Posts Tagged ‘sexo con maduras’

Esposas cachondas buscan pollas para follar

24-07-2014
Esposas cachondas que les gusta follar

Casadas follando sin parar

Tres esposas cachondas buscan pollas para follar, son un grupo de amigas maduritas y casadas que están muy salidas, les encanta provocar y follarse a todo macho que se les acerca. Disfrutan montando orgías y follando en grupo. Un rubia y una morena chupando pollas a pares y para formar un trío estupendo se une una de sus jóvenes hijas de pequeñas tetas y con muchas ganas de aprender. Las tres disfrutan follando juntas, les gusta salir de fiesta y conocer nuevos hombres que sacien su líbido. Calientan el ambiente con bailes lésbicos y acaban follando  en una espectacular orgía.  Les encanta gemir y gritar mientras se corren y esperar ansiosas que una buena corrida de semen caliente se derrame por sus bocas

(más…)

Sexo duro con una madura experimentada

30-03-2014
Enculando a una madurita

Una madura cachonda

Conocí a Noelia por mediación de mi madre. Ella es amiga de mi madre y van juntas a la piscina. En muchas ocasiones la he llevado en coche a los cursos de natación cuando iba a trabajar. Lo que no pensé nunca es que fuera una madura viciosa y aficionada al sexo duro. Una tarde, tenía el día libre y mi madre estaba con gripe así que la lleve a ella sola. A mitad camino cambiamos de planes y acabé en casa de Noelia follando.

Es una madura experimentada muy viciosa y caliente. Estaba ansiosa de probar mi polla, me desnudo, sacó mi polla tiesa del calzoncillo y se la tragó toda entera. Me hizo una buena mamada, se tragaba toda mi polla entera arrodillada con un tanguita que resaltaba su gran culo. Con sus tetas y pezones duros colgando no dejaba de chupar toda mi polla. Me la follé bien duro, le gustaba que la penetrara con fuerza, la embistiera sin parar mientras no dejaba de gritar y gemir. Pero lo mejor fue cuando la enculé. Un buen culo maduro para follar, mientras la enculaba ella disfrutaba masturbándose su coñito húmedo. Ella ya se había corrido y yo no tardé en descargar todo mi semen en su cara. Noelia resulto ser una madura cincuentona muy cachonda devota del sexo duro y del sexo anal.

(más…)

Follando con la madre madura de mi mejor amigo

25-03-2014
La madre de mi amigo era una madura cachonda

Me follé a la madre madura de mi amigo

Katia es la madre de mi mejor amigo de la facultad. La conocí en el primer años de carrera ya que muchas días entre semana me quedaba a dormir en casa de mi amigo que vivía muy cerca de la facultad. Ella tenía cuarenta y pocos y era una morena madura de enormes tetas naturales. Y sobre todo me encantaba su sonrisa y su cara de viciosa. Pero no fue hasta varios años después cuando pude acostarme con ella. El divorcio de sus padres fue un palo para mi amigo, pero en cambio a Katia le había sentado fenomenal. Cada día estaba más feliz y guapa y muchas noches podía escuchar sus gemidos mientras follaba con sus ligues. La mayoría chicos jovencitos.

Una mañana me llamó, las voces venían de su habitación, mi amigo había saliudo a trabajar y ella estaba recostada en su cama con un traje blanco ceñido sonriendo. Me acerqué a la puerta y me quede mirando sus piernas y sexo. Sonriendo me pidió que me acercara que no le tuviera miedo que sólo quería un poco de cariño mientras abría sus piernas y me enseñaba todo su coño empapado. No tardé en estar lamiendo todo su coño y culito. Bien espatarrada le metía los dedos en su coño y lamía su ano. Ella gemía de placer mientras me decía que estaba loca por probar mi polla. Así que me tumbó, me cogió mi polla tiesa y comenzó a chuparla suavemente desde la puntita hasta tragársela toda. La madre de mi amigo me estaba haciendo una brutal mamada y yo estaba loco por penetrar su coñito maduro. La tumbé a mi lado, le subí una pierna para dejar todo su sexo abierto y comencé a follarla, mientras la embestía sus enormes tetas y grandes pezones no paraban de moverse y ella me pedía que no parara.

Estábamos muy cachondos y follamos sin parar, se montó encima de mi polla y me folló hasta correrse, era una maravilla notar como no paraba de moverse encima de mí polla, bien espatarrada me follaba hasta el fondo, toda mi polla entraba en su coño caliente y húmedo, hasta que comenzó a gritar mientras se corría y se movía como una loca. Pero aún guardaba una sorpresa, después de correrse y todavía jadeando de placer se puso a cuatro patas y me pidió que se la metiera por el culo, yo no podía creerlo estaba a punto de encular a la madre de mi amigo, se la metí sin pensármelo pero su culito apretaba tanto que  no tardé en correrme.  Un polvo increíble que terminó con una buena corrida en su boca mientras ella gemía de placer y tragaba todo mi semen. Katia resultó ser una madurita salida y cachonda con ganas de follarse una buena polla joven.

(más…)

Mi madre follando con un joven atlético

04-03-2014
Mi mama disfruta con una polla joven

Madre follando con un jovencito

Mi madre es una rubia imponente de 45 años. Tiene unas enormes tetas naturales y un culo grande y respingón. Además es una viciosa, le encanta el sexo y sobre todo le gustan los jovencitos. Es por ello que mis amigos suelen visitarme mucho en mi casa ya que en más de alguna ocasión ya se ha cepillado a alguno.

Sin ir más lejos el sábado la pillé follando con Joao un amigo mío de 25 años, Joao es deportista y eso a mi mama le vuelve loco. Joao disfrutó follando con mi mama. Empezó calentándolo con un buen streptease, se acariciaba sus enormes pechos mientras se quitaba el sujetador. Se tumbó en el sofá y bien espatarrada disfrutaba mientras el joven le comía todo su coño mojado. Pero ella tenía ganas de comerse una buena polla, y aprovecho que Joao lucía una tremenda erección para tragársela toda. Lamía su polla desesperada, se la tragaba entera y mordía su puntita mientras él gemía de placer.

Me puse muy cachondo viendo a mi madre montada encima de él, moviéndose sin parar encima de su polla mientras ponía todas sus tetas en su cara para que se las chupara bien. Joao tenía tetas para rato. Los pezones grandes y duros de mi mama eran su manjar y ella cabalgaba sin parar. Mi madre estaba muy cachonda, a cuatro patas disfrutaba mientras Joao le daba bien duro por detrás. La cogía de su gran culo y caderas mientras la follaba sin piedad. A punto de correrse se espatarró bien para dejarse follar y acariciarse su clítoris hinchado hasta correrse. Pero Joao aún quería más, metió su polla entre sus tetas y le hizo una buena cubana hasta descargar toda su corrida en las tetas y cuello de mi madre que gemía como loca.

(más…)

Desvirgado por la chacha

07-02-2014
Desvirgado por la chacha

Mi primera vez con la chacha

María tiene 52 años, la conozco desde que nací ya que es la chacha que trabaja en mi casa desde hace treinta años. Para mí es como mi madre ya que mi verdadera madre falleció cuando yo era pequeñito. Por tanto ella siempre ha sido mi figura materna.

Aún recuerdo mis primeras pajas con sólo trece años mientras la espiaba. Mi habitación era contigua a la suya y muchas noches la escuchaba gemir mientras se masturbaba, entonces aprovechaba para acercarme a la puerta entreabierta y me masturbaba mientras la veía toda espatarrada con su consolador dentro de su coño. Lo que nunca pensé es que con sólo 18 años iba a ser esa mujer madura la que me desvirgaría.

Recuerdo esa maravillosa noche con mucho cariño, llegué a casa sobre las doce de la discoteca y me la encontré en el sofá bebiéndose una de las botellas de vino más caras de mi padre. Llevaba un precioso traje negro y tenía cara de enfadada.

-Qué haces aquí tan pronto? Me pregunto al verme.
-Mañana tengo que madrugar para estudiar.

Le respondí mintiendo, no quería confesarle que acababa de romper con mi novia. Pero ella lo adivinó, sonriendo me pregunto por ella, una pregunta malévola y mi silencio me delataba.

María estaba un poco bebida, nunca la había visto contentilla y estaba muy sexy y graciosa. Sin esperarme su indirecta me preguntó:

-Por lo menos te la habrás follado antes de que te dejara.

Me ruborice y le respondí que no. Soltó una carcajada mientras me decía.

-No te preocupes a mí también me han dejado plantada esta noche, había preparado toda la cena, el traje, las velas y me llama para decirme que no venía, y aquí estoy bebiendo sola y en celo.

No reconocía a María, estaba nervioso y muy excitado. Ella controlaba la situación, me sirvió una copa mientras me acariciaba mi entrepierna.

– Aún eres virgen?

No podía creer sus preguntas, no le respondí, la cogí suavemente del cuello y la bese en la boca. Un beso casi materno, le susurré que sí que era virgen pero que esa noche iba a dejar de serlo. Mientras la besaba me quitaba la camisa. La desnudé sin parar de besarla, llevaba unas medias de encaje con tanguita y sujetador a juego.

Para tener 52 años María estaba muy bien. Culo redondo y respingón bien duro y tetas grandes y redondas con pezones duros y pequeños. Comencé a comerle su coño, estaba empapado de flujos, su clítoris ya estaba a punto de estallar y gemía como una perra en celo mientras le lamía todo su sexo. Paré y me pidió que me quitara los pantalones, se lanzó directa a mi polla que estaba tiesa como un palo, se la tragó entera, no paraba de chuparla y yo le pellizcaba sus pezones. La cogía desde la base mientras me pajeaba suavemente sin sacarla de su boca.

Le pedí por favor que parara si no quería tragarse una buena corrida, sonriendo paró, la tumbe y volví a chuparle su coño, me sujetaba de la cabeza fuerte contra su sexo, gritaba y gemía sin parar. Gritaba sin parar que quería que la follara ya, que quería sentir toda mi polla dentro de su coño mojado.

Así que la espatarré bien, le subí las piernas mientras la penetraba. Mi primera vez con mi chacha fue una maravillosa experiencia, se agarraba al cabezal de la cama mientras la follaba bien duro. Era una delicia notar como la penetraba, como toda mi polla entraba en su interior y como María disfrutaba dejándose follar. Estaba siendo desvirgado por mi chacha, una cincuentona cachonda que no tardó en correrse.

Estábamos tan excitados que no tardamos mucho en corrernos, comenzó a gritar de placer mientras se corría,su coñito se contraía y a mí cada vez me costaba más penetrarla, un roce increíble que hizo que no tardara en descargar toda mi corrida en su coño mientras le besaba y mordía su boca.

Así fue como perdí mi virginidad con mi chacha María, una cincuentona caliente y cachonda.

(más…)

Mama follando con una gran polla negra

27-01-2014
Mi mama disfruta con un buen pollón negro

Mi madre es sodomizada por una gran polla negra

Cuando vi al nuevo jardinero que había contratado mamá y como ella lo miraba supe que mi madre estaba teniendo un lío con él. Era un apuesto y atlético joven negro con una enorme pollón. Lo pude comprobar mientras los observaba follando en el sofá. Entré en casa y sólo escuchaba los gritos de mi madre, me dirigí preocupada a ver que le pasaba y la pude observar mientras él la sodomizaba. Estaba mi madre tumbada en el sofá boca a abajo mientras él la enculaba sin piedad. Una enorme polla negra le estaba destrozando su culito mientras mi madre gritaba y gemía de placer. Me quedé absorta en la puerta observándolos mientras mi coñito empezaba a mojarse.

Sin duda mi madre estaba disfrutando de un buen polvo que no tardó en contarme con pelos y señales. Sonriendo me contó que mientras se desnudaban a ella le encanta meterse un buen consolador en su culo y comenzar a chuparle su polla. Arrodillada comienza a lamer su falo mientras va poniéndose bien durito en su boca. Se lo traga todo entero y él le masturba su culo y su coñito sin parar. Cuando la polla ya está en todo su esplendor se tumba en el sofá y bien espatarrada le gusta dejarse follar, una enorme polla negra le llena todo su sexo empapado. Le encanta a mi madre montarse encima de él y cabalgar con su enorme falo metido en su coño. Con sus dos agujeritos bien tapados disfruta mi madre follando con una enorme polla negra. Pero aún queda lo mejor cuando está a punto de correrse le pide que le folle su culito sin piedad. Una buena follada anal que la hace correrse sin remediarlo en un brutal orgasmo mientras gime y grita sin parar. Sólo queda ya excitada y extasiada recibir su semen caliente mientras él se corre en su cara. El nuevo jardinero hace disfrutar a mi madre entre jornada y jornada de trabajo.

(más…)

Seducido por una madura con ganas de follar

21-11-2013
Seducido por una madurita

Madura viciosa del sexo duro

Nina es una mujer madura de 45 años, está buenísima. Rubia, alta de culito respingón y con unas buenas tetas operadas. La conocí porque ella fue la causa del divorcio de mis padres. Y realmente ahora entiendo lo listo que era mi padre. Estuvo liado con ella unos meses hasta que lo dejaron, mi madre se enteró y le sacó a mi padre hasta el último centavo en su divorcio.

Nina me llamó esa mañana con la excusa de que le arreglara el ordenador ya que no podía conectarse a internet, lo que no esperaba es que sus intenciones eran follarse también al hijo de su amante. Llevaba un increíble traje negro ceñido que marcaban todas sus curvas y sus enormes tetas. Estaba cachonda y muy cariñosa conmigo, me puse con su ordenador y ella se sentó en el sofá, se subió el traje, no llevaba bragas y comenzó a masturbarse. Tenía a una cuarentona buenísima espatarrada en el sofá metiéndose dos dedos en su coño haciéndose un dedo mientras se sobaba sus tetas. Me levanté como un resorte, mi polla se había puesto tiesa al momento y comencé a comerle su coño. Nina aparte de estar buenísima era una viciosa del sexo, nunca había follado con una mujer tan cañón como ella. Tenía un cuerpo increíble, estilizado, un culo precioso y unas tetas y pezones bien duras. Me sacó mi polla se la tragó entera y después de un buen rato comiéndose toda mi polla se montó encima de mí y comenzó a follarme sin piedad.

Le gustaba el sexo duro, que la follasen bien fuerte mientras no dejaba de gemir. Encima de mí la rodeé fuerte de las caderas para meterle toda mi polla bien mientras ella no paraba de moverse. Tenía todas sus tetas en mi cara y disfrutaba chupándoselas y mordiéndole suavemente sus pezones que estaban grandes y duros. Se puso a cuatro patas y mientras la embestía ella movía su culito para recibir bien mis pollazos. Disfrutamos follando bien duro y ya a punto de correrse se tumbó boca arriba, abrió sus piernas largas y se espatarró bien para que siguiera penetrándola con fuerza. era una maravilla notar como entraba toda mi polla en su coño mojado y ella gritaba de placer mientras se corría. En ese momento empecé a embestirla con fuerza y sin parar, su coñito estaba contrayéndose y apretaba cada vez más mi polla. Un roce maravilloso que hizo que no tardará en sacar mi polla y descargar toda mi corrida en su cara mientras ella jadeaba y chupaba todo mi pene para tragarse todo el semen.

Acabamos agotados en el sofá, había pegado un polvo increíble con Nina, una preciosa y viciosa madurita a la que le gustaba el sexo duro. Desde esa mañana entiendo un poco más a mi padre y reconozco que Nina debería ser una causa justificada de divorcio ante un juez y un peligro para los hombres casados.

(más…)

Madura asiática follando duro

25-10-2013
Follando duro con una asiática

Madurita asiática le gusta que la penetren fuerte

Xiaoyan es una preciosa masajista asiática. Es una mujer madura y liberal. Tiene una consulta propia de masajes y algo más. Es una viciosa del sexo duro y le encanta follarse a sus apuestos clientes. Tiene un precioso cuerpo para su edad, tetas grandes y operadas con pezones pequeños y un culo redondito que es una delicia.

Le encanta poner calientes a sus clientes, con sólo una bata blanca y ropa interior negra pone a cien a sus clientes hasta que consigue su cometido. Disfruta follando bien duro, le encanta ponerse a cuatro patas y que se la metan toda entera por detrás mientras gime de placer sin parar. A punto de correrse, se espatarra bien con todo su coño bien abierto para recibir toda la polla bien tiesa. Goza de un buen polvo hasta correrse y recibir una buena corrida de semen caliente en su boca.

Ya una vez relajados, disfruta realizando su trabajo. Es la masajista de la ciudad que más clientes satisfechos tiene.

(más…)

Follando con la dueña de la casa

18-10-2013
Follando con la dueña

Follando con la señora de la casa

Soy mayordomo desde los 16 años, de eso ya hace casi 30. He trabajado con muchas familias adineradas y he follado con muchas mujeres maduras cuyos maridos ricos y esclavos del trabajo hacía mucho tiempo que no las satisfacían.

También he disfrutado follando con sus hijas jóvenes y salidas y con muchas ganas de probar una buena polla. Desde hace tres meses trabajo en una nueva casa. Mi ama es una madurita rubia de unos 35 años. Se llama Inés. Es muy guapa y un poco seria pero hace una semana me la encontré toda desnuda en el sofá del salón masturbándose y gimiendo como una perra en celo. Mientras se metía dos dedos en su coñito no paraba de pellizcarse sus grandes tetas.

Así la encontré al entrar al salón, se me quedó mirando quieta mientras se chupaba sus dedos y saboreaba sus flujos vaginales. Me acerqué y me senté junto a ella, comencé a besarla en su cuello y a acariciarle sus tetas. Le abrí bien sus largas piernas y empecé a lamer su sexo mojado.

Inés estaba muy caliente, en ese momento para mí no era la dueña de la casa, era una mujer a la que satisfacer. Y yo tampoco era su mayordomo. Era su amante. De repente me abrió la bragueta y sacó mi polla que estaba tiesa como un palo, se arrodilló y comenzó a mamarme la polla sin parar. La chupaba de maravilla, sus labios y lengua estaban calientes y húmedos y recorrían sin parar toda mi polla desde la puntita hasta el fondo.

Estaba mi señora muy cachonda, así que se montó encima de mi polla, se la metió en su coño y mientras me follaba sin parar sus tetas no dejaban de moverse al ritmo de sus embestidas. A punto de correrse se puso a cuatro patas y me pidió que le diera fuerte, que se iba a correr y quería sentir toda mi polla en su coño. La cogí de las caderas mientras la follaba sin parar.

Enseguida comenzó a gritar y a gemir como una loca, se estaba corriendo y su sexo se contraía y costaba cada vez más penetrarla. Su roce hizo que no tardara en correrme en sus preciosas y grandes tetas naturales.

Desde aquella tarde en que disfruté con mi ama ya no hemos vuelto a tener sexo, aunque si que la he espiado en algunas ocasiones mientras se masturba gritando mi nombre.

(más…)

Me follo a las vecinas maduritas de mi barrio

16-10-2013
Me follo a las vecinas maduritas de mi barrio

Me follo a las vecinas maduritas de mi barrio

Me encanta follar con mujeres de edad avanzada, pues tienen más experiencia y no piden nada más a cambio que una buena polla que las haga sentirse vivas.

Desde pequeñito, cada vez que iba a ver a mi abuela, sus vecinas estaban encantadas de que les hiciera una visita. Aquello me suponía merendar varias veces a lo largo de la tarde. Pero conforme me iba haciendo mayor, descubrí que aquellas señoras, en su mayoría viudas desde muy jóvenes, lo que recitaban era una hombre que les hiciese un buen mantenimiento de sus coñitos maduros.

Así es como empecé a follarme a las amigas de mi abuela. Yo las visitaba por las tardes, después del instituto. Ellas me abrían la puerta con una sonrisa de oreja a oreja, pues aquella tarde iban a tener algo más que compañía. Nos sentábamos en el sofá y sin pedir permiso yo me lanzaba a chupar esos pechos caídos que antaño habían amamantado a varios hijos.

Mis manos estaban acostumbradas a acariciar esos coños resecos durante años, que ahora chorreaban como los de una jovencita de veinte con solo verme aparecer por el portal de la finca. Pero lo mejor es cuando esas bocas expertas hacían desaparecer mi polla entre sus labios. Tengo que hacer auténticos esfuerzos para evitar correrme demasiado pronto. Pues mis añejas amantes aun esperan que las ponga a cuatro patas mientras me las follo, o dan muestras de autentica agilidad recuperada probando otras posturas casi imposibles.

Todo suele terminar siempre igual. Cuando derramo mi corrida por cualquier parte de su cuerpo, ellas recuperan la compostura y con mucho esfuerzo me despiden hasta la próxima.

(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016