Posts Tagged ‘tetas pequeñas’

Follando con la hija de mi jefe en el trabajo

26-09-2013
Me follé a la hijita de mi jefe

Me follé a la hija de mi patrón

Trabajo en los establos de una familia adinerada. Mi faena consiste en alimentar y cuidar de los 5 caballos que poseen la familia, pero  me tenía que ganar el sueldo follando con la hija de mi jefe.

Cristina es la hija de mi patrón y desde hace unos meses notaba sus miradas y sonrisas. No habíamos hablado mucho en parte por mi timidez y porque al estar cerca de ella me pongo muy nervioso.

Cristina es una preciosidad rubia, no llega a los 30 y tiene unos pechos pequeños y un culito redondo que me excita mucho,

Una mañana se prestó a ayudarme en mis tareas, aprovechando que no estaban sus padres fuimos al establo a trabajar. Le encanta alimentar a los caballos. Yo no pude resistirme y viendo que ella estaba muy simpática, mientras alimentaba a los caballos empecé a acariciarle los pechos.

Ella con una sonrisa pícara me pidió que no parara, que la siguiera acariciando. Pronto bajé a su sexo y empecé a sobárselo, estaba muy húmedo y cuando le metí un dedo en su coño soltó un gemido y me dijo que quería follar allí mismo.

Tumbada sobre la alfalfa le comí todo su coño, estaba húmedo y caliente y ella no paraba de sujetar mi cabeza para que se lo comiera todo entero.

Luego ella me hizo una mamada brutal, tragándose toda mi polla y chupándola sin parar. Luego después de empezar a follar me pidió que se la metiera por el culo. Yo alucinado no me lo pensé y se la metí por su culito prieto, mientras ella no dejaba de gemir y gritar. No podía imaginar lo viciosa que era Cristina.

Después de follarme su culito y que se corriera toda entera, me corrí en su boca mientras ella chupaba y tragaba todo mi semen sin parar.

Nada más acabar salimos corriendo pues sus padres acababan de llegar y casi nos pillan follando en el establo.

Desde este día trabajo mucho más agusto. Y de vez en cuando Cristina me ayuda en mis tareas.

(más…)

Una mamada rápida en la oficina

20-09-2013
Una mamada en el trabajo

Una mamada en su despacho

Teníamos una importante reunión con un gran grupo inversor extranjero para cerrar un gran contrato. El ambiente en la oficina era de una gran tensión y nerviosismo. Mi jefe estaba hecho un flan, nunca lo había visto así. Y yo también, estaba ansiosa por la llegada de la visita, no quería cometer ningún error.

Aún quedaba media hora para la reunión y había que hacer algo para relajarse. Se me ocurrió una buena idea, un buen orgasmo sería ideal para descargar nervios y tensiones, quedarse bien relajados y afrontar la reunión con garantías.

Así que aproveche que mi jefe había salido al baño para entrar en su despacho, sentarme en su mesa, quitarme las braguitas y comenzar a masturbarme. Al entrar sonrió, me dijo si estaba loca o qué. Le contesté que era un método para descargar el nerviosismo y las tensiones. Y le pregunté si quería probarlo, no dudó, comenzó a lamer mi sexo empapado sin parar mientras me metía un dedo en mi coño para masturbarme. Mi clítoris estaba duro y a punto de estallar en un brutal orgasmo. Me tuve que contener para no gritar como una loca.

Me acababade correr y mi jefe también lo necesitaba, así que cogí su polla dura y me la metí en la boca. Le hice una buena mamada en su despacho mientras él gemía de placer. Con su mano sujetaba con fuerza mi cabeza para que no dejara de chupar. No tardó en correrse en mis labios. Su semen caliente era una delicia.

Nos quedamos unos minutos relajados en la oficina. Fue la mejor terapia para afrontar una importante reunión de trabajo. Sobra decir que la reunión fue un éxito y conseguimos cerrar un importante acuerdo.

(más…)

Follando en el aula de la facultad

18-09-2013
Follando en la universaidad

Follando en clase

Llegaba a la facultad tarde. Al entrar en clase no había nadie. Sólo una preciosa morena. Ninguno de los dos habíamos venido el día anterior y por tanto no sabíamos que hoy habían suspendido la clase. Justamente la morena que se sentaba en las últimas filas y ya le había echado yo el ojo. Estaba buenísima y una cara de viciosa increíble. Siempre venía al aula con minifaldas y ligueros, provocando. Llevaba una camiseta blanca ajustada a sus pequeñas tetitas. Comenzamos a charlar y aprovechamos el rato libre para adelantar un trabajo que teníamos que entregar.

El trabajo era de anatomía. Y no pude empezar a bromear sobre la parte de los aparatos reproductores. Dibujé una polla en la pizarra y ella sonreía sin parar. Me dijo que hacía mucho tiempo que no veía una de verdad y que el tema de reproducción le ponía cachonda. No lo dudé me saqué mi polla empalmada y se la acerqué para que pudiera verla en todo su esplendor. La cogió y un poco cortada comenzó a masturbarla, estaba excitada y un poco sonrojada. Pero tenía sus pezones duros como una piedra. Le saqué su camisa y pude ver sus pezones grandes y largos, estaban durísimos.

Se los pellizcaba suavemente mientras me hacía una buena paja. Ella gemía a cada pellizco, estaba cachonda y no tardó en comerse toda mi polla. Chupaba desesperada, mientras me pedía que la follara. Estábamos muy cachondos y no pudimos evitar pegar un polvo rapidito. Allí mismo en el aula de la facultad follando muy salidos. Le chupé un poco su coñito, lo tenía empapado de flujos y pedía una polla a gritos. LE quité su tanguita y con una pierna subida en la mesa comencé a follarla por detrás. Mientras la sujetaba de sus tetas la penetraba con fuerza y sin parar. Gemía y gritaba desesperada y me pedía que no parara.

Me tumbó sobre el suelo y se metió mi polla en su coño mientras cabalgaba sin parar. Yo le abría bien sus nalgas para meterle toda mi polla entera. La senté sobre la mesa y bien abierta la follaba duro, no tardó en correrse y comenzó a gritar mientras su coñito se contraía en un buen orgasmo. Yo saqué mi polla y me corrí enseguida sobre su coño. Ella aun jadeaba de placer y tenía sus pezones duros como una piedra mientras yo descargaba toda mi leche en su coño. Amanda que así se llamaba y yo pasamos una buena mañana follando en la clase de la universidad.

(más…)

Follando en la casa de la montaña

13-09-2013
Follando en la casa de la montaña

Sexo en la casa del campo

A Jaqueline no hay nada que le guste más que pasar los fines de semana relajada en su casa campo con su chico Mark. Le encanta relajarse y sobre todo pasarse todo el finde follando sin parar.

Jaqueline es una preciosa latina, morena de pequeñas tetas, muchas curvas y sobre todo puro vicio. Le gusta calentar a su chico con un estreptease, sabe que le pone muy caliente y no tarda en darle un buen polvo.

Le encanta su enorme polla bien dura, le encanta tragársela toda y chuparla sin parar mientras observa la cara de placer de su chico. Aun así le es imposible tragarse toda su enorme aunque ella se esfuerza.

Tiene una preciosa casa en la montaña, no tienen vecinos cerca y eso es una ventaja ya que ella se deja llevar y puede gritar y gemir sin parar mientras joden bien agusto. Sobre la hamaca con el culito en pompa Mark empieza a castigarla a base de pollazos. Mientras la sujeta bien de sus caderas para que pueda notar como le mete toda su enorme polla.

Jaqueline está tan cachonda que su coñito está empapado en flujos. Es una delicia notar como Mark apenas se esfuerza para penetrarla, su coñito está tan lubricado que su polla entra con facilidad.

Pero a ella también le gusta mandar, así que se monta encima de Mark para disfrutar cabalgando sobre su polla. Se mueve sin parar arriba y abajo mientras Mark le dá palmaditas en su culo. Ella se deja caer sobre su pecho, así puede conseguir una penetración más profunda, mientras no parar de moverse siente como toda la polla de Mark le llena su coñito.

A punto de correrse Mark se monta otra vez encima, la espatarra bien para abrir su coñito y no para de darle duro hasta que ella se corre. Un buen orgasmo que la hace gritar aún más.

Mark ya no puede más saca su polla a punto de correrse y descarga todo su semen caliente sobre su barriga. Ella se afana por llevársela a la boca y chupar las últimas gotas de semen que salen de su polla.

Están agotados y acaban relajados en la piscina. Eso sí recuperan fuerzas para seguir disfrutando del fin de semana follando sin parar.

(más…)

El coño de una jovencita que me vuelve loco

12-09-2013
El coño de una jovencita que me vuelve loco

El coño de una jovencita que me vuelve loco

Me encontré a Paula tocándose el coño en el sofá del salón de su casa. Me volví loco al ver su coñito tan rosado, prieto y bien lubricado. Me quedé un rato observándola desde la puerta, ella montó el espectáculo, le encantaba sentirse observada mientras se acariciaba el clítoris y jugaba con los pezones de sus pequeñas tetas. Yo no paraba de pensar en lamer esos pechos, comerle ese coño y meterle mi cada vez más gordo pene en su estrecha vagina.

Después de observar como Paula se masturbaba mientras sabia que la observaba, me decido a participar en sus juegos  y la hago eyacular cuando se corre.

Paula se tocaba su sexo con fuerza, metiéndose los dedos por la humeda raja, era pecioso ver lo suaves que entraban esos dedos y cómo salían mojaditos por su flujo vaginal. Me moría de ganas por penetrar un coño como el de Paula, siempre tan caliente, estrecho y húmedo.

No podía esperar más, me acerqué y ella se tiro desesperada a mi polla. Me la estuvo mamando un buen rato hasta que me la puso a reventar de dura. Entonces me tumbé y ella se sentó encima, agarrándome la polla y metiéndosela con destreza en su vagina. Yo me agarré a sus duras y pequeñas tetas.  No paró de cabalgarme hasta que la puse a cuatro patas y le di por detrás un buen rato, me corrí inundando su vagina con mi semen. Ella también se corrió soltando algunos chorros de orina y flujo. No era la primera vez que Paula me sorprendía con un squirting. Puso todo el cuarto perdido con los chorros de flujo y orina que soltó la muy guarra. Paula me dice que se lo provoco al presionarle cierta zona de la vagina con mi pene, otras veces me dice que es la famosa eyaculación femenina. Yo creo que se mea de gusto por los orgasmos que le doy.

(más…)

Follando en el piso de estudiantes con una preciosa joven

07-09-2013
Sexo en el piso de estudiantes con una preciosa joven

Sexo en el piso de estudiantes con una preciosa joven

La mayoría de universitarios están tristes con la llegada de Septiembre y el inicio de las clases. En cambio para mí es la mejor época del años. Siempre ando buscando un piso de estudiantes a buen precio. Aunque el precio no es lo más importante lo realmente interesante es que tenga como compañeras de piso a jovencitas de 18 años que inician sus estudios. Todos los años disfruto follando con alguna preciosa jovencita que se deja impresionar por mi veteranía.

Este año he conseguido ligarme a una preciosidad castaña de ojos claros, encima he practicado idiomas ya que se trataba de una jovencita rusa de erasmus. Desde el primer día fue un flechazo.

A la semana de empezar las clases nos acostamos un fin de semana que salimos de fiesta. Pasamos toda la noche follando en el apartamento hasta el amanecer.

Se llama Tanya, tiene 18 años y es una jovencita caliente. Le encanta follar y disfrutar del sexo. Tiene una preciosas tetas pequeñas con grandes pezones duros. Una sonrisa contínua y unos labios carnosos que son una delicia. Es alta y delgada y tiene unas preciosas piernas largas y delgadas.

Llegamos de fiesta muy calientes y nos fuimos a la habitación. se abalanzó sobre mí y me sacó mi polla dura para chuparla sin parar. Estaba muy cachonda y quería una buena polla que la follara. A los pocos minutos estaba follando con una preciosa joven. Apoyada en el sofá con sus piernas bien abiertas recibía mis pollazos por detrás sujetándole de la cintura.

Sus tetitas se movían al compás de mis embestidas mientras gritabamos y gemíamos de placer. Nos tumbamos en el sofá, ella con sus manos me abría bien su coño para que la follara bien mientras yo le acariciaba sus tetitas. Se corrió enseguida, con sus ojos cerrados gemía mientras su coñito estallaba en un orgasmo. Yo seguía dándole duro sin parar y ella disfrutaba como una loca.

Antes de correrme se arrodilló, quería chuparme la polla mientras me corría en su boca. Pasé ese año de carrera follando en el piso de estudiantes a diario con Tanya. Cada día me sorprendía más, su juventud y sus ganas de disfrutar del sexo eran maravillosas.

(más…)

Follándome a la asistenta

03-09-2013
Una asistenta social muy cachonda

Una asistenta social muy cachonda

Esa mañana esperaba la visita de la asistenta social para verificar la calidad de mi vivienda ya que hacía poco que me divorcié y había mudado a una nueva casa. Al llamar a la puerta y abrir entró una joven. Tras comprobar que la vivienda estaba en buenas condiciones para acoger semanalmente a mi hija. Nos pusimos a charlar un poco más íntimamente, ella me hizo algunas preguntas personales acerca de mi divorcio. Y me contó que ella también había sufrido hace poco una desilusión amorosa. Lo que no imaginé esa mañana es que acabaría follándome a la trabajadora social.

Sentados en el sofá fuimos tomando más confianza, su sonrisa, su cálida voz y las tres copas de vino que llevaba con los nervios de la espera, hicieron que me fuera excitando. No podía quitar la vista de sus labios carnosos, estaban muy humedecidos y yo tenía ya una erección considerable cuando de repente se levantó y quitándose la ropa me pregunto si le parecía atractiva. Yo atónito le dije que sí que estaba muy excitado y  que desde que entró no había parado de fantasear follando con ella, que era preciosa y que su ex-novio había sido muy tonto denjándola tirada.

Ya desnuda con sólo un precioso tanga negro y unas botas altas, se me arrodillo y me saco la polla del pantalón. Empezó a chupármela desesperada, sus grandes labios y su lengua recorrían toda mi polla mientras yo no dejaba de jadear de placer, cuando mi pene ya estaba duro y tieso me levante, le quité las braguitas y empece a lamerle su coñito húmedo, mientras le chupaba su clítoris le metía los dedos en su coñito masturbándola. Ella entre gemidos me pidió que quería sentir toda mi polla dentro y me suplicaba que se la metiera toda ya.

Entonces la abrí bien de piernas y empecé a follármela bien duro mientras ella se acariciaba sus pequeñas tetitas con sus pezones grandes y duros. Al rato se levantó y se puso a 4 patas pidiéndome que se la metiera aún más dura que quería notarla toda dentro. Yo ya a punto de correrme le cogí fuerte de sus caderas mientras la follaba sin parar, al momento empezó a gemir y a gritar como una loca, me pedía que no parara que se estaba corriendo.
Cuando estaba a punto de correrme le dije que quería correrme en su boca a lo que ella accedió. Abrió su boca y mientras me pajeaba recibió todo mi semen en sus labios sin dejar de chuparla y tragarse todo el semen que salía de mi polla.

Una semana después recibí el informe del ayuntamiento, en el cual me aprobaban la habitabilidad de mi vivienda pero que debía pasar una revisión mensual para seguir comprobando que las condiciones eran las adecuadas.

(más…)

Follando con la dependienta de una tienda de ropas

26-08-2013
Follando con la empleada de una tienda

Follando con la empleada de una tienda

Tenía una boda cercana y necesitaba comprarme algún conjunto elegante. Acudí a una tienda del centro comercial sin saber muy bien que buscar. Así que me dejé recomendar por la simpática vendedora. Una joven delgada, de pequeñas tetas y una preciosa sonrisa. Mientras buscaba algo de ropa que me gustara, ella colocaba ropa en su sitio. Pude observar como se contorneaba y como exhibía su precioso culo.

Pensaba que estaba tonteando un poco conmigo pero no esperaba que al salir del probador me esperara con la tienda cerrada y en pocos segundos estaba follando con la vendedora.

Sacó mi polla del pantalón y empezó a acariciarla. Se la metió en la boca y mientras la chupaba de cuclillas se acariciaba sus pezones y coñito. Terminé follando con la joven empleada en el probador para evitar que nos vieran desde fuera. Resultó tener una elasticidad brutal. Mientras la penetraba duro colocó su pierna encima de mi hombro y dejó todo su coño bien abierto. Parecía que estaba follando con una gimnasta.

Estaba superexcitada y buscaba posturas que me permitían meterle toda mi polla hasta bien adentro mientras gemía de placer. Me sentó encima de una banqueta y se subió encima de mí para follarme sin parar. Sus pequeños pezones estaban duros y mientras me follaba no dejaba de lamerlos y chuparlos.

Mientras estaba follando  encima de mí, sus gritos y gemidos brutales delataban su orgasmo. Se corrió encima de mí y su coño chorreaba flujos de lo excitada que estaba.

Se arrodilló cogió mi polla y mientras la pajeaba fuertemente se la metía en la boca chupando la puntita de mi polla. No pude aguantar mucho rato así y me corrí en su boca y cara mientras sonreía.

Después de vestirnos abrió la tienda y me recomendó el traje que mejor me quedaba de toda la tienda.

(más…)

Me follo a la amiga de mi madre en vacaciones

26-08-2013
Me follo a la amiga de mi madre en vacaciones

Me follo a la amiga de mi madre en vacaciones

Mi madre había invitado a Yamilei, su compañera en las clases de salsa a pasar las vacaciones con nosotros. La primera tarde que nos deja solos me follo a la amiga de mi madre.

Llevábamos días deseándolo, solo tuvimos que deshacernos de mi hermanito para que nos dejara la habitación para nosotros. La desnudé primero a ella, y enseguida empezó a masturbarse mientras yo me libraba de la poca ropa que llevaba en verano.

Me arrodille junto a la cama y saboreé su coñito latino y su culito. Ella hizo lo propio con mi polla, y esta termino de ponerse dura dentro de sus boca. Después la puse a cuatro patas para follármela. Justo cuando le metí la polla por primera vez empezó a gritar. Aquello a mi no hizo mas que ponérmela más dura y que me la follase más fuerte. Los gritos se deberían de estar escuchando en todo el vecindario, pero a nosotros nos daba igual.

Mis manos masajeaban su culazo y sus tetitas. Solo conseguí callarla comiéndole la boca. Aquella tía tenia mucho vicio, mientras me la estaba follando no podía evitar estar acariciándose el clítoris y suplicarme que le diera más duro.

Cuando se subió encima mío, sus nalgas chocaban con mis pelotas con cada embestida. Si seguía follándomela así no tardaría en correrme. Dicho y hecho. Ella me estaba sacando la lengua, indicándome donde quería recibir toda mi lefa, así que saqué la polla de su coñito y en cuestión de segundos estaba descargando mi corrida en su boca. salí de la habitación para ir un momento al baño, y cunado volví encontré la puerta cerrada y junto a los gritos de Yamilei se escuchaban los gemidos de mi hermano. Allí mismo, desnudo en mitad del pasillo, no tuve más remedio que hacerme una paja.

(más…)

Joven asiática masturbandose con una gran consolador

13-08-2013
Jovencita asiatica masturbandose con una gran consolador

Jovencita asiatica masturbandose con una gran consolador

La tenía frente a mí, una joven asiatica masturbandose con un gran consolador. Estaba muy excitada, podía escuchar sus gemidos de placer mientras se masturbaba sin parar. Con una mano se metía un enorme juguetito en su coñito y con la otra se acariciaba su clítoris.

Todo sucedió en mi despedida de soltero, mis amigos me prepararon una sorpresa. Entré en la habitación y enfrente de un sofá había un cómodo sillón. No había nadie, me senté esperando nervioso. A los pocos minutos apareció una preciosa jovencita asiática. Sólo llevaba un minitanga blanco que apenas tapaba su preciso culo redondo. Se lo quitó poniendo su culito en pompa y se sentó enfrente mía.

Al sentarse pude verla bien de cerca, era muy guapa, morena y con unas tetitas naturales pequeñas que debían ser una delicia al paladar. Se sentó y se espatarró dejando su sexo bien abierto. Un coñito bien depilado en el que se podía ver su gran clítoris, se lo acarició suavemente y se lo lubricó bien preparándolo para un enorme consolador que tenía en su mano. Estaba asistiendo a un precioso espectáculo erótico con una jovencita asiática. Apenas cabía su consolador en su estrecho coño y se esforzaba por metérselo todo.

Primero empezó sólo con la puntita. Apretaba fuerte para ir poco a poco metiéndoselo en su coño empapado. Sus gemidos y jadeos de placer eran una maravilla. Y yo ya tenía una brutal erección. Saqué mi polla y comencé a masturbarme suavemente junto con ella. Mi polla estaba toda mojada, tenía la puntita llena de semen y si no me controlaba me iba a correr enseguida, así que fui poco a poco disfrutando de mi paja mientras tenía a una jovencita asiatica desnuda enfrente de mí.

Pronto consiguió meterse todo el consolador en su coño y subió el ritmo, se estaba masturbando con ganas mientras no dejaba de acariciarse sus tetitas y su clítoris. Yo también me animé y me estaba masturbando junto a ella. Los dos gemíamos de placer mientras nos observábamos. Ella no tardó en correrse, echó su cabeza atrás y cerró los ojos mientras un orgasmo le sacudía su coñito. Se tensó y mientras gritaba de placer no paraba de meterse todo el consolador en su coño y acariciarse su clítoris. Así estuvo unos minutos hasta que suavemente paró y se quedó relajada.

Ni que decir que yo ya me había corrido. Una joven asiática acariciándose sólo para mí fue mi regalo de despedida de soltero.

(más…)

Sitemap | Canalporno.xxx © 2017