseph la tumbó y comenzó a lamer su coñito mojado mientras ella cerraba los ojos esperando el momento en que la penetrara. Al fín la penetró suavemente y con cuidado, su coñito virgen era muy estrecho y costaba un poco, así que dejo que fuera ella quien llevara el ritmo. La penetró suavemente mientras ella no paraba de gemir, Naomi era una joven feliz, una joven que perdía su virginidad con su amor platónico, poco a poco se fue relajando hasta que a punto de correrse se montó encima de él y comenzó a cabalgar hasta que le vino un buen orgasmo, un orgasmo como nunca había sentido que la hizo estremecer hasta caer rendida en sus brazos. Joseph no aguantaba más y descargó toda su corrida en la boca y cara de Naomí que tragaba todo su semen sin parar.

(más…)

El relato porno de como desvirgué a mi prima una tarde de verano

21-08-2013
El relato porno de como desvirgué a mi prima

El relato porno de como desvirgué a mi prima

Este relato porno es real. Corría el verano del 96 yo tenía 19 años y todos los veranos iba a veranear al apartamento de la playa de mis tíos. Todos los veranos desde que tenía doce años hasta ese verano que fue el último. Mi prima Lorena tenía 18 años y habíamos veraneado juntos desde pequeños, nunca me había fijado en ella, sobre todo porque a esas edades sólo piensas en coches, fútbol y amigos. Pero desde los 15 años comencé a masturbarme pensando sólo en ella. Lorena era mi amor platónico. Me sabía de memoria su precioso cuerpo, había pasado tardes enteras espiándola. A todas horas, en la ducha, en su habitación. Hasta alguna vez conseguí verla como se masturbaba.

Yo era súper tímido, en cambio ella era más sueltecita, enseguida tenía amigos y muchos ligues. Le encantaba tontear y salir con sus amigas de ligue. Había tenido muchos novios pero yo sabía que perro mordedor poco ladrador. Sabía uno de sus mejores secretos, su mejor amiga Cintya me confesó una noche que iba bastante bebida que mi prima era virgen y que estaba loca por probar una buena polla, pero que ella quería que fuera algo especial. No con el primero que se cruzara.

Esa confesión me volvió loco, pasaba todos los días fantaseando con mi prima. Imaginándome lo maravilloso que sería desflorar su precioso coñito estrecho y húmedo.  Lorena es una preciosa castaña de pelo largo y rizado. Tiene un cuerpo lleno de curvas, caderas anchas con un precioso culo respingón y unos pechos redondos naturales con unos pezones pequeños.

Pasaban los días de verano. Monótonos, de la piscina a la playa, por la tarde arreglarse un poco y salir de cena y de disco. Todos los días igual hasta que una noche mi prima apareció en casa a las nueve de la mañana y borracha como una cuba. La bronca y los gritos de mis tíos se escucharon en toda la urbanización. El resultado fue que mi prima pasaría el resto de verano castigada. A partir de las 7 de la tarde no podía salir de casa. Esa fue la excusa perfecta para estrechar lazos con mi prima.

Asumí su castigo como si fuera mío y cada tarde la pasaba en casa con mi prima. Películas de vídeo, videoconsola, revistas de moda todo lo necesario para hacer más llevadero su castigo. Mi prima estaba encantada conmigo. Esa misma noche mis tíos salieron, estábamos sólos y mi prima llevaba un buen rato en su habitación encerrada. Entre sin avisar, una manía que a ella le desesperaba, y la encontré tumbada en la cama con unas braguitas rosas y la falda por la cintura. La pillé acariciándose su sexo. Me quedé parado unos segundos estaba preciosa. Me armé de valor y me senté junto a ella. Sabía que estaba cachonda y no iba a desaprovechar la ocasión.

Ella sonrió, se me acercó y me besó en la boca. Un beso corto pero intenso. Tenía un tirante caído así que aproveché para acariciarle su cuello y poco a poco bajárselo dejando su pecho al aire. Era muy suave, redondo y de tamaño perfecto para chuparlo y morderlo. Se lo chupé y lamí un poco mientras lo acariciaba. Le devolví su beso en la boca. Un beso más largo y húmedo mientras Lorena se tumbaba. Tenía sus braguitas mojadas, se las aparté y comencé a chupar y lamer su coño. Estaba mojado y caliente Lorena gemía y jadeaba sin parar mientras mi lengua jugaba con su clítoris. Le metí un dedo en su coño para seguir masturbándola mientras ella cerraba los ojos y no paraba de gemir.

Tenía una brutal erección, mi polla a punto de estallar en los calzoncillos y Lorena se dio cuenta. Mientras me besaba acariciaba mi paquete, no tardó en sacármela y llevársela a su boca. Mi prima era virgen, su coñito todavía no había sido penetrado pero ella no era la primera vez que chupaba una polla. Me hizo una mamada increíble. Le pedí que parara que si seguía así me iba a correr, sonriendo se montó encima de mí y se llevó mi polla a su coño. Me confesó que era virgen y me pidió que fuera despacio que le dejara a ella llevar el ritmo. Asentí y me tumbé para gozar, sentir como mi polla entraba en su coño virgen y estrecho era una delicia. Su roce era intenso y le costó un poco meterse mi polla.

Una vez dentro no paraba de cabalgar encima de mí, jadeaba sin parar. No se había quitado ni el tanguita, sólo se lo había apartado lo justo para follarme. Nos fuimos animando poco a poco. Se puso a cuatro patas y cogiéndola de las caderas la penetraba sin parar. No tardó en correrse, mientras la follaba con sus piernas en mis hombros bien espatarrada comenzó a gemir y gritar. Me pedía que siguiera que se estaba corriendo, que no parara que quería sentir toda mi polla en su coñito estrecho mientras se contraía.

La saqué y me corrí en su barriga, con mi polla borboteando aún semen se la llevo a su boca para chupar y tragar todo mi semen caliente.  En ese momento escuchamos la puertas. Eran mis tíos nos vestimos corriendo y nos pusimos a ver la tele.

Fue una maravillosa tarde de verano en la que mi prima probó una polla por primera vez. Pasamos el resto del castigo follando sin parar.

(más…)

Desvirgando a mi novia en la primera cita

05-07-2013
Desvirgando a mi novia en la primera cita

Desvirgando a mi novia en la primera cita

Toda las relaciones que he tenido con mujeres, que son varias a pesar de mi corta edad, se han caracterizado por se la primera vez de ellas. Y es que una vez me he divertido desvirgando a mi novia en la primera cita, suelo perder el interés y ponerme en busca de una nueva victima.

Saray ha sido la última afortunada. Una jovencita morena y delgadita. N tiene las tetas muy grandes, pero no tiene importancia. Esta tarde habíamos quedado para salir a tomar algo, sin embargo, no me ha costado mucho convencerla para que viniese a mi casa. No es la primera vez que termino desvirgando a mi novia en la primera cita. Es una situación que voy provocando, cambiando frecuente de novia. El único requisito es que mi polla sea la primera que conozca.

Una vez allí e he lanzado a besarla, y, como he visto que no ponía ningún reparo, mi mano se ha perdido por el escote de su blusa hasta conseguir arrancársela. Sus pezones se han puesto duros como escarpias cuando he chupado sus pequeñas tetitas, y cuando ha empezado a gemir he terminado de desnudarla. Al alcance de mi mano ha quedado un coñito de tacto suave que no he dudado en masturbar, mientras su aparentemente frágil cuerpo se convulsionaba de placer.

Cuando le he enseñado al polla que la iba a desvirgar, ella le ha dado su aprobación metiéndosela hasta el fondo de la garganta, haciéndome una intensa mamada que he tenido que interrumpir para no correrme antes de tiempo.

Abriéndola bien de piernas sobre el filo del sofá-cama de mi sala de estar, se la he ido metiendo despacito y cuando ya estaba toda dentro he empezado a culear, hasta que el orgasmo ha sido inminente. Entonces, sacándole la polla de su interior, me he masturbado hasta terminar corriéndome sobre ella. Una muesca más en mi fusil.

(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016