Posts Tagged ‘tetas pequeñas’

Esposas cachondas buscan pollas para follar

24-07-2014
Esposas cachondas que les gusta follar

Casadas follando sin parar

Tres esposas cachondas buscan pollas para follar, son un grupo de amigas maduritas y casadas que están muy salidas, les encanta provocar y follarse a todo macho que se les acerca. Disfrutan montando orgías y follando en grupo. Un rubia y una morena chupando pollas a pares y para formar un trío estupendo se une una de sus jóvenes hijas de pequeñas tetas y con muchas ganas de aprender. Las tres disfrutan follando juntas, les gusta salir de fiesta y conocer nuevos hombres que sacien su líbido. Calientan el ambiente con bailes lésbicos y acaban follando  en una espectacular orgía.  Les encanta gemir y gritar mientras se corren y esperar ansiosas que una buena corrida de semen caliente se derrame por sus bocas

(más…)

Polla grande en el coño de una latina viciosa

25-01-2014
Latina morena follando con un pollón

Una buena polla para una latina

Belinda es una preciosa y joven latina. Morena, con pequeñas tetas naturales, labios carnosos y muy viciosa. Conoció a Leo por una amiga suya. El boca a boca funciona y Belinda sabía que Leo tenía una buena herramienta. Una buena polla de casi 20 centímetros y bien gorda que le aseguraría una buena sesión de sexo placentera. Así que Belinda  no tardó en salir con él y en la primera cita se acostaron. Fue en casa de Leo, comenzaron a besarse y a sobarse sentados en el sofá. Belinda le bajo los pantalones y dejó al aire su enorme polla. Con los pantalones de Leo por las rodillas le cogió su polla y se la metió toda entera en su boca. Por mucho que se esforzaba era imposible tragarse semejante pollón entero. Leo gemía de placer mientras Belinda le chupaba toda su polla. Con la boca abierta de par en par se la metía hasta la garganta y recorría toda su polla son sus labios y lengua.

Belinda disfrutó follando en el sofá con una gran polla, Leo la penetraba fuertemente y todo su coñito se llenaba de polla, era una delicia sentir una polla así de grande en su coño, notar su roce mientras la sacaba y la metía entera. Belinda gozaba con una buena follada y gemía de placer mientras Leo la penetraba. Pero también quería probar su gran polla dentro de su culito, así que se puso a cuatro patas mientras Leo la enculaba. Su culito se fue adaptando poco a poco a su gran tamaño y Belinda gemía como una loca de placer. Leo estaba a  punto de correrse, ella se tumbó en el sofá bien espatarrada, Leo la sujetaba de las piernas mientras seguía follándola sin parar, Belinda ya se había corrido y ahora era el turno de su amante que disfrutó corriéndose en su boca y labios mientras ella tragaba todo su semen caliente que brotaba de su gran polla.

(más…)

Trío en el gym con una rubia salida

12-12-2013
Trío con rubita cachonda

Doble penetración a una rubia cachonda

Estaba sólo con una toalla a punto de ducharme en el gimnasio cuando entró al vestuario Nuria, la rubita que trabaja en recepción, tenía un aviso de que no había agua caliente e iba a comprobarlo. Llevaba un mini traje negro de plástico increíble y me estaba poniendo muy burro. No pude evitar empezar a tocarme mi polla mientras le ponía mi mejor sonrisa pícara. A los pocos segundos deje caer la toalla para que viera toda mi polla empalmada y bien dura. Se arrodillo y comenzó a chupármela desesperada. Estábamos los dos solos y un negro con una enorme polla que no desaprovechó la ocasión.

Nuria no daba a basto, tenía para sí solita dos buenas pollas. Las chupaba a pares y estaba disfrutando. Nos la follamos a turnos mientras yo le embestía su coñito ella chupaba el enorme falo negro de mi compañero. Al final acabamos follándola por todos sus agujeros mientras ella gemía y gritaba de placer. Una doble penetración increíble, follándola de pie mientras le penetrábamos su culito y coñito. Pero cuando más gritaba era cuando se metió la enorme polla negra en su culito, no paraba de moverse y aproveché para follarle el coñito. Así se corrió mientras la follábamos sin piedad. No tardamos en sacar nuestras pollas y corrernos en su cara llenándole su boca y pequeñas tetitas de semen caliente.

(más…)

Vídeo amateur follando en la cocina

30-11-2013
Vídeo amateur follando en la cocina

Un buen polvo en la cocina

Esta jovencita delgada tiene unas preciosas y pequeñas tetas naturales, cuando está cachonda sus pezones se ponen de punta y bien duritos. Sus piernas finas desembocan en unas caderas generosas y un culito respingón precioso. Cuando está caliente le gusta follar en cualquier rincón de la casa.

Está preparando el desayuno y tiene muchas ganas de que su chico se despierte para follárselo, su coñito está empapado y lleno de flujos mientras se imagina el buen polvo que le van a dar. Después de hacerle una buena mamada y poner la polla de su novio a tono y bien durita se sube a la encimera y se abre de piernas completamente para recibir toda la polla dura en su coño. Le encanta sentir como le entra toda la polla en su coñito húmedo, que la follen bien duro mientras no deja de gemir de placer. Se ponen más cómodos y sobre el sofá se monta encima de la polla para no parar de moverse encima de ella. Sus pezones en punta delatan lo cachonda y excitada que está. No tarda en correrse, se coge al cuello de su amante mientras se mueve como una loca y grita mientras se corre. Su chico ya no aguanta más y descarga toda su corrida en su boca.

Lo que más le gusta después es coger la cámara que ha estado grabando toda la escena y excitarse mientras ve el vídeo porno que acaban de grabar. Un buen vídeo de porno amateur en la que ella es la protagonista.

(más…)

Sexo con una jovencita viciosa

16-11-2013
Una joven que necesitaba una buena polla

Sexo con jovencita cachonda

Conozco a Susane desde que era niña. Era mi vecina, era una niña gordita y fea. Yo soy cinco años mayor y cuando empezó el cole siempre me encargaba de llevarla y recogerla. Fueron pasando los años y Susane sufrió una increíble transformación. Cuando tenía catorce años adelgazó, y esa niña se fue convirtiendo en una adolescente preciosa. Siempre fuimos buenos amigos pero le perdí la pista cuando sus padres se trasladaron y ella fue a otro instituto.

Con 18 años y ya en la facultad Susane regresó al barrio, era una preciosa joven castaña de pelo rizado, pequeñas tetas, culito redondo y unos labios y sonrisa maravillosa. Ahí fue cuando me enamoré de ella y cuando comencé a acostarme con Susane. Nunca pensé que esa niña, se convirtiera en una preciosa mujer, joven y que disfrutaba del sexo. Una mañana me despertaron unos gemidos, venían del baño, al acercarme la vi desnuda dándose un baño mientras se masturbaba. Estaba completamente abierta de piernas sobre un espejo mientras se acariciaba su sexo. Sonriendo me dijo que no tenía agua caliente en casa y que había entrado sin despertarme para bañarse. Yo no podía quitar la vista de su precioso cuerpo. Sus piernas largas, su sexo húmedo e hinchado y su sonrisa.

Me senté en el salón esperando a que terminara, estaba muy excitado Susane era una joven cachonda y preciosa y sólo pensaba en tener sexo con ella. Susane se acababa de correr porque escuchaba sus gritos de placer desde el salón. Al salir del baño ella seguía como si nada y yo estaba conmocionado. Se me acercó semidesnuda, se tumbó en el sofá, abrió sus piernas y seguía acariciándose, tenía su clítoris hinchado y sus enormes labios vaginales estaban mojados. Comencé a comerle su coñito, ella seguía gimiendo. Susane resultó ser una joven cachonda, después de lamerle un poco su sexo, sacó mi polla y me la chupó hasta ponerla tiesa, la cogió la acercó a su sexo y me invitó a penetrarla. Era una maravilla follarla suavemente por detrás mientras la besaba y acariciaba sus pequeñas tetas de pezones duros. Su coñito estrecho apretaba mi polla y cada embestida era para morirse de placer. Sacó mi polla de su coñito, se sentó encima de ella y me masturbo rozándome con su sexo, su sexo empapado resbalaba sobre mi polla mientras me masturbaba y ella gemía de placer.

La tumbé, la abrí de pierna y comencé a follarla bien fuerte. Enseguida se corrió, mientras se corría se montó encima de mi polla y comenzó a moverse sin parar, un movimiento delicioso que hizo que me corriera en su coño dejándoselo todo lleno de semen. Fue una experiencia maravillosa tener sexo con Susane, una joven preciosa, cachonda y adicta al sexo.

(más…)

Mi amiga me come el coño hasta que me corro

08-11-2013
Sexo oral en coños mojados

Lesbianas disfrutan del sexo oral

Mireia es una de mis mejores amigas desde la infancia. Es una preciosa rubia de pequeñas tetas naturales y pezones duros. Con quince años me confesó que era lesbiana. Ello más que alejarnos hizo que nos unieramos más. Yo soy bisexual pero siempre pensé que acabaría casada y con hijos. Pese a sentirnos muy atríadas la una por la otra no nos acostamos juntas nunca.

Hasta una tarde que quedamos para ir de compras, nos liamos luego cenando y de copas y acabamos en su casa besándonos y sobándonos sin parar. Mi amiga me comió mi coño hasta que me corrí. No necesitamos ningún consolador. Sólo con nuestras manos y labios nos dimos un buen revolcón. Nunca me había acostado con una mujer hasta esa tarde.

Fue maravilloso sentir como Mireia lamía mi sexo con su lengua caiente y húmeda mientras me metía dos dedos en mi coño y me masturbaba suavemente. No tardé en correrme, mi sexo explotó en un brutal orgasmo, mientras se contraía Mireía seguia lamiendo mi clítoris sin parar. Sabía que me estaba corriendo y aprovechó para seguir masturbándome sin parar mientras yo le pedía que no parara. No tardé en devolverle el orgasmo, estaba muy cachonda, se tumbó y abrió bien su coño para que pudiera chupárselo bien. Se corrió al instante, estaba tan excitada que al sentir mi lengua sobre su clítoris se corrió, se dejo llevar mientras gemía sin parar.

Tenía a Mireía rendida ante mí, con sus manos apretaba mi cabeza para que no dejara de lamer su sexo mientras se corría.

(más…)

Relato porno: Sexo con una alumna de la facultad

21-10-2013
Sexo en la facultad

Follando con mi alumna preferida

Desde el primer día que ví a Natalia en la facultad supe que tarde o temprano acabríamos practicando sexo en mi despacho de la universidad. La tuve todo el curso de primero de carrera sentada en primera fila.

No fallaba a ninguna de mis clases, le encantaba ponerse su faldita de colegiala por las rodillas y mientras explicaba se las ingeniaba siempre para acabar enseñándome sus braguitas. Ella sabía que no le quitaba ojo, sabía que me ponía muy cachondo y disfrutaba haciéndome sufrir.

Pero lo que no esperaba es que soportora todo un curso entero sin sucumbir a sus encantos y provocaciones. El jueguecito se le volvió en su contra. Nunca fallaba a ninguna tutoría y siempre intentaba seducirme. La verdad es que congeniamos muy bien. Ella era muy guapa, preciosa, sexy y muy buena estudiante.

Volviendo a su juego de seducción, no esperaba mi reacción. De repente comencé a asistir a clase con vaqueros más ceñidos, camisetas cortas dejando a la vista mis brazos musculados. También me permitía el lujo de tontear y flirtear con las alumnas, mientras observaba a Natalia y le sonreía pícaramente. Los celos se la comían.

Al principio de segundo curso decidí dar el paso, en una tutoría, estaba realizando un examen atrasado de anatomía. No tenía ni idea, de las preguntas así que le propuse hacer el exámen práctico.

Su sonrisa pícara y sus labios humedecidosme indicaban que le encantó la idea. Llevaba una minifalda cortísima, un top ajuatado a sus pequeñas tetas y unas medias largas. No tardé en tenerla arrodillada mientras me chupaba toda mi polla. La tenía muy flácida yse esforzaba por chuparla bien y notar como se me iba empalmando dentro de su boca húmeda y caliente.

Me hizo una buena mamada, de rodillas con las piernas bien abiertas mientras se acariciaba su sexo. La senté sobre la mesa y le abrí bien su coño para chuparlo. Estaba muy mojado y caliente y tenía su clítoris duro a punto de estallar. Le daba lenguetazos sin parar y ella no paraba de gemir y acariciarse sus pezones. Entre gemidos me pedía que me la follara, que estaba ansiosa por sentir toda mi polla dentro de su coño mojado.

La penetre suavemente, bien espatarrada disfrute follándome su coñito húmedo y estrecho. Era una maravilla notar el roce de su sexo mientras cada vez la follaba más fuerte.

Follamos de forma salvaje, poco a poco nos fuimos calentando. La puse apoyada sobre la mesa mientras la follaba por detrás sujetándola de las caderas para que notara como le metía toda mi polla. Ella no paraba de gritar y gemir. Se montó encima de mi polla y me folló hasta correrse. Mientras cabalgaba encima de mí se masturbaba sin parar hasta que se corrió.

Yo ya estaba a punto y no tardé en correrme en su boca mientras tragaba y chupaba todo mi semen.

Natalia se convirtió en mi amante, ese año follábamos casi a diario. Y hasta que se licenció, en quinto de carrera todavía nos dió tiempo e pegar unbuen polvo de despedida. Natalia se convirtió en mi jovencita obsesión. Una joven caliente y fogosa con la que disfrutaba en mis clases de la facultad.

(más…)

Sexo con una veinteañera caliente

15-10-2013
Sexo con una veinteañera

Me follé a una jovencita

Me encanta salir a la calle y ligar con chicas jóvenes y guapas. No soy muy guapo, soy resultón y además tengo mucha labia. Para ligar hay que ser un poco descarado, atrevido y sobre todo muy divertido.

Este sábado pasado conocí a una preciosa rubia de dieciocho añitos, muy simpática y guapa. No lo dudé, la invité a merendar y a pasar la tarde por la ciudad. Lo pasamos genial y poco a poco fuimos cogiendo confianza. Se llamaba Andrea, estudiaba primero de periodismo y le encantan los animales.

Pasamos toda la tarde y casi al anochecer la invité a mi casa. Estaba casi seguro que iba a aceptar e íbamos a acabar follando en mi casa. No fallé, Andrea estaba muy excitada y había sido un flechazo desde el principio. Lo que no esperaba era que fuera tan caliente, disfruté teniendo sexo con una jovencita de pequeñas tetas y pezoncitos duros. Comenzó a chupar mi polla desesperada y luego se montó encima de mí. Me cogió mi polla dura y se la metió en en su coño mojadito.

No paraba de moverse encima de mi polla hasta que se agarró a mi cuello y me la follé de pie. Era una delicia notar como toda mi polla entraba en su coñito estrecho mientras ella se agarraba fuerte a mis hombros y gemía sin parar.

Pegué un buen polvo con una veinteañera cachonda, al final me hizo una mamada brutal hasta que me corrí en su boca.

Salimos un par de meses y follábamos a diario, pero al final lo dejamos. Aún me acuerdo de los polvos de Andrea.

(más…)

Jovencita follada por el culo en el super

10-10-2013
Anal en el súper

Joven follando en el supermercado

Esta jovencita necesita hacer una reforma en casa y no entiende mucho de herramientas. Acude al supermercado a comprarlas y el dependiente que está cañón la pone tan caliente que terminan follando en el almacén.

Lo que no espera la joven es que la mejor herramienta de la tienda es la que se gasta el chico. Una enorme polla que la hace gozar, sobre todo cuando se la mete toda enterita por su culito estrecho.

A cuatro patas sobre una silla es enculada mientras grita y gime de placer. Un polvo rápido que termina con una corrida caliente en la boca de la jovencita.

(más…)

Me follé el culo de mi novia

01-10-2013
Me follé el culito de mi novia

Enculando a mi chica

Mi novia es una preciosa jovencita de 20 años. Es una cachonda y viciosa del sexo. Es delgadita, tiene unas pequeñas tetas deliciosas y culito respingón que es una maravilla. Llevaba semanas detrás de su culito imaginando lo increíble que sería encular su precioso trasero prieto y virgen.

Esa misma tarde me llamó y me dijo que sus papis no estaban en casa, que estaba muy cachonda y tenía ganas de pegar un buen polvo. En cinco minutos me planté en su casa, entré cámara en mano grabando y enseguida nos pusimos a follar. Me chupaba mi polla desesperada, se la tragaba toda entera mientras la sujetaba de la cabeza para que no parara de chupar. La puse pronto a cuatro patas y comencé a follarla, su coñito estaba bien mojado de flujos. Ella gemía y gritaba pidiéndome que le diera más fuerte.

Lo que no se esperaba era que le metiera la puntita de mi polla en su culo, al sentirla grito aún más pero ni se inmutó. Me pidió que siguiera, que se la metiera en su culo pero que fuera despacio sin hacerle daño. No tardé en tener casi media polla dentro de su ano y poco a poco fui subiendo el ritmo de mis embestidas mientras ella gritaba y gemía de placer como nunca lo había hecho.

No podía creer que estaba enculando a mi chica. No tardó en montarse encima de mí y disfrutar mientras se metía toda mi polla tiesa en su culito. No tardó en correrse como nunca lo había hecho. Un buen orgasmo que me recompensó con una buena mamada hasta que me corrí en su cara.

(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016