Follándome a la asistenta



Esa mañana esperaba la visita de la asistenta social para verificar la calidad de mi vivienda ya que hacía poco que me divorcié y había mudado a una nueva casa. Al llamar a la puerta y abrir entró una joven. Tras comprobar que la vivienda estaba en buenas condiciones para acoger semanalmente a mi hija. Nos pusimos a charlar un poco más íntimamente, ella me hizo algunas preguntas personales acerca de mi divorcio. Y me contó que ella también había sufrido hace poco una desilusión amorosa. Lo que no imaginé esa mañana es que acabaría follándome a la trabajadora social.

Sentados en el sofá fuimos tomando más confianza, su sonrisa, su cálida voz y las tres copas de vino que llevaba con los nervios de la espera, hicieron que me fuera excitando. No podía quitar la vista de sus labios carnosos, estaban muy humedecidos y yo tenía ya una erección considerable cuando de repente se levantó y quitándose la ropa me pregunto si le parecía atractiva. Yo atónito le dije que sí que estaba muy excitado y  que desde que entró no había parado de fantasear follando con ella, que era preciosa y que su ex-novio había sido muy tonto denjándola tirada.

Ya desnuda con sólo un precioso tanga negro y unas botas altas, se me arrodillo y me saco la polla del pantalón. Empezó a chupármela desesperada, sus grandes labios y su lengua recorrían toda mi polla mientras yo no dejaba de jadear de placer, cuando mi pene ya estaba duro y tieso me levante, le quité las braguitas y empece a lamerle su coñito húmedo, mientras le chupaba su clítoris le metía los dedos en su coñito masturbándola. Ella entre gemidos me pidió que quería sentir toda mi polla dentro y me suplicaba que se la metiera toda ya.

Entonces la abrí bien de piernas y empecé a follármela bien duro mientras ella se acariciaba sus pequeñas tetitas con sus pezones grandes y duros. Al rato se levantó y se puso a 4 patas pidiéndome que se la metiera aún más dura que quería notarla toda dentro. Yo ya a punto de correrme le cogí fuerte de sus caderas mientras la follaba sin parar, al momento empezó a gemir y a gritar como una loca, me pedía que no parara que se estaba corriendo.
Cuando estaba a punto de correrme le dije que quería correrme en su boca a lo que ella accedió. Abrió su boca y mientras me pajeaba recibió todo mi semen en sus labios sin dejar de chuparla y tragarse todo el semen que salía de mi polla.

Una semana después recibí el informe del ayuntamiento, en el cual me aprobaban la habitabilidad de mi vivienda pero que debía pasar una revisión mensual para seguir comprobando que las condiciones eran las adecuadas.

Tags: , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2014