Una gran polla negra para la vendedora de enciclopedias



De repente sonó el timbre de casa, no esperaba visita así que abrí haber quien era. Una preciosa joven morena sonriente esperaba al otro lado de la puerta. Me dijo que era vendedora de enciclopédias y que si tenía unos minutos para dedicarle. Le dije que sí, al entrar pude observar sus preciosas piernas y culito contorneándose y no pude evitar pensar en que seguro que necesitaba su culito una gran polla negra para disfrutar.

Se notaba que estaba cachonda y no tardó en tener una enorme polla en el culo de la vendedora de enciclopedias. Charlamos unos minutos después de presentarnos, mis miradas a su escote eran continuas, ella sonreía y respondía sin parar de mirar mi torso que estaba casi descubierto. De repente paró de hablar y se me quedó atónita mirando el bulto de mi pantalón. Sonrió y me pregunto sí podría acariciar mi  polla empalmada.

Mientras se quitaba la blusa y dejaba sus grandes tetas naturales al descubierto, me saco una gran polla, su cara de asombro lo dijo todo. La cogió con las dos manos y empezó a pajearla suavemente. Se la llevó a la boca y empezó a chupármela, conforme chupaba mi polla crecía y crecía y ella cada vez tenía mas ganas de metérsela toda en su coñito.

La jovencita vendedora disfrutó de una gran polla de 30 centímetros, chupaba y chupaba sin parar pero no podía metérsela toda en la boca. Igual sucedía en su coñito, al penetrarla, sus gemidos de placer y gritos eran una delicia. La penetraba hasta el fondo y aún así se quedaba media polla fuera de su coñito.

Después de follarle su coñito me pidió que siguiera por su culito, que quería sentir ese pollón dentro de su culo. Encima de mí cabalgaba desesperada mientras se acariciaba su clítoris sin parar, hasta que al fin consuiguió un buen orgasmo.

Cogió mi polla a dos manos y empezó a pajearla y chuparla hasta que consuiguió sacarme hasta mi última gota de leche. Mientras tragaba todo mi semen sin parar.

Tags: , ,

Videos relacionados:

Sitemap | Canalporno.xxx © 2016