Posts Tagged ‘sexo con jovencitas’

Jovencita follada por el culo en el super

10-10-2013
Anal en el súper

Joven follando en el supermercado

Esta jovencita necesita hacer una reforma en casa y no entiende mucho de herramientas. Acude al supermercado a comprarlas y el dependiente que está cañón la pone tan caliente que terminan follando en el almacén.

Lo que no espera la joven es que la mejor herramienta de la tienda es la que se gasta el chico. Una enorme polla que la hace gozar, sobre todo cuando se la mete toda enterita por su culito estrecho.

A cuatro patas sobre una silla es enculada mientras grita y gime de placer. Un polvo rápido que termina con una corrida caliente en la boca de la jovencita.

(más…)

Follando en el baño de la facultad

04-10-2013
Sexo en el baño

Follando en el servicio

Me llamo Ainhoa y he empezado hace unas semanas primero de económicas. El sábado celebramos la fiesta de inaguración del curso y no sé como fue que terminé follando en el baño del bar de la facultad con Nico. Un estudiante de quinto curso que conocí al empezar el curso.

Entre el alcohol y el tonteo que llevábamos acabamos pasándolo en grande en el servicio. No esperaba que Nico se gastara semejante pollón. Una polla dura y grande con la que disfruté mientras follábamos.

Fue un polvo rapidito, cerramos el pestillo de la puerta para que no entrara nadie y me folló bien encima de una silla de bar que había.

Estaba tan cachonda que no tardé en correrme. Al terminar salimos del baño sonrientes y disfrutamos de la fiesta hasta bien entrada la madrugada.

(más…)

Me follé el culo de mi novia

01-10-2013
Me follé el culito de mi novia

Enculando a mi chica

Mi novia es una preciosa jovencita de 20 años. Es una cachonda y viciosa del sexo. Es delgadita, tiene unas pequeñas tetas deliciosas y culito respingón que es una maravilla. Llevaba semanas detrás de su culito imaginando lo increíble que sería encular su precioso trasero prieto y virgen.

Esa misma tarde me llamó y me dijo que sus papis no estaban en casa, que estaba muy cachonda y tenía ganas de pegar un buen polvo. En cinco minutos me planté en su casa, entré cámara en mano grabando y enseguida nos pusimos a follar. Me chupaba mi polla desesperada, se la tragaba toda entera mientras la sujetaba de la cabeza para que no parara de chupar. La puse pronto a cuatro patas y comencé a follarla, su coñito estaba bien mojado de flujos. Ella gemía y gritaba pidiéndome que le diera más fuerte.

Lo que no se esperaba era que le metiera la puntita de mi polla en su culo, al sentirla grito aún más pero ni se inmutó. Me pidió que siguiera, que se la metiera en su culo pero que fuera despacio sin hacerle daño. No tardé en tener casi media polla dentro de su ano y poco a poco fui subiendo el ritmo de mis embestidas mientras ella gritaba y gemía de placer como nunca lo había hecho.

No podía creer que estaba enculando a mi chica. No tardó en montarse encima de mí y disfrutar mientras se metía toda mi polla tiesa en su culito. No tardó en correrse como nunca lo había hecho. Un buen orgasmo que me recompensó con una buena mamada hasta que me corrí en su cara.

(más…)

Follando con la becaria en la oficina

16-09-2013
Follando con la auxiliar

Follando con la pasante

Linda entró a la entrevista de trabajo nerviosa. Era para un puesto de becaria, su primer trabajo después de acabar la carrera y estaba muy nerviosa. Llevaba un precioso traje de tirantes amarillo, con un escote generoso que dejaban a la vista sus pequeñas tetas. Quería dar buena impresión a su jefe y estaba tan nerviosa que no paraba de hablar. El jefe era un hombre de mediana edad guapísimo y al verlo se puso aun más nerviosa y excitada.

De repente a mitad conversación, el jefe le ordenó si podía quitarse el traje que quería asegurarse que su nueva contratación era una preciosa joven. Dudó un poco pero estaba ansiosa por conseguir el trabajo y tan cachonda que dejó caer su vestidito al suelo y se sentó en el sofá sólo con un precioso tanga blanco. Tenía sus pezones duros por la excitación y su sexo mojado. Comenzó a acariciarse sus pechos y a masturbarse mientras su jefe la observaba muy excitado.

Se acercó y sentado a su lado le abrió bien su sexo y comenzó a lamerlo sin parar, la joven gemía y jadeaba a cada lenguetazo que recibía en su clítoris que estaba a punto de estallar. El hombre tenía una brutal erección, se sacó su polla del pantalón mientras Linda se afanaba por acariciársela y llevársela a su boca. Una enorme polla dura, tenía la puntita llena de semen. Se la tragó toda entera y le hizo una buena mamada a su nuevo jefe. La entrevista iba de maravilla y los dos estaban disfrutando. Estaban muy cachondos y excitados. Linda intentaba tragarse una enorme polla, pero era imposible meterse semejante falo entero en su boca.

Subió una pierna sobre la mesa y dejo todo su sexo bien abierto, tenía ganas de sentir esa enorme polla dentro de su coñito, la cogió fuerte de las caderas y se la metió entera y de golpe. Comenzó a darle duro sin parar, un coñito joven y prieto y sobre todo muy mojado que era una maravilla follar. Sentir como entraba toda la polla entera mientras la joven gritaba de placer y pedía que le diera más fuerte y que no parara.

Linda no tardó en correrse, su coñito se contraía aun más y su jefe no paraba y seguía follando sin piedad su sexo hinchado, de repente sacó su polla de su coñito prieto y se la metió en su boca para que la chupara bien. Sin avisar descargó toda su corrida en la garganta de la joven que comenzó a tragar semen sin parar. La corrida era tan abundante que no pudo evitar derramar mucho semen por sus tetas mientras sonreía excitada.

(más…)

Follando en el piso de estudiantes con una preciosa joven

07-09-2013
Sexo en el piso de estudiantes con una preciosa joven

Sexo en el piso de estudiantes con una preciosa joven

La mayoría de universitarios están tristes con la llegada de Septiembre y el inicio de las clases. En cambio para mí es la mejor época del años. Siempre ando buscando un piso de estudiantes a buen precio. Aunque el precio no es lo más importante lo realmente interesante es que tenga como compañeras de piso a jovencitas de 18 años que inician sus estudios. Todos los años disfruto follando con alguna preciosa jovencita que se deja impresionar por mi veteranía.

Este año he conseguido ligarme a una preciosidad castaña de ojos claros, encima he practicado idiomas ya que se trataba de una jovencita rusa de erasmus. Desde el primer día fue un flechazo.

A la semana de empezar las clases nos acostamos un fin de semana que salimos de fiesta. Pasamos toda la noche follando en el apartamento hasta el amanecer.

Se llama Tanya, tiene 18 años y es una jovencita caliente. Le encanta follar y disfrutar del sexo. Tiene una preciosas tetas pequeñas con grandes pezones duros. Una sonrisa contínua y unos labios carnosos que son una delicia. Es alta y delgada y tiene unas preciosas piernas largas y delgadas.

Llegamos de fiesta muy calientes y nos fuimos a la habitación. se abalanzó sobre mí y me sacó mi polla dura para chuparla sin parar. Estaba muy cachonda y quería una buena polla que la follara. A los pocos minutos estaba follando con una preciosa joven. Apoyada en el sofá con sus piernas bien abiertas recibía mis pollazos por detrás sujetándole de la cintura.

Sus tetitas se movían al compás de mis embestidas mientras gritabamos y gemíamos de placer. Nos tumbamos en el sofá, ella con sus manos me abría bien su coño para que la follara bien mientras yo le acariciaba sus tetitas. Se corrió enseguida, con sus ojos cerrados gemía mientras su coñito estallaba en un orgasmo. Yo seguía dándole duro sin parar y ella disfrutaba como una loca.

Antes de correrme se arrodilló, quería chuparme la polla mientras me corría en su boca. Pasé ese año de carrera follando en el piso de estudiantes a diario con Tanya. Cada día me sorprendía más, su juventud y sus ganas de disfrutar del sexo eran maravillosas.

(más…)

Follando con la hija del granjero

27-08-2013
La hija del ganadero

La hija del ganadero

La preciosa hija del granjero nos invitó esa mañana a desayunar. Siempre desayunábamos en el establo, antes de comenzar la dura jornada de trabajo. Así que aceptamos la invitación sin dudarlo. Habíamos escuchado hablar de ella. Un jovencita de 20 años rubia y con ganas de follar. Todos las granjeros de los alrededores hablaban de ella. Aprovechaba la menor ocasión que tenía para follar con sus apuestos y rudos empleados. Eso sí siempre que su padre no estuviera en la granja.

Esa mañana su padre había salido temprano a comprar maquinaria y Lulú que así se llama no quiso desaprovechar la ocasión. Entramos en su lujosa casa. Una casa pequeña sólo para ella ya que vive emancipada de sus padres. Teníamos un suculento desayuno en la mesa cuando Lulu comenzó a contornearse y acariciarse sus preciosas tetas redondas. Comenzamos a besarla y acariciarla sin parar mientras ella se dejaba querer. No tardó en tenernos sentados sobre la mesa con nuestras pollas tiesas en la boca. Chupaba y pajeaba nuestras pollas sin parar, desesperada. Tenía ganas de polla y iba a tener ración doble.

Mientras se tragaba toda la polla de mi compañero, la espatarré bien, le saqué sus braguitas y comencé a acariciar su coño. Lo tenía empapado así que no tardé en meterle toda mi polla mientras no dejaba de chupar y gemir. Luego cambiamos, la hija del granjero tenía una buena garganta, chupaba de maravilla y se tragaba toda mi polla grande y dura sin rechistar. Pero ella quería más, quería tener todos sus agujeros bien tapaditos y disfrutar con dos pollas a la vez, así que se montó encima de mi polla, se la metió toda en su culo. Gemía y gritaba de placer pero quería más.

Comenzó a cabalgar sobre mi polla, toda entera se la metía en su culito y su roce y notar como apretaba era una delicia. Ella mientras chupaba la polla de mi amigo. No nos defreaudó la jovencita, era cierto que era una verdadera cachonda salida a la que le encantaba follarse las pollas de sus empleados a pares.

Con una polla en su coñito y otra en su culo no dejaba de jadear y gritar pidiéndonos que le diéramos bien fuerte, que no paráramos de follarla. Así que la follamos sin parar, sus tetas golpeaban mi cara y ella no paraba de moverse. De repente comenzó a gritar, se estaba corriendo y casi no podía metérsela en su culito de lo que apretaba. Su culito estaba bien prieto mientras se corría, sus contracciones eran una delicia.

Exhausta aún le dió tiempo a disfrutar con nuestras pollas mientras nos corríamos en las tetas de la hija del ganadero, las pajeaba y chupaba suavemente mientras nos sacaba hasta la última gota de semen.

Disfrutamos de un agradable desayuno con la viciosa y salida hija de nuestro jefe. Se notaba que llevaba meses sin probar una buena polla y pudo disfrutar además con dos pollas que la saciaron por completo.

(más…)

Me masturbo espiando a mi vecina mientras folla

22-08-2013
Me masturbo espiando a mi vecina mientras folla

Me masturbo espiando a mi vecina mientras folla

Son las nueve de la mañana y ya estoy preparado en la terraza de mi ático. Cafe con leche, zumo y tostadas. Disfruto de un buen desayuno mientras limpio las lentes de mis binoculares. Todos los días la misma rutina. Una rutina maravillosa espiar a la vecina del edificio de enfrente. Es una delicia observarla mientras se despierta. Comienza a juguetear con su amante, besos y caricas que la van poniendo cachonda.

No sé como se llama pero conozco cada centímetro de su piel, sus pecas, sus tatuajes los tengo grabados en mi memoria. Sólo lleva un diminuto tanga blanco, retoza en la cama y se desperaza mientras su amante le chupa y lame sus preciosas tetas naturales.

No tarda en abrir sus piernas invitando a su amante a disfrutar chupando su sexo, un sexo húmedo y caliente, mientras ella se sujeta y acaricia sus pechos.

Me imagino sus gemidos y jadeos, no los escucho pero sólo imaginármelos hacen que tenga una erección brutal. Comienzo a masturbarme suavemente mientras observo a mi vecina disfrutar.

Ahora es ella la que disfruta con una buena polla. La chupa y pajea suavemente, se la mete entre sus pechos y sigue masturbándola sin parar. Esta ansiosa por sentir esa buena polla dura dentro de su coño. Se monta encima de ella y la coje con su mano para metérsela en su sexo. Cabalga suavemente, sus tetas se bambolean mientras ella no para de moverse encima de su amante.

Esta cada vez más cachonda, ahora se monta dando el culo a su amante. Es preciosa, se recoje el pelo sin parar de cabalgar, disfruta moviéndose como una loca encima de la polla dura de su amante.

Me quedo embobado viendo su maravilloso cuerpo, está a punto de correrse y yo también. Dejo de masturbarme un poco para alargar mi placer y sigo espiándolos.

Ahora está a cuatro patas, mientras su amante la sujeta de las caderas y la penetra con dureza. Se la mete toda entera sin parar mientras ella no deja de jadear.

Cuando ella se corre el acelera aún más, ella se tumba y deja su culo en pompa mientras recibe las embestidas de su amante, su coñito se contrae en un brutal orgasmo que eriza su piel.

Yo ya me he corrido, una corrida caliente resbala por mi mano mientras me pajeo sin parar. Ella aún esta recibiendo fuertes embestidas cuando de repente su amante saca la polla y la acerca a su culito, ella la coje suavemente para acariciarla mientras una buena corrida caliente se derrama en su culito.

Me limpio y acabo mi desayuno. He disfrutado espiando a mi vecina mientras folla. Ya estoy ansioso por cruzarme con ella en el supermercado o en la panadería y poder saludarla con mi mejor sonrisa matutina.

Mañana volveré a mi rutina favorita, ansioso por seguir gozando con una maravillosa mujer que disfruta del sexo con pasión.

(más…)

El relato porno de como desvirgué a mi prima una tarde de verano

21-08-2013
El relato porno de como desvirgué a mi prima

El relato porno de como desvirgué a mi prima

Este relato porno es real. Corría el verano del 96 yo tenía 19 años y todos los veranos iba a veranear al apartamento de la playa de mis tíos. Todos los veranos desde que tenía doce años hasta ese verano que fue el último. Mi prima Lorena tenía 18 años y habíamos veraneado juntos desde pequeños, nunca me había fijado en ella, sobre todo porque a esas edades sólo piensas en coches, fútbol y amigos. Pero desde los 15 años comencé a masturbarme pensando sólo en ella. Lorena era mi amor platónico. Me sabía de memoria su precioso cuerpo, había pasado tardes enteras espiándola. A todas horas, en la ducha, en su habitación. Hasta alguna vez conseguí verla como se masturbaba.

Yo era súper tímido, en cambio ella era más sueltecita, enseguida tenía amigos y muchos ligues. Le encantaba tontear y salir con sus amigas de ligue. Había tenido muchos novios pero yo sabía que perro mordedor poco ladrador. Sabía uno de sus mejores secretos, su mejor amiga Cintya me confesó una noche que iba bastante bebida que mi prima era virgen y que estaba loca por probar una buena polla, pero que ella quería que fuera algo especial. No con el primero que se cruzara.

Esa confesión me volvió loco, pasaba todos los días fantaseando con mi prima. Imaginándome lo maravilloso que sería desflorar su precioso coñito estrecho y húmedo.  Lorena es una preciosa castaña de pelo largo y rizado. Tiene un cuerpo lleno de curvas, caderas anchas con un precioso culo respingón y unos pechos redondos naturales con unos pezones pequeños.

Pasaban los días de verano. Monótonos, de la piscina a la playa, por la tarde arreglarse un poco y salir de cena y de disco. Todos los días igual hasta que una noche mi prima apareció en casa a las nueve de la mañana y borracha como una cuba. La bronca y los gritos de mis tíos se escucharon en toda la urbanización. El resultado fue que mi prima pasaría el resto de verano castigada. A partir de las 7 de la tarde no podía salir de casa. Esa fue la excusa perfecta para estrechar lazos con mi prima.

Asumí su castigo como si fuera mío y cada tarde la pasaba en casa con mi prima. Películas de vídeo, videoconsola, revistas de moda todo lo necesario para hacer más llevadero su castigo. Mi prima estaba encantada conmigo. Esa misma noche mis tíos salieron, estábamos sólos y mi prima llevaba un buen rato en su habitación encerrada. Entre sin avisar, una manía que a ella le desesperaba, y la encontré tumbada en la cama con unas braguitas rosas y la falda por la cintura. La pillé acariciándose su sexo. Me quedé parado unos segundos estaba preciosa. Me armé de valor y me senté junto a ella. Sabía que estaba cachonda y no iba a desaprovechar la ocasión.

Ella sonrió, se me acercó y me besó en la boca. Un beso corto pero intenso. Tenía un tirante caído así que aproveché para acariciarle su cuello y poco a poco bajárselo dejando su pecho al aire. Era muy suave, redondo y de tamaño perfecto para chuparlo y morderlo. Se lo chupé y lamí un poco mientras lo acariciaba. Le devolví su beso en la boca. Un beso más largo y húmedo mientras Lorena se tumbaba. Tenía sus braguitas mojadas, se las aparté y comencé a chupar y lamer su coño. Estaba mojado y caliente Lorena gemía y jadeaba sin parar mientras mi lengua jugaba con su clítoris. Le metí un dedo en su coño para seguir masturbándola mientras ella cerraba los ojos y no paraba de gemir.

Tenía una brutal erección, mi polla a punto de estallar en los calzoncillos y Lorena se dio cuenta. Mientras me besaba acariciaba mi paquete, no tardó en sacármela y llevársela a su boca. Mi prima era virgen, su coñito todavía no había sido penetrado pero ella no era la primera vez que chupaba una polla. Me hizo una mamada increíble. Le pedí que parara que si seguía así me iba a correr, sonriendo se montó encima de mí y se llevó mi polla a su coño. Me confesó que era virgen y me pidió que fuera despacio que le dejara a ella llevar el ritmo. Asentí y me tumbé para gozar, sentir como mi polla entraba en su coño virgen y estrecho era una delicia. Su roce era intenso y le costó un poco meterse mi polla.

Una vez dentro no paraba de cabalgar encima de mí, jadeaba sin parar. No se había quitado ni el tanguita, sólo se lo había apartado lo justo para follarme. Nos fuimos animando poco a poco. Se puso a cuatro patas y cogiéndola de las caderas la penetraba sin parar. No tardó en correrse, mientras la follaba con sus piernas en mis hombros bien espatarrada comenzó a gemir y gritar. Me pedía que siguiera que se estaba corriendo, que no parara que quería sentir toda mi polla en su coñito estrecho mientras se contraía.

La saqué y me corrí en su barriga, con mi polla borboteando aún semen se la llevo a su boca para chupar y tragar todo mi semen caliente.  En ese momento escuchamos la puertas. Eran mis tíos nos vestimos corriendo y nos pusimos a ver la tele.

Fue una maravillosa tarde de verano en la que mi prima probó una polla por primera vez. Pasamos el resto del castigo follando sin parar.

(más…)

Desvirgando el culito de una joven que gemía sin parar

20-08-2013
Desvirgando el culito de una joven

Desvirgando el culito de una joven

Katrina es una preciosa joven morena. Alta, delgada y con unas preciosas tetas naturales. Desde que nos conocimos fue un flechazo, pura pasión. Se vino a mi casa a vivir y follamos a todas horas. Es una jovencita caliente y viciosa. Esa mañana me levante con una erección brutal, estaba ansioso por follarme a Katrina. Estaba desnuda sentada en el sofá y no le apetecía mucho que la follara. Pero no tardó en cambiar de opinión cuando le abrí bien sus piernas y comencé a comerle su coño. No tardó en mojarse, su sexo iba mojándose conforme no paraba de lamérselo. Pero esa mañana tenía preparada una sorpresa para Katrina, iba a follarle su culito y estaba cachondo pensando como iba a gozar desvirgando el culito de una joven viciosa como ella, sabía que le iba a gustar.

Después de comerle bien su coño, me monté encima de ella, con sus piernas en mis hombros y bien espatarrada se la metí toda entera. La follaba duro y sin parar. Ella gemía de placer y mis embestidas cada vez eran más duras. Mi gran polla entraba toda en su coño estrecho y era una maravilla sentir el roce de su sexo con mi polla.

Se montó encima de mí para seguir follando, estaba muy cachonda y tenía ganas de follar. Cabalgaba encima de mí desesperada. Cuando pude observar a mi hermana escondida masturbándose mientras nos espiaba.

La puse a cuatro patas para lamerle su culito preparándolo para recibir una buena follada, ella lo sabía y me pedía que le follara su culito, así que comencé penetrándola suavemente. Disfruté follando por primera vez el culito de una joven que gritaba y gemía de placer. Primero le metí sólo la puntita, parábamos y ella me chupaba mi polla para conseguir que estuviera aún más dura, quería sentirla toda bien dura dentro de su culito.

Estábamos muy cachondos, así que la puse de rodillas en el suelo para follarle bien su culo, ahora se la metía toda entera, ella no paraba de gritar de placer pidiéndome que le diera más fuerte. De repente sus gritos eran aún más fuertes, mientras se corría se tumbó en el suelo para relajarse pero yo no podía parar, estaba disfrutando con su culito virgen, desflorando el culito de una joven que gemía desesperada.

Saqué mi polla de su culito, su ano estaba dilatado y enrojecido de la follada que acababa de recibir. Me corrí en su boca mientras Katrina lamía y chupaba toda mi polla.

(más…)

Un trio con dos jovencitas calientes

18-08-2013
Un trio con dos jovencitas calientes

Un trio con dos jovencitas calientes

Conforme avanza la edad cambian las fantasías sexuales de las personas. En mi caso siendo adolescente fantaseaba en tener sexo con mi profesora de informática. Sus grandes tetas, sus vaqueros ajustados y su simpatía eran una maravilla. Y mejor era cuando le llamabas por alguna duda y para resolverla venía por detrás y apoyaba sus tetas en mi espalda mientras manejaba el ordenador.

Ahora ya más mayor fantaseo con jovencitas, me encantaría montar un trio con dos jovencitas calientes. Dos jóvenes inexpertas a las que poder enseñar los placeres carnales, iniciarlas en sus experiencias sexuales. Y sobre todo disfrutar con su inocencia y ganas de probar cosas nuevas. Ya que soy el dueño de mi fantasía sexual me encantaría que fueran una rubia y una pelirroja.

Una rubia de preciosas tetas redondas naturales y una pelirroja de pequeñas tetas con grandes pezones juguetones. Sería una orgía con mis dos jovencitas calientes preferidas.

De repente me despiertan las sonrisas de las jóvenes, que se tumban en mi cama y mientras la preciosa rubia me da un beso largo y húmedo en la boca, la pelirroja juguetea con mi tremenda erección matutina. No para de besarme mientras la otra ya se ha tragado toda mi polla y la chupa sin parar. De rodillas lame mi polla mientras en el espejo observo su precioso culo redondo y grande en pompa. Un culo maravilloso.

Las dos tumbadas compiten por ver quien sabe chupar mejor mi polla, la lamen por turnos mientras las sujeto de la cabeza y les acaricio el pelo. Después de una buena mamada quieren que las folle. Se tumban juntas y comienzo con la pelirroja. Le abro bien sus piernas mientras la penetro suavemente, conforme entra mi polla escucho como comienza a gemir. Su coñito estrecho aprieta y me cuesta penetrarla. Ella se esfuerza por meterse toda mi polla, tiene ganas de sentirla dentro.

La penetro suavemente, saco todo mi pene y se lo vuelvo a meter, no paro de repetirlo ya que le vuelve loca mientras ella se acaricia su clítoris. La jovencita rubia no para de masturbarse mientras observa, esta ansiosa de probar mi polla y tiene su coñito empapado de flujos.

La rubita tiene su coñito empapado, casi no me cuesta penetrarla, mi polla resbala suavemente y se introduce en su cueva. Ella se acaricia sus tetas mientras su amiga le chupa y muerde un pezón. La pongo a cuatro patas y le empiezo a follar duro mientras la sujeto de las caderas. No tarda en correrse,  sus gemidos de placer son una delicia y aún me queda la pelirroja, está caliente y quiere más polla.

La penetro tumbado por detrás mientras acaricio sus tetitas, no tardo en correrme dejando todo su coño lleno de semen, aún así sigo penetrándola un poco hasta que mi polla pierde su dureza y ya no puedo más.

Las jóvenes se besan y acarician sonrientes, he disfrutado con un romántico menage a trois con dos jovencitas ávidas de sexo.
(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2014